El 10 de octubre se celebra cada año el Día Mundial de la Salud Mental. La Organización Mundial de la Salud define salud mental como “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.”

De esta manera, la salud mental es tan importante como la física. Desde DosFarma reivindicamos su importancia y la de tomar siempre medidas que la protejan y la aseguren.

El Día Mundial de la Salud Mental 2019

Cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dedica este día para un problema en concreto. Este 2019, la prevención del suicidio ha sido el foco donde la OMS ha querido centrarse y sensibilizar sobre un problema cada vez más grave.

Cada año, 800 mil personas pierden la vida a causa del suicidio. Esta cifra se vuelve todavía más preocupante si nos centramos en nuestro país. En España, cada día 10 personas se suicidan. Este número dobla el de las personas que mueren por accidentes de tráfico. Por esto, la detección del riesgo de suicidio es fundamental para ayudar a las personas que pueden estar decidiendo acabar con su vida.

La Confederación SALUD MENTAL España ha puesto en marcha la campaña “Conect@ con el mundo”. La finalidad es fomentar los abrazos entre las personas para hacer visible la conexión entre personas. El aislamiento, la soledad y la incomprensión son sensaciones propias de personas con riesgo de suicidio. Por eso es tan importante que las personas con riesgo de suicidio recuperen la sensación de conexión con su entorno.

Formas de prevenir el riesgo de suicidio en el entorno

Existen diferentes métodos de detectar y prevenir riesgo de suicidio. Desde DosFarma te instamos a que acudas a un profesional de la salud mental si detectas cualquiera de estos síntomas.

Entre los comportamientos que pueden llevar a pensar que hay riesgo de suicidio destacan los siguientes: trastorno bipolar, trastorno límite de la personalidad, depresión, consumo de drogas, consumo excesivo de alcohol y cuestiones de vida estresantes. También hay que poner atención en el pasado de la persona: Un historial de violencia o abusos físicos o emocionales, situaciones que puedan derivar en estrés postraumático y carencias afectivas.

En cuanto a los detonantes presentes que pueden llevar a alguien a tener pensamientos suicidas, pueden ser: envejecimiento, muerte de un ser querido, adicciones, enfermedades físicas o problemas personales, entre otros. En el caso de los jóvenes y adolescentes, las causas que puedan llevar al suicidio suelen ser diferentes: rupturas sentimentales, suicidio de un familiar, antecedentes de abandono, antecedentes de autoagresión y, por supuesto, acceso a armas.

Qué es la salud mental

Muchas ocasiones escuchamos el término Salud Mental, pero es posible que no tengamos claro el significado. Cuando alguien dice que tiene un problema de salud mental o enfermedad mental, se suele asociar a enfermedades como la esquizofrenia o la bipolaridad, pero no son solo estos trastornos. Otros más frecuentes como la depresión, la ansiedad o trastornos de alimentación comprometen también la salud mental.

Las enfermedades mentales se pueden desarrollar por muchos motivos. Entre ellos, destacan los factores genéticos. Algunas personas tienen tendencia a ciertas enfermedades mentales porque viene en sus genes. Siguiendo con las causas médicas, también puede ser por desequilibrios químicos o lesiones traumáticas en el cerebro. Entre los factores no biológicos, destaca el consumo de drogas o de alcohol, así como experiencias traumáticas en la vida.

El tratamiento de las enfermedades mentales para recuperar la Salud Mental difiere en función de la situación. El primer paso y uno de los más importantes el diagnóstico. Para ello hay que estudiar el historial médico, realizarle un examen físico con pruebas de laboratorio y una evaluación psicológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here