La importancia de una buena salud bucodental

Que debemos cepillarnos los dientes a diario es algo que todos tenemos bien asimilado en nuestro interior. Pero cumplirlo quizás nos cueste más. Si no eres de los que han cumplido este hábito a menudo, debes saber que es la clave principal para tener unos dientes blancos. De hecho, nos debemos cepillar los dientes tras cada comida, y no vale unos pocos segundos. Nos tenemos que tomar nuestro pequeño tiempo en cepillarlos correctamente. No debemos olvidar partes de la boca, como la lengua y tratar las encías con la delicadeza que requieren.

El cepillado de los dientes no implica únicamente la figura de la pasta dentífrica y el cepillo que utilicemos habitualmente. Debemos cambiarlo cuando las cerdas ya estén abiertas o desgastadas o podría causarnos molestias y daños bucodentales. Una buena medida de tiempo es cambiarlo cada 3 meses aproximadamente. Así mismo, tras el cepillado no basta con enjuagarnos la boca únicamente con agua.

El siguiente paso tras el cepillado es la utilización del hilo dental. Deslizaremos el hilo con especial suavidad dedicando unos minutos a pasarlo entre los dientes desde la encía para retirar los restos de comida a los que el cepillo no ha sido capaz de llegar. Finalmente pasaremos al colutorio. Enjuagaremos la boca con él y finalmente lo expulsaremos. Siempre sin tragar la solución y sin enjuagarnos la boca con agua. Es recomendable además, que no comas nada los siguientes minutos a la utilización del enjuague bucal.

Factores que amarillean los dientes

Es posible que mantengas esta rutina de limpieza diaria que hemos explicado en el apartado anterior, y aun así tengas los dientes amarillos. Es por ello que vamos a hacer un breve repaso por los factores que podrían estar tornando el color de tus dientes de un feo color amarillo, que no te gusta nada. Existen diferentes razones que provoquen la tinción del esmalte de nuestros dientes. Estos son algunos:

  1. Tomar bebidas que provocan directamente el tono amarillo, como por ejemplo el café, el té, el vino tinto o los refrescos.
  2. El tabaco. Aunque es bien conocido sus efectos nocivos en nuestra salud, aún son muchos los que continúan con este hábito perjudicial para la salud.
  3. En concreto hablamos de ciertas frutas, como son las granadas o los arándanos. Estos generan este amarillo en los dientes debido a la alta pigmentación que poseen.
  4. Por ultimo debemos tener presente que existen ciertos medicamentos que repercutan sobre el tono de nuestro esmalte dental. Un ejemplo muy común radica en algunos antidepresivos y los antihistamínicos.

Mejores tratamientos de blanqueamiento dental

El primero que te presentamos se llama I-white Express Set Blanqueamiento Dental, y como su propio nombre nos indica, nos dejará los dientes con el tono blanco que tanto deseamos. En su interior contiene 10 moldes dentales flexibles que ajustaremos en los dientes contenedores de un gel blanqueador comprobado clínicamente y seguro para la salud bucodental. Tras la constancia de su utilización observaremos unos resultados verdaderamente notables.

Otro tratamiento blanqueador viene de la mano de Lacer Blanc White Flash Kit Blanqueador. Este kit blanqueador actúa sobre el esmalte dental proporcionando un blanqueamiento que notarás, tan solo utilizando una semana. Es cómodo y fácil de usar. Sus efectos empiezan a notarse desde la primera aplicación. Estos efectos los consigue gracias a su composición, en la que encontramos: percarbonato sódico, que reacciona ante los rayos de la luz y actúa para potenciar el blanqueamiento dental. Se usa de forma cómoda y sencilla. En tan solo una semana de uso, se notará un cambio realmente visible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here