La dermatitis atópica es un problema cutáneo inflamatorio que afecta con más severidad en la edad pediátrica. Los casos más graves de esta enfermedad pueden llegar a condicionar la calidad de vida tanto de la persona que lo sufre como de los familiares. Las causas de la dermatitis atópica pueden ser muy variadas. Puede estar determinada por predisposición genética, por factores ambientales, alteraciones inmunológicas o alteraciones de la función de la barrera cutánea.

Las personas con piel atópica tienen una disminución de los ácidos grasos y ceramidas, que son los lípidos naturales de la piel responsables de mantener el correcto funcionamiento de las defensas de la piel.

Cuando el pequeño de la casa padece dermatitis hay que tener especial cuidado con los productos que se utilizan (perfumes, geles, cremas, champús, etc.). Hay marcas como Pediatopic que han elaborado una gama de productos dermatológicos para niños, que ayudan a combatir los brotes de dermatitis que sufren las pieles atópicas o con problemas de sequedad. Esta marca tiene diferentes lociones hidratantes y geles que alivian los síntomas de la piel atópica del bebe  y además prolongan los periodos de interbrotes. Nutraisdin Loción Hidratante es otro producto que está indicado para cuidar la piel más sensible de los recién nacidos.

Para adultos con pieles secas o atópicas también hay varias cremas, geles y champús que alivian los síntomas, protegen e hidratan la piel. Balneum, por ejemplo es una marca que tiene una amplia gama de productos enfocados al cuidado de la piel atópica. Con sus lociones y geles la dermis permanece hidratada y combate los picores e irritaciones.

Además de todos estos productos que son muy recomendables para tratar este problema, hay diferentes consejos y rutinas que se pueden seguir para tener una piel sana y cuidada.

Una de las cosas más importantes es tener una higiene diaria, las personas con piel atópica tiene un riesgo alto de infección por bacterias u hongos. Las duchas o baños con agua templada, además de relajar pueden evitar males mayores. Tener la dermis hidratada es fundamental para alargar o evitar la aparición de brotes. No utilizar productos que contengan perfume, alcohol u otras sustancias que puedan dañar o irritar la piel. Las personas con piel atópica deben tener cuidado con la alimentación, normalmente tienden a sufrir reacciones alérgicas con algunos alimentos como los frutos secos o el huevo, lo aconsejable es tener una dieta equilibrada.  La ropa es un factor importante, puesto que es algo que está en constante contacto con nuestra piel, se aconseja no usar fibras sintéticas y evitar la lana, usar mayormente ropa de algodón. Los humidificadores en las habitaciones son muy útiles ya que purifican el ambiente. Evitar los ambientes donde haya contaminación o polvo. Un factor que hay que controlar, porque aunque muchas personas no lo crean también afecta es el estrés emocional, los ataques de estrés agravan los brotes de dermatitis. Por lo que se recomienda en la medida de lo posible tener una vida tranquila.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here