Un año más se vuelve a celebrar el Día Mundial contra la Hepatitis, promoviendo la concienciación sobre las hepatitis víricas que provocan la inflamación del hígado, y la aparición de ciertas enfermedades severas. Te contamos cuándo es el día de esta enfermedad, en qué consiste esta enfermedad y sus tipos, por qué es importante la celebración de este día y qué podemos hacer desde Dosfarma frente a ella. Acompáñanos.

¿Cuándo se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis?

Un año más, el 28 de julio vuelve a celebrarse el Día Mundial contra la Hepatitis. Este año, el lema escogido ha sido: ‘La hepatitis no puede esperar‘. Con este lema se trata de concienciar de la urgencia de:

  • que las personas con hepatitis reciban su tratamiento para salvar su vida.
  • que las mujeres embarazadas reciban sus pruebas y tratamientos para prevenir la transmisión a sus bebés.
  • que los bebés recién nacidos reciban su vacuna.
  • que los pacientes estén protegidos frente al estigma y la discriminación social.

Durante este día, la OMS busca que los responsables nacionales de las políticas se comprometan a la eliminación de la enfermedad para 2030, la financiación de su atención, el cuidado de las personas más vulnerables y a la solidaridad internacional.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es la inflamación del hígado, por lo general con una causa viral, pero no siempre. Al inflamar el hígado, afecta a su funcionamiento. Mientras que algunos tipos de hepatitis causan inflamación aguda del hígado, otros causan inflamación aguda y crónica.

La hepatitis no siempre provoca síntomas. De hecho, puede darse el caso de personas infectadas que, por no presentar síntomas, desconozcan su infección. Cuando la enfermedad cursa con síntomas, estos pueden ser la fiebre, fatiga, pérdida de apetito, orina oscura o ictericia, por citar solo algunos.

Otro de los problemas que puede conllevar una infección por hepatitis son sus complicaciones clínicas. Estas últimas pueden incluir la cirrosis, la insuficiencia hepática o el cáncer de hígado. Una detección temprana sirve siempre de ayuda para evitar tales complicaciones.

Tipos de hepatitis

Existen diferentes tipos de hepatitis, siendo las hepatitis B y C las de mayor prevalencia. Entre ambas, por año, provocan 1.1 millones de muertes y 3 millones de nuevas infecciones.

Hepatitis A y E

Se transmiten mediante el agua y los alimentos contaminados. Por lo tanto, una adecuada red de higiene pública, con un tratamiento óptimo del agua y un control propicio de los alimentos, ayuda a prevenir su transmisión. Para el virus de la Hepatitis A existe una vacuna eficaz. Ambos, el virus A como E, provocan siempre hepatitis agudas epidérmicas, que nunca llegan a hacerse crónicas. Su curación es espontánea en la mayor parte de los casos, aunque menos del 1% puede sufrir un curso agudo, necesitando un tratamiento de urgencia o incluso trasplante.

Hepatitis B

Se transmite mediante el contacto con la sangre de una persona afectada, así como con el contacto con otros fluidos corporales. Las relaciones sexuales sin protección y el compartir jeringas pueden ser 2 potenciales vías de contagio. Existe una vacuna eficaz para su prevención. Su manifestación aguda remite en el 90% de los casos, haciéndose crónico ese restante 10%.

Hepatitis C

Se transmite también mediante el contacto con la sangre de una persona infectada, pero se conoce que el virus de la Hepatitis C no es muy eficaz para contagiar mediante otros fluidos corporales. Su manifestación aguda evoluciona a un cuadro crónico en el 80-90% de los casos.

Hepatitis D

Solo afecta a personas ya contagiadas por el virus de la Hepatitis B.

Además, sin mediación de virus, también existen la hepatitis alcohólica, hepatitis tóxica (fármacos, venenos o químicos) o hepatitis autoinmunes (sin causa conocida).

Hepatitis en cifras

Las cifras sobre la prevalencia e impacto de la hepatitis son reveladoras:

  • cada 30 segundos muere una persona a causa de una enfermedad relacionada con la hepatitis.
  • la hepatitis B y C provocan 1.100.000 muertes al año.
  • 9.400.00 personas reciben tratamiento para la infección crónica por el virus de la hepatitis C.
  • solo el 10% de las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B son diagnosticadas, y solo el 22% de ese 10% recibe tratamiento.
  • un 42% de niños a nivel mundial tiene acceso a la dosis de nacimiento de la vacuna frente a la hepatitis B.

Por qué se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis

La celebración de este día es importante, ya que con él la OMS (Organización Mundial de la Salud de la ONU) puede llamar la atención de los líderes mundiales, acerca de la necesidad de abordar la prevención y el tratamiento de esta enfermedad. Más aún, cuando los virus A, B, C y E son prevenibles, cuando existe vacuna para los virus A y B, y cuando existen tratamientos y medicamentos para aquellos casos crónicos. De lo que se trata es de concienciar a los líderes nacionales de prestar la atención y financiación necesaria, para proteger a las personas más vulnerables, mejorar la calidad de vida de las personas afectadas e incluso acabar con la enfermedad para 2030.

Para conseguir esa concienciación, se pueden llevan a cabo una serie de fórums de expertos, eventos institucionales, mensajes de concienciación en centros médicos, debates en radio o tv, artículos en prensa escrita o incluso campañas locales, como carreras populares o exposiciones.

¿Qué puede hacer Dosfarma frente a la hepatitis?

Podemos poner nuestro pequeño grano de arena. Un grano de arena es esta publicación, donde tratamos de concienciar a nuestra comunidad. Otro grano de arena son aquellos productos de nuestra farmacia online, que por su composición protegen y son saludables para el hígado. Hablamos de suplementos alimenticios con ingredientes como el cardo mariano, extracto de alcachofa o las hojas de desmodium, por citar algunos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here