¿Influye la alimentación en el embarazo?

Como todos sabemos, el futuro bebé se alimenta a través de la madre, por lo que es completamente imprescindible que la madre se alimente durante el periodo de gestación de forma adecuada. La alimentación que se lleve a cabo durante el embarazo debe ser variada y equilibrada, es decir, no se trata tan solo de comer la cantidad de comida que sea necesaria. De hecho, no contar con el peso adecuado para la gestación, puede perjudicar duramente al bebé.

Si su peso está muy por debajo del establecido, es decir, que la madre se encuentre extremadamente delga. Se corre el riesgo de que se sufra una reducción de la cantidad de líquido amniótico y el bebé que nazca tendrá por tanto un peso bajo. En el lado contrario de la balanza, como en todo, se encontraría las mamás con obesidad. En estos casos los riesgos están relacionados con padecer hipertensión y diabetes gestacional. Así como también aumentará el riesgo de provocar el parto o de realizar una cesárea.

Nosotros te recomendamos que antes de que planes quedarte embaraza, estés completamente segura de que te encuentras en el peso ideal. De esta forma estaremos actuando de forma segura, tanto para la madre como para el bebé. Para llevar a cabo este método, la mejor manera de lograrlo e sacudir a tu especialista y que él diagnostique es lo mejor para ti: adelgazar o engordar hasta que te encuentres en el peso ideal para la gestación.

¿Hay alimentos prohibidos durante el embarazo?

Como hemos visto en el apartado anterior, la alimentación es realmente clave para poder mantener un embarazo saludable. La dieta que adoptemos, no debe ser más que equilibrada y variada, por muchos antojos que tengamos en estos meses de embarazo. Estos nutrientes y vitaminas que proporcionaremos a nuestro feto deben ser básicos para su desarrollo, y para que la madre se encuentre en óptimas condiciones durante y después del parto.

Salvo que el régimen especial haya sido prescrito por tu médico especialmente, es importante que simplemente sigas la dieta variada y equilibrada, que nos haga mantenernos saludables y en buena forma física. Para que te hagas una idea, esta dieta puede estar basada en la mediterránea. La cual es ideal y muy saludable.

Existe una lista de alimentos prohibidos durante el embarazo, como los que se encuentran la leche cruda, el queso blando no pasteurizado; el queso roquefort; los pescados crudos o ahumados; los mariscos crudos; el aún rojo; las carnes y huevos crudos; los embutidos y los patés en general.

Infusiones prohibidas durante el embarazo:

Comenzaremos por la hierba luisa y el anís. Estas infusiones, aunque sean naturales, provocan la estimulación del útero, razón básica para estar totalmente desaconsejadas a lo largo del embarazo. La salvia, por su parte ha sido elaborada con una sustancia tóxica, que se encuentra estrechamente relacionada con el aumento de la presión arterial y con los abortos. Y seguro que eres muy propensa tomar el conocido: Menta-Poleo, lo comprendemos, está realmente bueno.

Sin embargo, la planta del poleo menta, se trata de una planta abortiva, ya que contiene pulegona y tuyona, las cuales activan los músculos uterinos favoreciendo que se sufran contracciones. Otro de los tés que se encuentran completamente prohibidos, se trata del gingko Biloba, el cual contiene teína, lo que hará que se absorba realmente bien el hierro y el ácido fólico. No te recomendamos que tomes más de dos tazas diarias. Por su parte, el té boldo, puede ser dañino para el hígado del bebé y puede ocasionar contracciones.

Finalmente, debemos hablarte de las naúseas, de los vómitos o de las diarreas, que puede provocar el eucalipto. El agracejo, por su parte, está totalmente desaconsejado para las embarazadas. Esta infusión podría provocar el parto prematuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here