La obesidad está catalogada como una de las patologías más peligrosas y dañinas de la actualidad.

¿Cuándo se considera obesidad?

El peso adecuado se puede saber calculando el IMC. el peso en kilos partido por la altura en metros al cuadrado.

La obesidad se caracteriza por una acumulación excesiva de la grasa en el organismo al punto de llegar a atentar directamente con la vida de quien lo padece. Conlleva problemas serios de salud como presión arterial alta, enfermedades cardíacas, diabetes y ciertos tipos de cáncer.

En términos generales la obesidad se presenta cuando la cantidad de calorías consumidas y en reserva, es mayor a las que se queman en las actividades diarias. Al no poder deshacerse de esas calorías el cuerpo las conserva en forma de grasa.

Generalmente las personas que padecen algún tipo de obesidad lo sufren por factores hereditarios, influencia del entorno en función de la dieta personal. Y, por su puesto, malos hábitos en cuanto a la actividad física.

Sin embargo, muchos expertos coinciden que en la mayoría de los casos la obesidad se debe a una relación de dependencia emocional con la comida. Esto quiere decir que las personas buscan refugiarse en la comida como un escape a los problemas a los que se enfrentan día a día. Los más comunes suelen ser una baja autoestima o inseguridades.

Un factor de riesgo ampliamente reconocido, pero del que poco se tiene conciencia son las comidas y bebidas de restaurantes rápidos. Estos alimentos contienen grandes cantidades de grasas saturadas, azúcares y aditivos que tienen un alto impacto. Especialmente en las personas propensas a padecer obesidad.

Día mundial de la obesidad

Según estadísticas y análisis más de una cuarta parte de la población mundial sufre de obesidad y problemas asociados. Es por ello que cada 12 de noviembre se celebra el día mundial de la obesidad. Fecha instaurada por la OMS.

Este día tiene por objetivo sensibilizar a las personas sobre esta realidad para adoptar nuevas formas de vida. En las que se promueva una alimentación sana y adecuada según la edad. Además de exigir a los gobiernos lugares seguros y gratuitos en los que se pueda practicar actividad física, previniendo la obesidad y sus consecuencias, pero no es tan fácil como parece.

Solo en Estados Unidos, a pesar de tener una gran maquinaria en la que se muestran las consecuencias de padecer esta enfermedad, un 20% de la población infantil tiene sobrepeso, teniendo mayor incidencia en las niñas. Pero la mayoría de estas familias han tomado la obesidad como un estilo de vida normal.

Además, actualmente se pueden encontrar países en los que la obesidad y la desnutrición conviven, como es el caso de India.

En una encuesta del año 2016 realizada en la Unión Europea se detectó que los 27 países miembros tienen programas para tratar la obesidad dirigidas por los respectivos sistemas de salud y algunos grupos privados; sin embargo, solo los planes implementados por Alemania, Austria y Letonia son los más completos y concisos en sus objetivos de prevención.

A pesar de ello, aún hay lugares en donde esta problemática está siendo tomada muy en serio como en México por ejemplo. En varios estados de la nación azteca han impuesto una prohibición de venta de refrescos y dulces a menores de 18 años, como una forma de prevenir el libre consumo de azúcares y comida chatarra por parte de la población infantil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here