La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho un llamado urgente a los fumadores a dejar de fumar en medio del combate a la pandemia de coronavirus que se vive a nivel mundial. El organismo apuntó que tras varios estudios, un grupo de expertos estableció que los fumadores tienen más probabilidades de desarrollar síntomas graves en caso de padecer COVID-19, en comparación con los no fumadores.

¿Cuál es el riesgo de los fumadores ante el COVID-19?

El tabaquismo disminuye la capacidad pulmonar. Por esa razón si alguien que fuma adquiere el COVID-19 podría tener mayores problemas para enfrentar al virus o enfermedades asociadas que pueda tener derivado de su adicción al cigarro.

El tabaco también es un factor de riesgo para las enfermedades no transmisibles. Estas pueden ser las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes.  Esto pone a las personas con estas condiciones en un mayor riesgo de desarrollar enfermedades graves cuando se ven afectadas por el COVID-19.  Es por ello que la propia OMS ha llamado a la población a intentar dejar de fumar durante esta época de pandemia.

En la actualidad, el tabaco mata en el mundo a más de ocho millones de personas cada año. Además, aproximadamente 1,2 millones también fallecen a causa del humo ajeno al que están expuestos los no fumadores. Bajo este panorama, la OMS hizo un llamado a dejar de fumar “lo antes posible”, ya que en caso de padecer  COVID 19 se dificulta el tratamiento a aplicar.

Cuida tu salud y la de los tuyos

Fue conocerse que los estancos mantendrían abiertas sus puertas  durante el estado de alarma y la polémica ya estaba servida. ¿Son realmente una necesidad básica? El hábito de fumar se asocia en muchos casos a una mayor gravedad del cuadro clínico del paciente. Diferentes estudios aseguran que los fumadores están más expuestos a desarrollar síntomas graves porque el daño que el tabaco provoca en sus pulmones les deja más indefensos frente al virus.

En plena cuarentena, y con familias enteras confinadas en sus casas, es más importante que nunca concienciar al fumador de no dejar todos los rincones repletos de humo y olor a tabaco. Esto aumenta aún más aún si convives con niños pequeños, embarazadas, personas mayores o aquellas que presenten alguna enfermedad.

Dejar de fumar no es fácil, y menos si la persona que fuma está expuesta a situaciones de estrés a las que no estaba acostumbrada. Así que el confinamiento obligado por el coronavirus no resulta un buen aliado. Estos cuadros de ansiedad, así como la soledad, pueden aumentar el consumo de tabaco en estos días, ya de por sí disparado en España.

¿Cómo puedo superar los momentos difíciles después de dejar de fumar?

  • Durante los primeros días después de dejar de fumar prueba pasar el mayor tiempo posible en lugares públicos en los que no se permite fumar.
  • Cuídate. Bebe agua, aliméntate bien y duerme lo suficiente para descansar.
  • No consumas alcohol, café ni cualquier otra bebida que asocies con fumar durante al menos varios meses.
  • Si extrañas la sensación de tener un cigarrillo en la mano agarra otra cosa, como un lápiz o una canica.
  • Prepárate para lidiar con las situaciones o crisis futuras que pudieran llevarte a fumar nuevamente y piensa sobre todas las razones importantes por las que decidiste dejar el hábito.
  • Cepíllate los dientes y disfruta del sabor refrescante.
  • Haz rondas breves de ejercicios para estar activo y distraído.
  • Llama a un amigo, familiar o una línea telefónica para dejar de fumar cuando necesites ayuda adicional o apoyo.
  • Come de cuatro a seis comidas pequeñas durante el día en vez de una o dos comidas abundantes. Esto mantiene tus niveles de azúcar en la sangre constantes, tu energía en equilibrio y ayuda a prevenir el deseo de fumar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here