Prioridad: Proteger la piel adecuadamente

El protector solar se debe usar diariamente, sin embargo cuando llega el verano es necesario ser más precavido, pues los efectos de las radiaciones se mantienen en el cuerpo tras unos años. Es decir, si este verano vas a la playa sin protección los efectos negativos no necesariamente aparecerán de inmediato. De hecho, el 80% del envejecimiento prematuro se genera unos 10 o 20 años después de mantener una exposición continua a los rayos del sol.

Para elegir el protector solar correcto es necesario revisar si cuenta con  filtros solares químicos o filtros solares físicos. El primero penetra en las capas de la piel y absorbe la radiación, mientras que el segundo también llamado bloqueador solar, contiene polvos minerales que crean una barrera protectora entre la piel y los rayos del sol.

En el mercado hay una gran variedad de protectores solares, pero cómo saber cuál es el más indicado para nuestra piel. Realmente la respuesta es muy fácil, primero debes conocer cuáles son los filtros indicados para ti, y luego revisar cuál de las presentaciones (gel, polvo, crema o aerosol) que se adaptan más a tú piel y a tu estilo de vida.

Los protectores solares traen el término FPS, esto hace referencia al nivel de protección que ofrece contra los rayos UVB, que son los que enrojecen la piel. Sin embargo, esto no brinda ninguna protección contra los rayos UVA, que son los responsables del fotoenvejecimiento y del cáncer de piel. Por lo que es muy importante revisar que el protector sea de amplio espectro, es decir que proteja contra ambos rayos ultravioleta.

Entre más elevado es el FPS mayor protección brinda. Los protectores solares con un FPS 15 proporcionan una protección del 93%. Los FPS 30 filtran el 97% de los rayos UVB. Los FPS 50 llegan a una protección del 98% y los FPS 100 pueden proteger hasta el 99%. Es necesario aclarar que ningún protector solar brinda una protección del 100%.

¿Qué protector solar usar según el fototipo de la piel?

Fototipo I: Pertenece a las personas de pieles pálidas, ojos claros y cabello pelirrojo. Es fácil reconocerlas porque cuando se exponen al sol se queman con facilidad y nunca se broncean, además tienden a tener pecas. El protector solar que deben usar es de FPS 65 o superior

Fototipo II: Este tipo tiene una piel muy clara con cabello de color rubio y ojos claros (azules y verdes). Quienes tienen esta piel tienden a quemarse y pelarse con mucha facilidad, sin embargo pueden llegar a conseguir un tono bronceado muy suave. Para estos casos se recomienda un protector con FPS 50 o superior.

Fototipo III: Son de piel blanca, cabello y ojos claros. Las personas que tienen este tipo de piel primero se enrojecen y luego se broncean. Se les recomienda un protector solar con FPS 40 o superior.

Fototipo IV: Tienen piel, ojos y cabello de color castaño. Estas personas consiguen broncearse con mucha facilidad, pero si se descuidan pueden quemarse.  En este caso se recomienda usar un protector con FPS 25 o superior.

Fototipo V: Quienes son de este tipo tienen piel morena y cabello negro. Estas personas raramente se queman, pero tiende a pigmentarse con facilidad. La recomendación es usar un FPS 15 o superior.

Fototipo VI: Pertenece a las personas de piel negra. Aunque nunca se queman se pigmentan con facilidad. Por lo que es necesario usar un protector con FPS 8.

¿Cuál es el mejor protector solar para mí?

Es importante tener en cuenta que el protector solar del cuerpo no es el ideal para el rostro. La piel facial y la de la espalda presentan glándulas sebáceas que pueden obstruir los folículos pilosos y generar una retención de la queratina. Es decir, pseudo acné cosmético, tal como lo ha señalado la dermatóloga argentina, Laura Szafirstein. Por lo que se debe escoger un protector solar facial y uno corporal. Te recomendamos Bella Aurora Protector Solar SPF50+ Piel Normal-Seca 50ml.

Muchos de los protectores solares son “Resistente al agua”, esto quiere decir que puede durar una cierta cantidad de tiempo al nadar o al transpirar. Ningún protector solar es a prueba de agua, por esta razón es necesario volver a aplicárselo si suda o se expone al agua.

Finalmente es necesario escoger la mejor presentación según el tipo de piel. Las cremas se absorben rápidamente, algunas son hidratantes y su textura es bastante espesa, por lo que son recomendadas para pieles secas o normales. Las pieles grasas deben evitarlas.

Las presentaciones en aceite no dejan un aspecto graso y se recomiendan para las personas con pieles secas.

Las personas con pieles grasas deben usar geles, estos son más ligeros e incluso pueden aplicarse en el cuero cabelludo.

Los aerosoles y polvos son muy fáciles de aplicar y se recomienda para personas con pieles grasas. Te recomendamos Be+ Protector Solar Spray Transparente SPF30 200ml. 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here