Encías sensibles y gingivitis, ¿Qué las causa?

La gingivitis se trata de una enfermedad leve que aparece en las encías de forma bastante frecuente entre la población. Esta provoca una irritación, enrojecimiento e hinchazón en la parte de las encías que linda con los dientes. Aunque su nombre nos es común, su tratamiento debe ser tomado en consideración desde el primer momento debido que puede empeorar y evolucionar hacia una periodontitis.

La causa principal de la aparición de la gingivitis es llevar una mala higiene bucal. Al no tener una buena higiene bucal se forma la conocida placa en los dientes provocando una inflamación en el tejido de las encías. Es por ello que es tan importante lavarse los dientes, al menos dos veces al día. Utilizar el hilo dental diariamente acompañado del colutorio. Y cómo no, acudir de forma habitual a nuestro dentista, para que pueda tratar cualquier patología que aparezca y que no vaya a más.

Los síntomas más comunes de la gingivitis son: inflamación o hinchazón en las encías, rojez oscura o color violáceo en las encías. Sangrado al cepillarnos los dientes o cuando utilizamos el hilo dental. La gingivitis también puede provocar mal aliento, sensibilidad en las encías o incluso encías retraídas.

Parogencyl te ayuda a mantener una buena higiene bucal

Con el fin de poder tratar los síntomas relacionados con la gingivitis o encías sensibles, Parogencyl cuenta con una gama completa de productos bucales.

Parogencyl, por un lado, cuenta con una pasta dentífrica con acción de control para prevenir la gingivitis y reducir la placa bacteriana. ¿Cómo lo consigue?. La pasta de dientes Parogencyl Encías Control cuenta con una poderosa acción antiséptica con la que combatir la gingivitis, limitando el sangrado ocasional y la inflamación en las encías.

Para favorecer la limpieza diaria de las zonas gingivales hipersensibles Parogencyl también cuenta con Encías Forte Pasta de dientes. Ayuda a reducir el sangrado por la inflamación de las encías y optimiza la limpieza de las zonas gingivales hipersensibles. Su fórmula con clorhexidina al 0,125%, el ingrediente activo de referencia, ayuda a luchar contra la acumulación de placa bacteriana que causa problemas en las encías. También contiene perméthol al 0,250%, que ayuda a reducir los signos de inflamación ocasional de las encías.

Además, dentro de la  gama de Parogencyl también encontramos un enjuague bucal de acción antibacteriana. Se trata de Parogencyl Control Enjuague Bucal, que contribuye a incrementar la resistencia de los tejidos de la boca. Es el complemento ideal para el cepillado adecuado de los dientes, ya que su fórmula ayuda a reducir sensibilidad gingival y el sangrado de las encías.

Utiliza Parogencyl en tu rutina bucal diaria

Recuerda que para mantener una sonrisa sana y bonita es imprescindible que todos los días laves los dientes, al menos en dos ocasiones. Aunque lo ideal es que lo hagas tras cada comida. Tómate tu tiempo para la limpieza de los dientes, ya que pretendemos eliminar todos los restos evitando la formación de placa. Para ello alarga el cepillado un par de minutos.

Para el cepillado, utiliza un producto elaborado con los ingredientes indicados al problema bucal. Si presentas encías sensibles o gingivitis, utiliza Parogencyl control o Forte. Así mismo, no olvides acudir a tu especialista sanitario en salud bucal cada cierto tiempo. De esta forma tendrás un control de la situación y cualquier problema no pasará a mayores.

Tras el cepillado, deberás utilizar el hilo dental. Así, asegurarás que no queda ningún resto en aquellas cavidades y rincones interdentales a los que el cepillo no ha sido capaz de llegar. Finalmente, no olvides utilizar el enjuague bucal Parogencyl Control. Alivia el sangrado y la inflamación en las encías, al mismo tiempo que mantienen un aliento fresco de larga duración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here