Las personas que sufren de la condición de piel sensible necesitan una mayor protección en la piel, debido a que su dermis es más reactiva y, por lo tanto, se ve afectada tanto por la incidencia de los cambios ambientales como por la incidencia de las radiaciones solares. Para estas pieles, existen una serie de tratamientos hidratantes y protectores que cuidan de manera específica su condición. Si bien es cierto, el sol es necesario para todas las personas porque contribuye en la producción de endorfinas y estimula la productividad, por lo que es importante tomar el sol siempre en su justa medida y con la protección adecuada.

¿Por qué proteger la piel sensible del sol?

La radiación solar daña todas las pieles, sin embargo, la que más afectada se ve por su nocividad es la piel sensible. Esto ocurre porque su umbral de tolerancia es mucho menor y a menudo reacciona a las radiaciones UVA y UVB, no solo a través de las famosas quemaduras, sino con la aparición de síntomas como eritemas, enrojecimiento o picor, así como desencadenando lesiones cutáneas, la aparición de manchas o la posibilidad de sufrir alergia solar.

Por ello, la piel sensible debe protegerse del sol desde muy temprana edad, ya que el daño de las radiaciones es  acumulativo y a largo plazo puede conllevar el sufrimiento de enfermedades de la piel y, sobre todo, en verano, dado que la exposición llevada a cabo es mucho mayor y el estar tomando ciertos tratamientos médicos o que esta condición se una a otras como la acneica o la atópica, pueden ocasionar que la piel sufra de mayor fotosensibilidad.

Es importante recordar que la aplicación de la crema debe renovarse al menos cada hora y media, especialmente, cuando la piel se haya humedecido en exceso o haya sido secada, para así renovar la barrera protectora.

¿Cuáles son las mejores cremas fotoprotectoras para piel sensible?

Las mejores solares para piel sensible  deben reunir tres condiciones: estar preparadas para no producir reacciones en este tipo de piel, ser aptas también para proteger las pieles que sufren otro tipo de problemas por su condición ya sea acneica o atópica y que sean capaces de mantener la hidratación de la piel. Partiendo de esto,  en las siguientes líneas os presentamos las opciones más valoradas por los usuarios:

  1. Fotoprotector Isdin Fusion Fluid Mineral es una crema solar que no deja marcas ni residuos. Posee únicamente filtros físicos y aporta una absorción inmediata e hidratante. Está especialmente indicada para las pieles que reaccionan a la aplicación de protectores con filtros químicos.
  2. La Roche Posay Anthelios XL Anti-Brillos SPF 50+ proporciona protección solar facial a personas con la piel sensible o que sufren de alergia solar, está indicada para prevenir la aparición de manchas solares y mantiene la piel en calma durante la exposición solar.
  3. Cumlaude Sunlaude Comfort SPF 100+ es una emulsión fluida que protege la piel sensible y de fototipo claro de las radiaciones ultravioletas gracias a su elevado filtro. Su fórmula válida para cara y cuerpo se recomienda también para la protección de zonas donde haya lesiones, cicatrices, heridas o quemaduras o antes de tratamientos por irradiación.
  4. Heliocare 360º Mineral Tolerance Fluid es un fluido de protección solar formulado únicamente con filtros físicos para las pieles sensibles y más intolerantes al sol. Esta crea una barrera contra los rayos UVA, UVB y los infrarrojos.
  5. Bella Aurora Protect SPF100+ Piel Sensible es un Fotoprotector enfocado a pieles sensibles y reactivas al sol que refuerza la barrera protectora de la piel contra la incidencia de las radiaciones UVA, UVB, infrarrojas y la luz visible o HEV de las pantallas. Es resistente al agua.

¿Con qué calmar la piel sensible tras la exposición solar?

Tras haber escogido entre una de las solares para piel sensible y haber tomado el sol en la playa o en la montaña, se recomienda aplicar una fórmula aftersun tras la ducha. Por ejemplo, para estas pieles se recomiendan productos como Vichy Ideal Soleil Leche Calmante, cuya fórmula nutritiva y emoliente deja en la piel una sensación de bienestar y es apta para cuerpo y rostro.

Y, finalmente, otra opción puede ser Ladival Allerg After Sun Crema, una  fórmula sin aceites minerales e hipoalergénica que ayuda a prolongar el bronceado de las pieles sensibles y reactivas, además de dejarlas calmadas y reparar los daños gracias a la vitamina E.

No esperes más y protégete del sol con las mejores solares para piel sensible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here