¿Por qué son importantes los carbohidratos o hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía para el organismo, y ayudan a mantener las funciones básicas de éste en el día a día.

2
10540
carbohidratos qué son

“No comas pasta por la noche”, “controla lo que comes”, “los hidratos de carbono en la cena engordan”, “esto tiene muchos carbohidratos, no puedo comerlo”… y muchos más. Escuchar algunas de estas frases en la vida cotidiana es habitual, más aún si el implicado en cuestión trata de controlar o efectúa una dieta de pérdida de peso.

Sin embargo, existe la creencia negativa de que el hidrato de carbono se convierte en la mejor fuente de energía para el desayuno o la comida, debiendo restringirse en horas posteriores y hasta el próximo día. Y solo se trata de un mito que, a fin de cuentas, debe desterrarse.

¿Qué son los hidratos de carbono o carbohidratos?

Química y naturalmente, los carbohidratos son biomoléculas compuestas de carbono, hidrógeno y oxígeno. Su función principal es otorgar a los seres vivos la energía necesaria para cumplir sus funciones biológicas necesarias y permitir su supervivencia.

Es decir, son la fuente principal de energía que nos permite vivir cada día. Son al cuerpo lo que la gasolina a los coches, o lo que la electricidad a los electrodomésticos. Es decir, aportan la energía necesaria para que todo mecanismo vital funcione.

Aunque se tiene la creencia de que estas moléculas son las que más energía aportan, y por tanto las que hacen engordar, esta concepción es errónea.

Por cada gramo de hidratos de carbono, se obtienen 4 kcal de energía. Sin embargo, esta misma cantidad de calorías la aportan las proteínas en una misma cantidad ingerida. La única diferencia es que la gran mayoría de los alimentos que se ingieren están compuestos, principalmente, por carbohidratos. Es por ello que suponen entre el 50 y el 55 por ciento de la energía total que se gasta a lo largo de un día.

Importancia de los carbohidratos

Si ser el sustento principal de energía con el que el organismo funciona no es suficiente razón para conocer su importancia, estas son otras funciones que los carbohidratos cumplen:

  • La ingesta adecuada de estos hidratos evita la fatiga y el cansancio muscular.
  • Pueden influir positiva o negativamente en el estado de ánimo, dependiendo de si hay déficit de estas moléculas o no.
  • Ayudan a la correcta metabolización de las grasas.
  • Ayudan a estabilizar los niveles de colesterol y azúcar dentro del organismo.
  • Participan en la síntesis del material genético.
  • Evitan el uso de las proteínas como principal fuente de energía.
  • Facilitan la recuperación muscular tras realizar ejercicio.

Básicamente, los hidratos de carbono participan en todos los procesos vitales del cuerpo. El exceso o déficit de estas biomoléculas en el organismo puede provocar una pérdida del equilibrio en nuestras funciones diarias.

Alimentos ricos en carbohidratos

Con echar un vistazo a la pirámide alimenticia, incluso a la dieta mediterránea, se pueden observar los alimentos básicos recomendados para mantener una alimentación equilibrada y sin déficits. Se pueden destacar así:

  • Pan.
  • Pasta.
  • Cereales.
  • Arroz.
  • Patatas.
  • Legumbres.
  • Quinoa.

La lista es mucho más grande, pero estos son los consumidos con mayor frecuencia y los que ofrecen un mayor aporte energético.

En cuanto a la creencia de que no es recomendable consumir carbohidratos por la noche, es importante saber que el organismo necesita un aporte energético mínimo para cumplir con los procesos vitales mínimos y estando en reposo, lo que se conoce como gasto metabólico basal.

Dicha cantidad de energía se obtiene a través de los carbohidratos contenidos en los alimentos. A medida que aumenta la exigencia calórica y energéticas del cuerpo, el aporte de hidratos de carbono deberá ser mayor.

Por tanto, el mito citado surge a causa de los malos hábitos alimenticios adoptados por la sociedad. Si el cuerpo ha cumplido con todas las exigencias calóricas diarias y se ingieren carbohidratos por la noche, la tendencia del organismo será la de almacenar energía, por lo que suele desembocar en la aparición de tejido adiposo. Es decir, se engordará. Si por el contrario no se ha satisfecho el aporte energético diario, y durante la cena se ingiere una cantidad moderada de carbohidratos, el cuerpo los utilizará para recuperarse.

2 Comentarios

Comments are closed.