Si por algo se caracteriza la navidad, además de por los días en familia al cobijo del brasero y la amplia colección de colonias, calcetines y pijamas que nos traen los reyes magos, es por las copiosas comilonas que siempre dejan en nuestro cuerpo algún que otro kilo y más de un estómago pidiendo clemencia. Frente a esta sobrecarga de fiestas, cenas y comidas que no deja tiempo físico para cuidarse, se han puesto de moda ciertas soluciones nutricionales que acaban siendo de todo menos saludables. Por ejemplo, las dietas desintoxicantes. Si como yo no teníais ni idea de lo que significaba la detoxificación, no os preocupéis, que vamos a explicarlo como es debido. El término está estrechamente relacionado con las denominadas dietas detox que, ojo cuidado, si son demasiado estrictas pueden resultar muy peligrosas para la salud y el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Para entendernos: se trata de dietas depurativas basadas en el consumo exclusivo de batidos para adelgazar que buscan “limpiar” el sistema digestivo de todo exceso de azúcares y grasas.

El problema de estas dietas milagro es precisamente eso, que cuando se habla de bajar todos esos kilos de más en cuestión de tres o diez días, ya se debería de sobre entender que eso no puede ser bueno, y mucho menos sano. Privar al organismo de alimentos ricos en nutrientes y minerales durante un periodo de tiempo, por corto que este sea, con la firme esperanza de perder peso rápido y sin esfuerzo, puede acabar produciendo el llamado efecto yo-yó: lo primero que se pierde es musculatura, este desequilibrio entre grasa y masa muscular consigue que las futuras calorías ingeridas tras la dieta sean mucho más difíciles de quemar. Por tanto, hay que tener en cuenta que los batidos para adelgazar ricos en fruta y verdura pueden ser buenos siempre y cuando vayan acompañados de una buena dieta, rica y variada, de la mano del ejercicio y la actividad física, aumentando el consumo de agua y reduciendo el de bebidas ricas en azúcares, los refrescos con gas, el alcohol y el tabaco.

Dentro de este tipo de dietas agresivas se pueden encontrar dos variantes: por un lado la dieta vegana, donde se eliminan todos los productos animales y que se enfoca en proporcionar todos los nutrientes y minerales a través de batidos 100% veganos; o la dieta vegetariana, algo menos radical en el uso de sus ingredientes, pudiendo endulzar los zumos con miel y otros derivados de los animales. En todo caso, como hemos dicho, lo mejor para el cuerpo siempre será acostumbrar al organismo a través de dietas que prioricen la ingesta de agua como bebida habitual, el consumo de frutas y verduras por su alto contenido antioxidante, legumbres y cereales integrales que son una gran fuente de agua, el uso del aceite de oliva solo para condimentar, escoger platos y cocciones adecuadas y complementar todos estos hábitos alimenticios con el ejercicio regular y un buen descanso. También es recomendable sustituir alguna de las cenas por batidos para adelgazar como los de Optifast, que ayudan al control del peso a la vez que nutren gracias a su alto contenido en vitaminas, minerales y fibra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here