¿Qué se conmemora en el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión?

El Día Mundial de Lucha contra la Depresión se celebra el 13 de enero con el fin de sensibilizar, educar y evitar la gravedad de esta enfermedad sobre la población a nivel mundial. Sus cifras aumentan cada año significativamente, por lo que la señalización en el calendario de una fecha de concienciación sobre la depresión es indispensable.

El objetivo en el 13 de enero es claro: Concienciar e informar acerca de esta enfermedad. De hecho, si atendemos a los datos, España es el país con peores datos sobre personas que la padecen.

Aún así, se trata de un tabú que discurre por la sociedad al mismo tiempo que afecta a un número considerable de esta. El principal problema de la falta de información y conciencia de la depresión es que se estima que: un 50% de las personas con depresión no son diagnosticadas.

¿Qué es la depresión?

Los momentos de tristeza, pensamientos negativos o la dificultad para dormir, forman parte de nuestra vida, y no necesariamente significa que padezcamos de depresión. Las personas experimentamos una larga gama de sentimientos día a día y la mayoría dependen de los acontecimientos que nos ocurren.

La depresión, por su parte, es una enfermedad, como lo pueden ser la diabetes o la obesidad. Por lo tanto, al hablar de una enfermedad entendemos que: tales sentimientos se presenten de forma casi continua durante un periodo superior a dos semanas. Además, provoca un malestar grave sobre una o varias facetas de la actividad diaria.

Estas pueden ir desde la imposibilidad de levantarnos hasta tener que dejar el trabajo, o incluso algo tan simple aparentemente como hacer la compra.

Cualquier persona es susceptible de padecer esta enfermedad. Ahora bien, se ha determinado que ciertas situaciones vividas pueden desencadenar una mayor predisposición a sufrirla. Un suceso estresante, el estrés crónico, el desempleo, cambios hormonales en mujeres, un historial familiar de depresión, dificultades en la infancia, duelo, otra enfermedad física o mental, un desequilibrio químico, una baja exposición a la luz solar en invierno o la dificultad de adaptación la desplazarnos a otro país.

¿Qué síntomas deja un estado depresivo?

Los síntomas de la depresión pueden ser divididos en 4 conceptos. En la conducta, en las emociones, en los pensamientos y en los síntomas físicos.

Veamos en primer lugar aquellos que atañen a nuestro modo de actuar. Estos pueden incurrir en ataques de llanto, soledad o dejar responsabilidades. Además, también notaremos una pérdida de interés por la apariencia y una pérdida de motivación.

En cuanto a las emociones, suelen ser comunes la aparición de tristeza, ansiedad, culpabilidad, ira, cambios de humor e incluso falta de emociones. y ¿Qué pensamientos pueden aparecer cuando padecemos de depresión? Es muy común experimentar un pensamiento de autocrítica y preocupación. Estos pueden sumarse a otros como la falta de concentración, falta de decisión y pensar que otras personas nos verán mal.

Finalmente, en referencia a los síntomas físicos que puede aparecer con la depresión es muy común experimentar: cansancio. Es posible que durmamos mal, muy poco o exceso. Podemos experimentar pérdida de apetito, desequilibrio en el transito intestinal; pérdida o aumento de peso o simplemente dolores para los que no tenemos una explicación aparente.

¿Existe tratamiento para la depresión?

Un rotundo sí. La depresión es una enfermedad tratable. De hecho, siempre hay que buscar tratamiento para la depresión, ya que hoy en día hay tratamientos efectivos que dejan una reducción del dolor y del sufrimiento relacionado con la depresión en un 80/90% de buenos resultados. ¿Cres que sufres de depresión? Debes saber que casi todos los pacientes que se tratan adecuadamente consiguen un alivio de sus síntomas y pueden regresar a su vida normal.

Recuerda, como comentábamos al principio, que cerca de la mitad de las personas que sufren depresión no son diagnosticadas. ¿Por qué? Una de las conclusiones a las que se ha llegado es que existe la creencia de que la depresión es una señal de debilidad.

Es importante volver a señalar que la depresión es un enfermedad, que puede afectar a personas que habitualmente entendemos como resolutivas. Con nuestra propia voluntad en muchos casos es imposible salir, dejando que nos envuelva una sensación de poca autoestima y un sin fin de pensamientos negativos.

¿Qué sistema sanitario tengo a mi disposición?

Afortunadamente, nuestro sistema sanitario pone a disposición de todos: información y apoyo. La información que proporciona el sistema sanitario te pondrá en conocimiento de la naturaleza, curso y las posibilidades de tratamiento con las que cuentas. También te informará de los recursos comunitarios y de autoayuda.

Esta información es de especial relevancia, ya que existen diferentes opciones terapéuticas: la psicoterapia y la medicación. Los profesionales sanitarios que le atenderán tendrán en cuenta sus preferencias y siempre utilizarán un lenguaje comprensible. Además, la confidencialidad es una base sólida en cada uno de los servicios de salud a los que asistas para el tratamiento. Por ello, es importante la sinceridad, para dar en cada caso el mejor tratamiento personalizado.

No lo olvides: la depresión es una enfermedad que nos puede suceder a todos y que se puede tratar. La depresión requiere de ayuda y no de críticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here