A nadie le gusta recibir malas noticias, incluso menos darlas, pero en cuanto a problemas, enfermedades y dolencias ajenas solemos destacar por nuestra falta de empatía o por formar parte de una sociedad que aparta a las personas enfermedades o las juzga, antes de sentarse a comprenderlas. La exposición prolongada al sol sumado a una mala protección ante ellos y un deficiente cuidado de la piel, potencia las posibilidades de sufrir melanoma.

¿Qué es el melanoma?

Para entender los motivos por los que se lleva a cabo el Día Mundial del Melanoma, debemos tener claros lo que significa esta enfermedad, los motivos que la producen y los efectos que puede tener en la vida de aquellas personas que la padecen. Antes de nada se ha de saber que el melanoma es un tipo de cáncer que afecta a la piel. Este se origina cuando las células cutáneas se multiplican y dividen descontroladamente.

Hay que tener en cuenta que nuestra piel es el órgano más grande que tenemos. Cuenta con varias capas que cumplen diferentes funciones. Al cumplir una función protectora y de defensa contra los agentes externos que nos rodean diariamente. Cuando alguna de estas capas pierde el equilibrio, o se ven afectadas de manera negativa muy intensamente la dermis pierde su equilibrio y empieza a ver reducida sus capacidades. En el caso del melanoma, recibe su nombre porque se produce en los melanocitos (estas son las células de la piel encargadas de la pigmentación). Este acaba provocando una división descontrolada de los melanocitos, pudiendo llegar incluso a afectar otros órganos de nuestro cuerpo.

El cáncer de melanoma se caracteriza por el cambio de pigmentación en la piel o la aparición de nuevos lunares o cambios en los ya existentes (cabe destacar que es solo una manera de presentarse, tener lunares no significa sufrir de melanoma). Los sitios más comunes donde se presenta este problema son en el cuello o la cara. El pecho en el caso de los hombres y las piernas en las mujeres.

Día Mundial del Melanoma

Cada 23 de mayo se celebra el Día Mundial del Melanoma. Este evento a nivel mundial se utiliza para concienciar a la gente de la importancia de mantener un buen cuidado de nuestra piel, así como realizarse periódicamente chequeos y autochequeos en nuestra piel. A su vez, se utiliza esta jornada para informar de formar de proteger la piel ante los rayos del sol y las maneras que hay de detectar posibles signos de estar afectado por esta enfermedad. La tasa de recuperación se halla en un 90% si este cáncer se detecta a tiempo.

Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), cada año se registran 160.000 nuevos casos de melanoma. Esto se debe a la falta de información en cuanto a la importancia de una correcta protección solar. Es importante saber que el 80% de las veces que se produce este tipo de cáncer de piel, es un caso que se pudo haber evitado con un correcto cuidado de la dermis antes los rayos solares.

La jornada se aprovecha para demostrar que este tipo de enfermedad se puede prevenir, e incluso de lo importante que es la empatía y el entendimiento con aquellas personas que lo sufren. También se anima a que quieres tengan buenos métodos de protección de la piel, insten a los demás a cuidarse también, reduciendo así el riesgo de sufrir el melanoma.

Importancia de la empatía y el trato con los afectados

En estos casos en los que las personas padecen una enfermedad, ya sea grave o no, somos nosotros quienes debemos predicar con el ejemplo y sacar nuestro lado más empático. Muchas veces no sabemos el camino que están pasando estas personas para poder recuperarse, y no necesitan que la sociedad les critique o los aparte. El Día Mundial del Melanoma también sirve como recuerdo de que todos podemos sufrir esta enfermedad. No solo juegan un factor importante los cuidados que tengamos sobre nuestra piel, sino también el apoyo que demos a las personas que se ven afectadas por el melanoma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here