El confinamiento ha alterado nuestra rutina y ha transformado la manera en que concebimos el mundo. El cambio afecta a la actividad diaria que solíamos desarrollar, a nuestras relaciones personales y vida social. Y repercute también en los tratamientos de salud y bienestar y cada uno de sus productos específicos. En casa, sin la incidencia directa de las radiaciones solares, nos preguntamos si debemos prescindir del protector solar.

El tratamiento de cuidado facial nos acerca a la rutina.

La cuarentena nos ha enseñado a valorar la palabra rutina. Y más aún, su significado. Los expertos coinciden en señalar que no descuidar el aspecto físico y emocional, dedicando tiempo a cuidarnos por fuera y por dentro, repercute positivamente en nuestro estado de ánimo. En consecuencia, seguir con la rutina de cuidado facial es importante para nuestro bienestar. Y dentro de esa rutina de belleza, siempre adaptada al tipo de piel y sus necesidades, deben constar los siguientes pasos básicos:

  • Limpieza suave. Eliminar los restos de maquillaje y suciedad. De una a dos veces por semana se recomienda completar la limpieza con exfoliantes más profundos y mascarillas purificantes. Los productos, en gel, espuma, manteca o agua micelar variarán en función del tipo de piel, así como del objetivo que queramos conseguir. La limpieza debe acabar con la aplicación de un tónico, gracias al cual los activos del resto de cosméticos penetrarán mejor.
  • Hidratación. Por la mañana se recomienda la aplicación de una hidratante, y por la noche de un tratamiento regenerador. Como paso intermedio se puede recurrir a un sérum, adecuado a la patología dermocosmética que se quiera tratar. Antes del sérum se aplicaría el contorno de ojos.
  • Protección solar. El fotoprotector es el último paso dentro de la rutina facial diurna. Este cosmético iría antes que el maquillaje. Aunque algunos tratamientos incluyen SPF, se recomienda utilizar un fotoprotector específico de alta protección.

El protector solar es igual de necesario.

Si bien es cierto que en estos días no estamos expuestos directamente al sol, tal y como lo estaríamos en esta época del año. Hay que tener en cuenta que la exposición no tiene que ser directa para que los rayos UV penetren la piel. Basta con que se refleje en una superficie. Incluso cuando está nublado, ya que las nueves solo bloquean el 20% de los rayos solares. Y si eres uno de esos afortunados que disfruta de terraza y/o balcón para tomar el sol, más razón para que te protejas adecuadamente.

Aquí te dejamos una pequeña selección de fotoprotectores:

Filtros contra la luz azul de las pantallas.

En la cuarentena las pantallas se han convertido en grandes aliadas. Además de trabajar con ellas y mantenernos en contacto, sirven de gran entretenimiento. La luz artificial de estos dispositivos también influye en la aparición de manchas. Por ello, es conveniente optar por fotoprotectores que abordan estas radiaciones con la etiqueta ‘luz visible’. En la categoría ‘solares’ de DosFarma podrás encontrar una selección de las marcas más prestigiosas a los mejores precios online.

  • Rilastil Sunlaude Allergy 100 SPF50+ 50ml. Especialmente formulado para prevenir alergias solares en pieles sensibles y reactivas. Protege frente a rayos UVB, UVA, UR y la luz visible.
  • SVR Sun Secure Crema SPF50+ 50ml. La composición de esta crema confiere una protección completamente mineral con un toque de color de tono universal, que mantiene la tez unificada durante todo el día. Ofrece una protección frente a los rayos UVA, UVB, la luz visible e infrarrojos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here