El deseo sexual está rodeado de mitos. En este post despejamos dudas sobre la libido y explicamos las medias verdades para que nada impida que disfrutes del placer más intenso. Para ello contamos con la ayuda de la psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja, Olga Casado Mena. ¿Te lo vas a perder?

 

Los hombres tienen más deseo sexual que las mujeres

No es exactamente así. Olga Casado Mena, psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja asegura que “Las dos hormonas que mayor implicación tienen en el deseo, tanto en hombres como en mujeres, son el estrógeno y la testosterona, pero la libido funciona de diferentes maneras en hombres y mujeres”.

La libido femenina guarda una estrecha relación con el ciclo menstrual. Así, dependiendo de sus diferentes fases, la influencia de las hormonas provocará ascensos o descensos en el deseo sexual. Por el contrario, en los hombres los niveles de producción hormonal suelen ser más constantes, por lo que el deseo sexual suele verse menos afectado.

En conclusión, cada persona tiene sus propios niveles de deseo, que pueden ir variando a lo largo del tiempo dependiendo de numerosos factores como:

  • Cambios hormonales
  • Problemas físicos u orgánicos
  • Efectos secundarios de algunos fármacos
  • Factores psicológicos como el estrés, la ansiedad, el miedo o los problemas de pareja 

 

El deseo sexual desaparece en la menopausia

Esta etapa de la vida influye en la producción hormonal de la mujer pero todo depende de cada caso particular. Algunas mujeres experimentan una disminución de la libido cuando entran en la menopausia. Pero, como indica Casado Mena: “Al deseo también ayuda la situación personal, la salud, el carácter o la vivencia que cada persona tenga respecto a su sexualidad”.

 

En la vejez no hay libido

Falso. ¿Y si la tercera edad fuese el momento vital para redescubrir el sexo? “Con la edad, se ven reducidos algunos aspectos como la potencia, la vigorosidad o la lubricación, debido en cierta medida a factores orgánicos, pero no necesariamente la edad es un indicador de bajo deseo sexual”, explica nuestra experta.

El deseo va cambiando con el tiempo, no tanto en función de la edad como de la interacción de los factores anteriormente indicados.

En resumen, la edad no es ningún inconveniente para vivir intensamente la sexualidad. De hecho “muchas personas en edad avanzada refieren mayor disfrute sexual que en la juventud, ya que disponen de más tiempo, intimidad y experiencia”.

 

Algunos alimentos despiertan el deseo sexual

¿Afrodisíacos sí o no? Alimentos como el chocolate, las ostras, las fresas o la canela son popularmente conocidos como afrodisíacos. En cambio, no se ha podido demostrar científicamente ningún efecto directo sobre el apetito sexual. Ahora bien, muchos de estos alimentos contienen nutrientes que, en cantidades adecuadas, han demostrado que sí podrían ayudar a mejorar ciertos aspectos vitales.

Más que optar por unos alimentos concretos, nuestra psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja recomienda llevar una dieta completa y equilibrada porque “las hormonas sexuales se sintetizan en el organismo a través de la alimentación”. Además, incide en la importancia de evitar problemas de salud como la hipertensión o la diabetes. “Un estilo de vida saludable hará que la persona se perciba sana y vital, lo que ayudará también a reforzar la libido”.

 

Solo la estimulación genital despierta la libido

Error de manual. Para aumentar el deseo sexual hay que dedicar tiempo a la estimulación corporal, mental y de los sentidos. En el sexo es muy positivo activar la imaginación, romper la monotonía, practicar juegos eróticos o simplemente probar cosas nuevas. La fantasía puede ayudar a aumentar el deseo. Por otra parte, existen remedios naturales como la maca, el zinc o el ginseng que pueden favorecer la libido.

En dosfarma.com también se pueden encontrar complementos alimenticios que pueden contribuir a recuperar el deseo sexual. A este respecto, conviene diferenciar qué es lo que se necesita, dado que existen diferencias en función del problema sexual que se presente. Asimismo, hay fórmulas indicadas para hombres o mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here