¿Estás más cansado de lo normal? ¿Irritable? O ¿desmotivado? No te preocupes estás atravesando por lo que se denomina astenia primaveral, un trastorno que se suele dar en primavera y que causa malestar, cansancio, desmotivación o alteración del humor.

La astenia primaveral es un problema frecuente en estas fechas que afecta a una gran parte de la población que se siente más cansada de lo normal, ya que su cuerpo debe adaptarse a los nuevos cambios: condiciones lumínicas, temperatura, cambios de humedad, etc. En el caso de que la astenia primaveral y sus síntomas duren más de 10-15 días se debe consultar con un especialista por si se trata de algún problema más grave.

Por lo tanto, si tienes astenia presentarás síntomas como cansancio, falta de apetito, fatiga física y mental,  hipersensibilidad, somnolencia e insomnio, entre otros. Entre las causas de la astenia primaveral destacan los cambios de horario (se adelanta una hora del reloj), hay más horas de luz, lo que a su vez hace que se cambien las rutinas todo ello lo que provoca una reducción en la producción de endorfinas, aquellas hormonas que generan la sensación de bienestar.

Además, el incremento de horas de luz aumenta la segregación de melatonina, la hormona encargada de regular el sueño. Generalmente las personas se adaptan rápido a estos cambios, aunque los niños y los ancianos pueden ser los que más padezcan esta adaptación.

Para la astenia primaveral el tratamiento más adecuado es:

  1. Mantener horarios fijos: para que el organismo alcance de nuevo el equilibrio es necesario seguir una serie de horarios fijos en lo relativo al descanso y la alimentación. Han de seguirse las rutinas.
  2. Cuidado con la comida: es importante hacer 5 comidas al día para que el cuerpo no sufra alteraciones. La dieta debe incluir alimentos ricos en nutrientes y que aporten mucha energía. Debe reducirse el consumo de comida basura.
  3. Beber mucha agua: lo recomendable es beber dos litros de agua al día para estar bien hidratados. Una mala hidratación puede provocar numerosos dolores de cabeza y malestar general.
  4. Un buen descanso: lo mejor es dormir unas 8 horas diarias y seguir también unas rutinas previas como: cenar al menos tres horas antes de irse a dormir, no mirar ni consultar pantallas previamente, intentar irse a dormir todas las noches a la misma hora y que la habitación este a una temperatura adecuada en torno a los 18ºC.
  5. Realiza ejercicio: se recomienda la realización de ejercicio de forma moderada, ya que esto estimula la producción de endorfinas. Se recomienda caminar, nadar, montar en bici, etc.

Si pese a seguir estos consejos notas que la astenia primaveral y sus síntomas siguen presentes. Puedes optar por tomar complementos alimenticios a base de jalea real, ginseng o guaraná.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here