La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que genera enrojecimiento y espinillas. Por lo general, es más frecuente entre las mujeres y las personas de piel clara, y suele afectar en mayor medida a adultos de edad mediana y avanzada. En la mayoría de los casos, la rosácea solo afecta al rostro, pero también se puede manifestar en los ojos.

A día de hoy se desconoce el origen de la rosácea y tampoco existe cura. Aunque no es una afección dermatológica peligrosa, sí que resulta molesta. No obstante, en el mercado existen numerosos tratamientos, en forma de cosméticos y medicamentos, que pueden ayudar a aliviar sus síntomas y mejorar el aspecto de la piel.

¿Cuáles son los síntomas de la rosácea?

  • Enrojecimiento frecuente de la cara. Ardor, picor y edema.
  • Pequeñas líneas rojas debajo de la piel.
  • Pápulas y pústulas: lesiones similares a las del acné.
  • Inflamación de la nariz.
  • Piel gruesa, sobre todo en la frente, la barbilla y las mejillas.
  • Alta reactividad y sensibilidad de la piel.
  • Algunas personas con rosácea también presentan síntomas en los ojos. Estos serían enrojecimiento, sequedad y picazón. A veces también ocurren problemas en la vista.

¿Cómo se cuida una piel con rosácea?

El dermatólogo es el profesional de la salud que debe establecer el diagnóstico y tratamiento adecuado de este tipo de piel. Se recomienda consultar con el especialista cuando se presenta enrojecimiento persistente en la cara.

En cuanto a la rutina de cuidados, la limpieza es el primer paso básico que no debe faltar cada día. No obstante, las pieles con rosácea deben tener en cuenta una serie de consideraciones:

La importancia del tónico

Agua micelar, leche limpiadora, bálsamo, jabón… ¡y tónico! El último producto de la rutina de limpieza facial es quizá el más importante. El tónico elimina todos y cada uno de los residuos e impurezas que se acumulan en la piel para recibir mejor los activos posteriores como el sérum o la crema regeneradora. Además, neutraliza la acción del agua y restaura el pH óptimo de la piel.

Si te estás preguntando si las pieles con rosácea necesitan aplicar tónico, la respuesta es afirmativa. Las pieles con rosácea o con tendencia al enrojecimiento o sensible han de incorporar el tónico como último paso de su rutina de limpieza. Pero, ¿qué tipo de tónico escoger?, ¿qué fórmula es más eficaz para este tipo de dermis? Según los dermatólogos, las pieles con rosácea deben utilizar un tónico con activos calmantes para devolver el confort y equilibrar el pH después de la limpieza. Entre los activos que aportan sensación de bienestar inmediata se encuentran la niacinamida, agua de rosas, agua de mar y agentes antiinflamatorios.

Por lo general, se recomienda aplicarlos a toques con los dedos, evitando los discos desmaquillantes. Estos utensilios podrían suponer una agresión para esta piel tan delicada.

dosfarma.com te ofrece una amplia selección de productos específicos para pieles con rosácea. Entre los tónicos y tratamientos que podrás encontrar figuran:

  • 5punto5 Tónico Equilibrante 250ml. Su exclusiva formulación a base de hidrolato de rosas y agua marina junto a agentes hidratantes, como vitaminas hidrosolubles, regula y equilibra la actividad de la piel.
  • Sesderma Hidraderm TRX Tónico 200ml. Tónico clarificante e hidratante para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles. Elimina las impurezas y refresca la piel. Mejora la función barrera cutánea, aporta propiedades antioxidantes y restablece el pH natural de la dermis.
  • A-Derma Sensiphase AR Pack Antirojeces. Tratamiento integral para pieles reactivas con tendencia al enrojecimiento. Atenúa las rojeces, alivia y protege. Con SPF15.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here