¡Feliz 30 aniversario! Sí, lees bien, este 1 de diciembre de 2018 se cumplen tres décadas desde que se celebrase en 1988 el primer Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA. Aunque entonces no contaban con los recursos tecnológicos actuales, entendían perfectamente los riesgos que supone esta enfermedad para las personas. Así que si tienes tu lazo rojo no lo dejes guardado, y de no tenerlo no te preocupes. Es hora de demostrar al mundo que estás concienciado con la causa y que sabes de la importancia que tiene la difusión de información sobre esta enfermedad al máximo número de personas.

Desde hace más de tres décadas que los científicos llevan estudiando el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, VIH, buscando entender su funcionamiento y las posibles maneras de combatirlo. Es por ello que el 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA para que este tema coja la importancia que debe tener y seamos conscientes de todo lo que se necesita saber sobre él. No hace falta padecer esta enfermedad para aportar nuestro grano de arena en respeto de todas aquellas personas que la han padecido y en ayuda para evitar futuros casos.

Campaña del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

Una de las acciones que demuestran nuestra valía como personas empáticas, y concienciadas con el entorno que nos rodea, son la creación campañas solidaridad o movimientos para dar visibilidad a temas de interés para la sociedad, pero que no repercuten tanto como deberían. Es por ello que el 1 diciembre de cada año, fecha en la que se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, se lleva a cabo una campaña para solidarizar a las personas con respecto a este tema, otorgarle mayor visibilidad y dar a conocer los avances médicos que se están realizando.

Desde que hace 30 años, el 1 de diciembre de 1988, se celebrase por primera vez el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, cada año se aprovecha esta fecha para mostrar los avances científicos que se están obteniendo en el estudio de esta enfermedad, además de darle visibilidad al tema y hacer conscientes a las personas de lo importante que es estar informados sobre esta afección. El famoso lazo rojo que tan bien conocemos, se creó en 1990 para recordar a las personas que hemos perdido a causa del Sida, incluso hoy seguimos usando este hermoso símbolo a manera de respeto y solidaridad.

Cada año que pasa aprendemos y descubrimos nuevos datos e información sobre el Sida. Es por ello que la ONUSIDA propone un tema y enfoque nuevo para cada campaña, dándole un lavado de cara a sus dos últimas campañas, gracias a su enfoque más empático y cercano para las personas. Con la campaña “Mi salud, mi derecho” de 2017 se dio un golpe sobre la mesa cambiando totalmente el enfoque. En ese momento se nos puso el problema en las manos, para que lo sintiésemos como nuestro y nos diésemos cuenta de lo que estábamos haciendo mal. Lo que se quiso demostrar es que todas las personas tienen derecho a la salud, a poder tratar sus enfermedades sin importar cuál sea esta. Esta campaña sorprendió en gran manera ya que nos abrió los ojos y pudimos darnos cuenta de que el Sida va más allá de la persona que lo padece, sino que también nosotros podemos afectar, a mejor o peor, en quienes lo sufren. Este año nos movemos bajo el lema “Conoce tu estado”. Este es un nuevo punto de vista de prevención ante esta enfermedad; así lograremos entender que el famoso dicho “más vale prevenir que curar” es más importante de lo que nos pensamos, y que a la hora de prevenir esta enfermedad tenemos el balón en nuestro tejado.

¿Qué debes saber sobre el SIDA?

Lo primero y más importante que debemos saber sobre esta enfermedad es que NO debemos apartar a las personas que la padecen, ya que no les impide tener una vida social o mantener el trato con las personas. Una vez dicho esto, tenemos que aprender a diferenciar entre Sida y VIH ya que no son lo mismo, pero ¿qué les diferencia? Debemos saber que el Sida es la enfermedad y el VIH es el virus que la produce.

Imaginemos que estamos en un partido de fútbol por nuestra vida, pero ni siquiera lo sabemos. Nuestro cuerpo es el estadio donde juega el equipo local, por lo que podemos presumir de nuestro once de gala formado por nuestros mejores anticuerpos, dirigidos por nuestro sistema inmunológico, y nos enfrentamos al temible equipo del VIH. Durante el enfrentamiento se pueden dar muchas situaciones y muchos resultados, todo dependerá del apoyo que le demos a nuestro sistema inmunológico y cómo se defienda antes las embestidas del equipo visitante, pero ¿qué pasa con el Sida? Pues bien, una derrota ante el VIH sería el sida. Si nuestras defensas no son capaces de detener los ataques de este virus, ya sea porque son ineficaces o poco eficientes, esto terminaría produciendo la enfermedad, que recibe el nombre de Sida. Aunque el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) es el que desencadena el Sida (Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida), se puede estar infectado sin padecer la enfermedad. Es decir, podemos ser portadores del VIH, pero no sufrir ni tener los síntomas del Sida. Este virus únicamente ataca y debilita nuestro sistema inmunitario, por lo que cuando este no es capaz de defendernos del ataque de agentes externos y corremos el riesgo de contraer infecciones y cánceres, se produce la enfermedad.

¡Tranquilo, no te alarmes! Que este virus no se propaga como si de un poco de polvo se tratase. El VIH solo se transmite por la sangre, semen y líquido preseminal, fluidos rectales, fluidos vaginales e incluso por la leche materna (en caso de que la lactante sea portadora del virus). En ningún caso se contagia a través del sudor, la saliva o la orina. Por eso es importante que las personas que sufren esta enfermedad, o son portadoras del virus, no se sientan apartados o un peligro para el resto ¡Ahí es donde empieza nuestro trabajo como personas!

Día Mundial del Sida de 2018: “Conoce tu estado”

En el 30 aniversario del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se utilizará el lema “Conoce tu estado” para la campaña de este año. Aunque tres de cada cuatro personas que viven con el VIH saben que son portadoras del mismo, la ONUSIDA asegura que queda mucho camino por recorrer para que todas las personas que viven con este virus sean conscientes de ello.

La campaña de este año pretende llevar las pruebas del VIH al mayor número de personas, ya que estas son esenciales para ampliar el tratamiento y reducir la aparición de la enfermedad, además de asegurarles a las personas que poseen el virus la posibilidad de llevar vidas saludables y productivas. Cuanto mayor sea el número de personas que conozcan su estado de salud, más posibilidades de reducir el riesgo de contraer el Sida existen. A pesar de que existen numerosas formas de ampliar el acceso a las pruebas del VIH, siguen existiendo variedad de obstáculos que dificultan su realización. Barreras como el estigma y la discriminación social que se produce alrededor de esta enfermedad, son algunos de los principales motivos contra los que combate la campaña de este año.

¿Ya te has hecho las pruebas? ¿A qué esperas? Recuerda que conocer tu estado de salud es importante para ti y para todos los que te rodean. Realizar las pruebas no te costará nada y te aportará mucho. Desde DosFarma aprovechamos la campaña “Conoce tu estado” para animaros a que no esperéis al último momento para realizaros estas pruebas. Estar informados a tiempo os puede ayudar a evitar futuros males.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here