El deseo de concebir puede encontrarse con diferentes obstáculos en el camino. La fertilidad femenina genera muchas incógnitas a las futuras mamás, sobre todo cuando se ha superado la barrera de los 35 años. Si planteas la maternidad más allá de esta edad, resolvemos las dudas más frecuentes para que aquellas que lo están intentando no caigan en el desánimo y continúen luchando por su sueño.

La fertilidad de la mujer

La fertilidad es la capacidad que tiene una mujer para quedarse embarazada. Se produce cuando el óvulo se fusiona con un espermatozoide en las trompas de Falopio.

Es un proceso que cambia con la edad. El inicio de la vida reproductiva de una mujer se inicia con la ovulación y la menstruación.

Según datos de la Sociedad Española de Fertilidad, alrededor del 16 por ciento de las parejas españolas en edad reproductiva tiene problemas de fertilidad. Este dato va en aumento debido sobre todo al retraso de la edad para ser madre. Cabe destacar que este porcentaje aumenta al 50% en las mujeres mayores de 40 años.

¿A qué edad mejora la fertilidad femenina?

La fertilidad de la mujer tiene una estrecha relación con la edad. La mejor edad reproductiva es la cercana a los 20 años. Es a partir de los 30 años cuando comienza a disminuir gradualmente, especialmente después de los 35 años.

Una mujer sana y fértil de 30 años de edad tiene cada mes un 20% de posibilidades de quedarse embarazada. Esto significa que, de cada 100 mujeres fértiles, solo 20 tendrán éxito. Una vez pasados los 40 años, la probabilidad de una mujer es inferior al 5% del ciclo.

La ovulación y el ciclo menstrual

El ciclo menstrual comienza el primer día de la regla y finaliza el día anterior a la siguiente menstruación. Tiene una duración de 28 días y se divide en 2 fases:

  • Fase preovulatoria. Tiene comienzo el primer día de la menstruación y termina con el desprendimiento del óvulo.
  • Fase postovulatoria. Abarca desde el comienzo de la ovulación hasta el día anterior a la siguiente menstruación.

Durante los años reproductivos las mujeres tienen menstruaciones regulares al ovular cada mes. Sin embargo, en los primeros años de adolescencia, las niñas suelen tener una ovulación irregular, que debería terminar en torno a los 16 años.

A medida que pasan los años comienzan a perder ovulaciones, que finalmente dará como resultado la pérdida del periodo. Conforme las mujeres envejecen, la fertilidad femenina disminuye. Si una mujer no tiene un periodo menstrual completo en un año se puede decir que ha llegado a la menopausia.

Factores que influyen en la infertilidad femenina

Existen muchos factores que contribuyen a la fertilidad. Uno de los más comunes es el peso, ya que su aumento puede ocasionar problemas para concebir. De igual manera las mujeres que son delgadas y no tienen suficiente grasa abdominal también pueden presentar el mismo problema.

El estrés es otro de los factores a tener en cuenta. Esta situación, que se puede dar en diferentes momentos del año, puede afectar gravemente a la concepción del embarazo.

En general, tener una correcta salud es un punto a tener en cuenta para poder concebir sin problemas. Trastornos como la tiroides o la endometriosis están directamente relacionados con la capacidad reproductiva de la mujer. Por lo tanto, si hay un problema de salud, es casi seguro que haya un problema de fertilidad.

¿Cómo puedo mejorar mi fertilidad?

Lo más recomendable sin duda es mejorar los hábitos y llevar una correcta salud. A su vez ayudarte de algunos tips puede ser de gran ayuda:

  • Comer sano y equilibrado. Las alteraciones en la dieta pueden llegar a provocar irregularidades en los ciclos menstruales. Nutrientes como el zinc, el hierro o el ácido fólico, entre otros, tienen un papel importante en la concepción.
  • Controlar el peso. Tener un peso saludable y acorde a tu condición física puede reducir tus problemas de fertilidad.
  • Evitar el estrés. Estar tranquila y reducir los niveles de estrés es un gran punto a favor para quedarse embarazada.
  • Adiós al tabaco. Diversos estudios han demostrado que las mujeres fumadoras han tardado mucho más en concebir con normalidad que una mujer que no fuma.
  • Ayúdate de complementos alimenticios. Soniase Supra D es una solución que contiene mio-inositol, ácido fólico, D-chiro inositol y vitamina D, activos que funcionan para tratar el Síndrome del Ovario Poliquístico e incrementar la posibilidad de embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here