Con los años, nuestro sistema digestivo puede empezar a sufrir molestias que antes no teníamos. Esto se debe a que nuestra salud depende de los hábitos de vida que tengamos. Por eso es muy importante que cuidemos tanto nuestra dieta como unas normas básicas de higiene y salud para prevenir enfermedades. Podemos tomar hábitos que ayuden al cuidado digestivo para así evitar y reducir las patologías que infieren directamente en la salud.

El cuidado digestivo

La nutrición, llevada a cabo por el sistema digestivo, es una de las funciones básicas de todos los seres vivos. Se sabe que tres de cada cuatro españoles tienen molestias digestivas y que entre las más habituales se encuentra el estreñimiento. A veces pensamos que comer sano basta para evitarlo, pero hay muchos otros factores que afectan a la salud estomacal.

Estos problemas digestivos no solo incomodan y nos hacen pasar malos ratos. A la larga, pueden complicarse y traer problemas mayores que la simple incomodidad de padecerlos. Un buen cuidado digestivo nos va a ayudar a evitar que esto ocurra.

Las pequeñas acciones que realizamos diariamente pueden marcar la diferencia entre una buena y una mala digestión. De ahí la importancia de llevar un estilo de vida saludable.

Consejos para un buen cuidado digestivo

Con sencillos pasos podemos conseguir que nuestro sistema digestivo no sufra. Vamos a conocerlos:

  • Comer despacio. A veces el ansia y las ganas de comer hacen que no seamos conscientes de la cantidad de alimentos que ingerimos en muy poco tiempo. Lo más recomendable es comer sin prisa y masticando muchas veces el alimento para así facilitar el proceso digestivo.
  • Alimentarse de manera acorde a la edad y actividad que se realiza. La alimentación debe ser variada, incluyendo gran cantidad de vegetales, como frutas y verduras.
  • Consumir agua diariamente. El agua, junto con las fibras contenidas en los alimentos vegetales, favorece el tránsito intestinal y la eliminación de los desechos sólidos.
  • No tomes alimentos que irriten el aparato digestivo: alimentos muy picantes, alcohol o tabaco.
  • Ejercicio físico. Siempre es recomendable ya que mantiene a nuestra salud en buen estado. La mayor parte de la población no se mueve lo suficiente y esto afecta negativamente al cuidado digestivo. El simple hecho de caminar favorece la movilidad intestinal y el movimiento del producto de la digestión, ayudando a su eliminación.
  • Lávate las manos antes de cocinar o comer para evitar enfermedades del estómago por bacterias. Algunas de las diarreas y dolores de estómago están causadas por una mala higiene de las manos. En unas manos contaminadas hay hasta 4700 tipos diferentes de gérmenes.

Ayuda a tu sistema digestivo

Con estos sencillos pasos vas a conseguir un gran cuidado digestivo que haga que tengas una salud de hierro. Pero si tu cuerpo ya se ha visto afectado por una mala salud intestinal, puedes ayudarte con algunos de estos complementos.

  • Lactibiane Tolérance 30 Cápsulas. Cuenta con una composición a base de 5 cepas microbióticas dosificadas. Es para personas que sufran alteraciones en su proceso digestivo como la diarrea, la alternancia entre diarrea y estreñimiento, hipermeabilidad intestinal o intolerancias alimenticias.
  • Gasteel Plus 30 Sticks. Es eficaz porque refuerza el sistema inmune y la salud intestinal ya que contiene fructooligosacáridos (prebiótico) que facilitan el mantenimiento y crecimiento de la flora intestinal.
  • Roha Max Laxante 60 g. Se trata de un preparado natural elaborado para que nuestro organismo consiga recuperar su rutina más saludable, incrementando el dinamismo de sus intestinos y actuando como un eficaz laxante
  • Urocran 30 Cápsulas. Se trata de una solución en cápsulas en las que podemos encontrar arándano rojo maericano, probióticos, fibra prebiótica y D – Manosa. Está indicado para tratar las vías urinarias y mantener el equilibrio en la flora intestinal.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here