¿Qué es la cistitis y cómo se trata?

La cistitis es el término más conocido para referirnos a la infección de orina. Ha sido propagada por microorganismos en el tracto urinario. La infección de orina es provocada en la mayoría de los casos por una bacteria llamada Escherichia Coli, la cual vive tranquilamente en nuestro intestino. Las mujeres de edad joven son más propensas a padecer esta infección, aunque puede asociarse a cualquier persona, sea hombre o mujer.

Los síntomas más comunes son:

  • Necesidad imperante de orinar, incluso sin llegar a orinar.
  • Picazón o ardor al orinar, enrojecimeinto en la vulva y picor.
  • Un color anómalo o espeso en la orina, así como incluso presencia de sangre en la orina.
  • La infección puede provocar fiebre o escalofrío, lo que puede ser señal de que ha llegado hasta los riñones. Razón por la cual es imprescindible acudir a un médico cuando creemos padecer una infección de orina o presentamos alguno de estos síntomas.

Los complementos alimenticios formulados con extracto de arándano rojo pueden resultar de ayuda para tratar y prevenir la cistitis, así como para evitar su recurrencia:

 

 

La cistitis es una de las infecciones más comunes entre las mujeres. De hecho, según el centro de Información de la Cistitis, 3 de cada 10 mujeres han sufrido un episodio de cistitis en el último mes. Es posible que debido a la gran influencia de ésta, se hayan propagado como la espuma ciertos mitos, que son eso: falsos. Veamos cuales son los más extendidos.

5 Mitos sobre la cistitis

1.- La cistitis se contagia mediante la práctica sexual en pareja. Debido a la proximidad de la uretra, el contagio de bacterias se hace mucho más posible cuando practicamos sexo. Esto se conoce como cistitis poscoital. Sin embargo, las relaciones íntimas no provocan sí o sí una infección de orina siempre y cuando mantengamos las medidas de higiene convenientes.

2.- Una infección de orina es provocada por mala higiene. Lo cierto es que aunque mantengas una higiene correcta, la posibilidad de contraer una infección no desaparece. También es cierto que una mala limpieza puede favorecer la proliferación de la bacterias. Así como también un exceso de higiene o no utilizar un gel con pH adecuado.

Para cuidar de la higiene íntima es conveniente utilizar jabones suaves, que no alteren el pH de la zona:

 

3.- Solo padecen cistitis las mujeres. Son las mujeres quienes más padecen esta infección, pero los hombres no quedan exentos. Ellos la padecen mucho menos porque las bacterias tienen que recorrer en su caso un mayor camino hasta poder afectar en la vejiga.

4.- No hagas nunca pis en un baño público. Aguantarnos la orina es una de las posibles causas que provoca la infección de orina, por lo que este mito ha provocado todo lo contrario. Aunque algunos baños insalubres no son los adecuados y pueden favorecer la proliferación de bacterias, la mayoría de baños públicos se encuentran limpios y aptos.

5.- La infección de orina es una enfermedad de transmisión sexual. Tranquila, no vas a contagiar a tu pareja por practicar sexo. Sin embargo, la infección de orina provoca molestias en las relaciones íntimas y podría empeoran los síntomas. Por ello, es recomendable acudir a un médico antes de mantener relaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here