El 21 de enero se celebra en todas las estaciones de esquí el día mundial de la nieve. Todo este día está lleno de celebraciones y actividades relacionadas con los juegos y entretenimientos de nieve. Se estima que alrededor de 40 países se van a organizar más de 500 actividades. Pero, cuál es verdadero propósito de celebrar este divertidísimo día. Continúa leyendo el artículo y conócelo todo acerca de este bonito día.

Una práctica divertida y peligrosa

El día de la nieve además de recordarnos lo bien que podemos pasarlo cuando el suelo está más helado y blanco de lo habitual, tiene un doble fondo. Se trata de un día aprovechado para la concienciación de los peligros que también entraña la práctica de actividades sobre las nieves. En especial se recuerda la presencia de los aludes y su posible aparición en cualquier momento.

Así mismo, también pueden producirse grandes nevadas en cotas bajas. Esto afecta en especial a las carreteras por las que queda imposibilitado la continuación normal de los coches. En ciertas zonas geográficas es común que todos los inviernos se produzca esta situación, por lo que toda precaución es poca cuando se coge el coche. Si nos vamos a adentrar en una zona donde existe un riesgo de nevada, o ya ha nevado, es imprescindible la utilización de los dispositivos existentes para prevenir cualquier tipo de peligro que nos salve la vida. Como por ejemplo, las cadenas, una correcta asimilación de las temperaturas del exterior, La ropa de abrigo y provisiones también son elementos que nunca debemos dejar olvidados ante periodos de nieve.

Por último, este día también nos recuerda el papel que juega en el medio ambiente como parte del ciclo del agua. Esta nieve de la que tanto nos gusta disfrutar en las faldas de las montañas, se acumula en determinadas zonas. Es precisamente esta nieve la que se va acumulando para formar almacenes de agua. Estos se liberarán con la llegada de la primavera dejando tras de sí un precioso camino de agua hasta llegar a los embalses o a los ríos. De hecho, en España, el deshielo de la nieve supone un gran bien necesario en primavera y en verano debido a que carecemos de precipitaciones en determinadas zonas geográficas.

Cuidados de la piel en una jornada de nieve

Si ya te has decido a disfrutar de la nieve en este día o en otro, debes considerar la importancia de mantener contigo una serie de cuidados. Esto se debe más bien a que creemos habitualmente que con el frío el sol, por ejemplo, no nos afecta. Es como si dejase de existir y de quemar nuestra piel. Como has podido concluir, esto no es así. Debes llevar siempre contigo un protector solar. No solo tienes que aplicarlo antes de exponer tu piel al sol, sino que deberás hacerlo cada dos horas, o si se desprende el protector de la piel.

Una buena opción para llevarte contigo es el:  Fotoprotector Isdin Combi SPF 50+ 20ml. La ventaja de este fotoprotector es que nos servirá para la piel del cuerpo y para los labios. Los cuales habrás notado que se cuartean y agrietan con una facilidad sorprendente en la nieve. Este stick es muy práctico y está especialmente indicado para la protección solar de rostro y labios. Está indicado para todo tipo de pieles y recomendado, sobre todo, para aquellas personas que practican deporte al aire libre.

Cuenta con un cordón que te podrás colgar contigo siempre de forma cómoda. Así siempre estarás protegido del sol y no tendrás que lamentar las quemaduras después. Y ahora, ¡A disfrutar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here