Las toallitas desmaquillantes se han convertido en la herramienta indispensable de nuestro neceser, dado que proporcionan una limpieza rápida, aunque quizá insuficiente. Su uso es habitual tras un día ajetreado o cuando el cuerpo dice que ya no puede más, pero no deberíamos usarlas de manera diaria como único agente limpiador. Aún con todo ello, a continuación, te enseñaremos los tips para usarlas, elegirlas y cuáles pueden ser las más adecuadas para tu piel.

¿Cómo utilizar las toallitas desmaquillantes?

Lo primero es recordar que las toallitas desmaquillantes no deberían ser utilizadas todos los días, sino como aliado puntual aquellos días en que el cansancio puede con nosotras. Esto es así porque al entrar en fricción directa con la piel pueden causar un impacto negativo, especialmente, cuando su tejido y composición contenga muchos conservantes y un pH que en base sirve para regular el de la piel, pero que se altera con el paso del tiempo.

Es cierto que en el mercado, actualmente, existen muchos tipos diferentes de toallitas con diferentes activos y que se adaptan a diferentes tipos de piel. Sin embargo, para todos los casos, estos son los tips a seguir para usarlas correctamente en ese momento puntual:

  • Aplicar la toallita sobre la piel seca y después lavar la piel con agua para eliminar cualquier rastro de suciedad y para eliminar sus químicos.
  • No aplicar la fuerza durante la fricción de la toallita, previniendo este movimiento en el contorno de ojos y la resecación de una piel especialmente sensible.
  • Tras su uso y el lavado de la cara, se debe aplicar un tónico que ayude a eliminar las impurezas. Este paso evitará también la posible aparición de puntos negros o espinillas que aparecen si el pH se altera.
  • Al acabar, se debe hidratar la piel de labios y aplicar un sérum de noche para que por la mañana el rostro luzca descansado.

Se recomienda su uso en ocasiones puntuales durante la semana, durante viajes o en esos días en los que se pasa más tiempo fuera que dentro y se debe renovar el maquillaje.

¿Cómo elegir las toallitas desmaquillantes adecuadas?

A la hora del desmaquillado de la piel es importante tener en cuenta dos factores importantes: el tipo de piel y la reacción que presenta a distintos tipos de producto limpiador. Por ello, elegir las toallitas adecuadas no es tarea fácil.

Lo primero es revisar su composición limpiadora porque, como ya se ha apuntado, pueden contener conservantes que hagan reaccionar a nuestra piel y causen que esta se reseque. Tras haber comprobado la presencia de estos, lo siguiente es comprobar si contiene perfumes, sobre todo si se tiene piel sensible. La presencia de este, por su contenido en alcohol, puede irritarla y provocar que la piel se enrojezca.

Durante su uso, otra recomendación a tener en cuenta, será que el enjuagado de la cara es importante para eliminar sus ingredientes activadores cuando la condición de la misma sea sensible o seca. Estas pieles, además pueden optar por toallitas con activos nutritivos y vitaminas que calmen, hidraten y mantengan un pH equilibrado. Finalmente, para ojos y labios, es mejor usar unas toallitas o discos con activos extrasuaves específicos para los mismos.

¿Qué opción de toallitas existe para cada tipo de piel?

Existe un gran abanico de toallitas desmaquillantes, a continuación, elegiremos unas para cada tipo de piel. Sin duda, la marca que más ha desarrollado toallitas para necesidades específicas es Comodynes. Las primeras de esta marca son las destinadas a pieles normales que combinan la tecnología del agua micelar, eliminan el alcohol y se valen de los extractos vegetales para dejar la piel hidratada. Contienen ya el tónico y son aptas para ojos. Esta opción también se puede encontrar para piel seca y para piel grasa.

Otras de esta marca, son las destinadas a piel muy seca y sensible que por su fórmula de alta tolerancia, retira el maquillaje, descongestiona la piel y respeta el film hidrolipídico de la misma. Junto a ellas, cabe mencionar la toallita reutilizable caliente de YourGoodSkin, perteneciente a una nueva generación de limpiadores que combina el confort proporcionado por el calor con los activos nutrientes del té verde, la vitamina C y el bisabolol que calman e hidratan mientras la piel queda renovada.

¡Elige tus toallitas y haz de esa limpieza puntual un momento enriquecedor para tu piel!