Existen muchos tipos de dolor. El agudo o puntual, por el motivo que sea, es algo a lo que todas las personas deben enfrentarse alguna vez en su vida. Las complicaciones aparecen cuando se vuelve algo persistente, crónico. Esto puede poner en jaque la vida de cualquiera y provocar que no pueda continuar su día a día con normalidad.

El abordaje de este tipo de dolor debe ser prioritario. Cada día, 8 millones de personas en España deben enfrentarse a él. El perfil de las personas que sufren dolor crónico es de mayores de 51 años, predominando las mujeres.  Desde DosFarma reivindicamos la importancia de la inversión en métodos para investigar y evitar esta situación.

¿Por qué se celebra el Día Mundial contra el Dolor?

Esta iniciativa fue desarrollada por la Organización Mundial de la Salud. Cada año, el día 17 de octubre se celebra El Día Mundial contra el Dolor. La OMS busca reivindicar la importancia de que el dolor se considere una enfermedad en sí misma. También, que poder aliviarlo se incluya como derecho humano. Actualmente está considerado el quinto signo vital. Los otros cuatro son la temperatura corporal, la presión arterial, la frecuencia cardíaca y respiratoria.

Una de cada cinco personas que acuden a atención primaria presentan dolencias crónicas moderadas.  Por otra parte, una de cada tres presenta un dolores crónicos que les impiden seguir con su vida normal.

Las consecuencias de sufrir esto son muchas y en muchos campos de la vida. Desde, evidentemente, consecuencias físicas, hasta consecuencias psicológicas. No poder disfrutar de una vida plena no dolorosa y no encontrar situación puede menguar el bienestar mental. Además, existe el coste económico, tanto para la persona que sufrelo sufre como su entorno. El coste de los tratamientos y pruebas y el absentismo laboral se llevan cada año miles de euros.

Qué es el dolor crónico

Como ya hemos dicho, el dolor puede dividirse en tipos. Principalmente, existe el puntual o agudo, y el crónico. Un ejemplo de dolor puntual sería una herida, una fractura o una inflamación orgánica tipo apendicitis. Se trata de dolores que aparecen y desaparecen después de un tratamiento médico o simplemente con el tiempo.

El dolor crónico es distinto. Se considera así al que dura más de seis meses o que se prolonga en el tiempo más de lo previsto. También se considera crónico cuando no se encuentra una causa aparente. Este tipo de dolor también se puede dividir en dos tipos, el nociceptivo y neuropático. El primero es el tipo que es fácil localizar, como una lesión mal curada, mientras que el segundo tipo tiene normalmente origen desconocido.

Por último, existe un último tipo de dolor crónico: el oncológico. El cáncer es una enfermedad que, en sí misma, provoca dolores. También, los tratamientos que se usa para combatirlo suelen tener resultar, al mismo tiempo, dolorosas. Los pacientes oncológicos presentan dolores basales, es decir, todo el tiempo. Además, esta situación provoca también dolor irruptivo. Esto se define como un pico de dolor dentro del basal, que suele tener corta duración.

Cómo tratar el dolor crónico

El primer paso para tratar este tipo de dolor es conocer su causa. En el tipo en el que la causa es desconocida, el único tratamiento posible es la analgesia. Si, por el contrario, se conoce el origen, se puede combinar esto con otros tratamientos. Entre estos métodos están los tratamientos físicos, como la fisioterapia, y la terapia psicológica o conductual. Este último tipo de tratamiento se basa en técnicas como la relajación para intentar disminuirlo.

Cuando estos tratamientos fallan, se suele pasar al tratamiento con medicamentos y sustancias. Los que se usan son antiinflamatorios no esteroides, analgésicos no secundarios (como antidepresivos) y opiáceos. El uso de este último tipo de sustancia debe estar regulado y controlado. Esto se debe a que los efectos secundarios a largo plazo son desconocidos y, a menudo, pueden distorsionar el efecto de otros medicamentos. Además, pueden llevar a adicción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here