Uno de cada tres niños españoles no se limpia los dientes a diario. Se trata de una cifra bastante preocupante si tenemos en cuenta la importancia de cuidar de la higiene bucal desde los primeros meses de vida. El problema es que muchos padres se cuestionan y no saben cuál es la edad indicada para empezar con el cepillado dental de sus hijos. En esta entrada de blog te daremos algunos consejos sobre la limpieza bucal de los más peques.

El cuidado dental es imprescindible y es una parte fundamental de la higiene infantil. Incluso antes de que salgan los primeros dientes aconsejamos limpiar las encías del bebé con gasas o paños humedecidos. Posteriormente, durante los 5 y 12 meses en los que aparezca el primer diente recomendamos la utilización de cepillos de fibra blanda especiales para bebés.  Desde entonces hasta los siete años no tendrá la autonomía suficiente para cepillarse solo, por lo que seguirá necesitando de tu ayuda y ejemplo. Generalmente, los dientes deben quedar lavados después de todas las comidas, y como mínimo dos veces al día. Los niños no deben irse a la cama sin antes haberse cepillado.

Muchas veces cuidar de la salud bucal en niños se hace pesado porque se resisten al proceso del lavado dental. Como solución os ofrecemos algunos consejos que seguro que os serán útiles y facilitarán la tarea:

– El primer paso es que vean a los más adultos de casa  cepillarse los dientes. Todos sabemos que los niños tienden a imitar a los mayores, por eso este truco no fallará.

– Capta su atención con cepillos adecuados a sus preferencias, con imágenes de sus dibujos animados y colores favoritos. La marca Vitis es una de las que ofrecen más variedad de productos para junior´s.

– Para ellos es motivador que puedan elegir la pasta dentífrica con el sabor que más les guste.

– Hacer del lugar de cepillado un sitio divertido en el que se encuentre cómodo.

– Si el niño/a muestra poco interés por su higiene bucal o no sabe desenvolverse con el cepillo tradicional, puedes conseguirle alguno de los cepillos de dientes eléctricos de Oral B.

Además de estos cuidados es aconsejable visitar de vez en cuando a un especialista. La mayoría de expertos en odontología pediátrica recomiendan llevar a los peques al dentista dos veces al año para prevenir la aparición de caries en los dientes con limpiezas dentales, que eliminen los restos de residuos causantes de las irritaciones en las encías. También, se debe hacer una limpieza bucal a base de tratamientos con flúor que fortalezcan los dientes y prevengan las picaduras.

Lo más importante en todo este proceso es que el niño desarrolle buenos hábitos, reduzca el consumo excesivo de dulces y aumente el de alimentos que contengan vitaminas y minerales. Y además tomen conciencia de la relevancia que tiene la correcta higiene bucalpara evitar futuros problemas y enfermedades bucales. Desde nuestra farmacia online os ofrecemos toda una serie de productos ideales para el cuidado bucal infantil.