Incontinencia en verano: claves que ayudarán a combatirla

Cómo pueden afectar la época estival y realizar diversos planes al aire libre a la incontinencia son motivos de preocupación para quienes la sufren - Quédate con estos consejos para evitarlo

0
1180
como_combatir_incontinencia_verano

El verano es una de las épocas más atractivas del año, pero no para todo el mundo. La llegada de la época estival puede agravar la incontinencia urinaria, aumentando la frecuencia e intensidad de estas pérdidas de orina. Por ello, es esencial tener en cuenta una serie de recomendaciones específicas para disfrutar de un verano sin contratiempos de este tipo.

¿Por qué aumenta la incontinencia en verano?

La incontinencia es una pérdida involuntaria de orina. La persona afectada es incapaz de retener dicha orina, la cual se puede producir al estornudar, reír o realizar algún esfuerzo o ejercicio físico. Con todo, supone un problema higiénico, social y psicológico, ya que influye directamente en la actividad cotidiana de la persona afectada y reduce su calidad de vida.

La incontinencia urinaria se suele asociar a la edad avanzada, pero esta no es por sí misma motivo para padecerla. De hecho, los niños también sufren esta enfermedad, conocida en su caso como enuresis.

En todo caso, se debe partir de la base de que en verano se produce una mayor exposición a la humedad, lo que conlleva poder sufrir con mayor frecuencia infección de orina, especialmente en el caso de las mujeres. Y esta no es una cuestión baladí, ya que, según los expertos, las mujeres que padecen incontinencia urinaria son más propensas a padecer cistitis, dado que su flora bacteriana y su pH están alterados por las continuas pérdidas de orina.

Consejos para combatir la incontinencia en verano

Por todo lo anterior, se recomienda a quienes sufren incontinencia urinaria, y en especial a las mujeres, que en verano refuercen sus cuidados. Estos serían los principales.

Mantener una hidratación adecuada

La hidratación es primordial para mantenerse saludable en cualquier época del año, y en verano más. Por ello, no es recomendable reducir la ingesta de líquidos por temor a estas pérdidas de orina.

No obstante, sí es conveniente reducir el consumo de café y bebidas gaseosas. Asimismo, se debe limitar en lo posible la ingesta de frutas con propiedades diuréticas como la piña, sandía o melón.

Estilo de vida saludable

La incontinencia urinaria también se ve reducida si se mantiene un estilo de vida saludable, dado que el sobrepeso u obesidad agravan el problema presionando la vejiga.

En cuanto al consumo de diuréticos o fármacos que tengan este efecto secundario, se recomienda no administrarlos ni por la mañana ni por la noche. El momento idóneo será antes o después de comer, periodos en los que ya se han realizado las tareas cotidianas.

Desmontar mitos y tabúes

La gran mayoría de personas afectadas por la incontinencia urinaria piensan que se trata de un problema propio de la edad, y que no tiene tratamiento. Por ello, ya sea por vergüenza, miedo y otros tabúes sociales, quienes la padecen no recurren al consejo de un especialista. Es esencial no resignarse ni conformarse con una peor calidad de vida.

¿Cómo se puede evitar la incontinencia estival?

Como en cualquier otro problema de salud o patología, la incontinencia puede tratar de prevenirse con algunos consejos básicos.

Consulta al especialista

Ante los primeros síntomas, es fundamental consultar al médico para que establezca un tratamiento personalizado según el diagnóstico del paciente.

Prevenir es siempre la mejor medicina

Los expertos insisten en una serie de medidas que pueden ayudar a retrasar la aparición de la incontinencia de orina, así como a prevenirla.

  • Evitar el sobrepeso y la obesidad para reducir la presión intraabdominal. Para ello, es importante mantener una alimentación equilibrada y variada, así como un estilo de vida saludable.
  • Evitar beber entre cuatro y dos horas antes de irse a dormir.
  • No empujar al orinar. Con este gesto se evita que se dañen los músculos del suelo pélvico.
  • No ingerir bebidas antes de realizar ejercicio físico.

Refuerzo de la higiene

En verano aumentan los planes al aire libre. Esta localización puede ser un problema, a la vez que la época estival transforma los cuidados de la incontinencia. La maleta de viaje debe incluir ropa adecuada y cómoda, que garantice la absorción y la transpiración. Además, no pueden faltar los absorbentes adaptados a cada tipo de necesidad.

Ejercicios de Kegel

¿Sabías que cuando los músculos situados alrededor de la uretra y del suelo pélvico están debilitados hay más probabilidades de que se produzca incontinencia? Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer estos músculos.

Estos ejercicios consisten en la realización de una serie de contracciones y relajaciones que se repiten a lo largo del día de forma constante. Para realizarlos correctamente se aconseja consultar a un especialista en suelo pélvico.

Artículo anteriorBeneficios de las algas marinas
Artículo siguienteLos mejores tónicos para calmar la piel con rosácea

Farmacéutica titulada Nº colegiada: 3422

Farmacéutica especialista en Nutrición Infantil y Ansiedad en Dosfarma

Experiencia laboral

Mientras cursaba el Grado en Farmacia, Amanda realizó prácticas laborales en las que adquirió habilidades en el campo de la atención farmacéutica, la atención hospitalaria, la concienciación sobre enfermedades (como la diabetes) o la consulta en dermocosmética. Durante esta formación, tomó responsabilidades en la gestión de personal, distribución de productos o formación de comerciales. Hoy ejerce como farmacéutica, llevando a cabo una atención farmacéutica tanto personal como digital, acorde con las necesidades y métodos actuales.

Formación

Amanda posee el Grado en Farmacia por la Universidad de Murcia, titulación que cursó entre los años 2012-2017. Tras ello, finalizó el Master 'Bioenterprise' de la Universidad de Granada, adquiriendo conocimientos en: gestión de empresas, detección de oportunidades de negocio o biología molecular. En su formación complementaria, ha superado algunos cursos, como los siguientes: Curso SEFAC 'Nutrición Infantil'; Curso 'Test de detección del coronavirus SARS-CoV-2'; Curso del COFRM sobre 'Diagnóstico y detección de COVID-19 mediante test de antígenos en la Farmacia'; o Curso de 'Atención Farmacéutica en Ansiedad', por el Colegio de Farmacéuticos de Granada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here