La llegada al mundo de un bebé es siempre motivo de alegría. Y también de muchos cambios en la vida de los recién estrenados papás a los que hay que adaptarse. El nuevo escenario familiar necesita tiempo y mucha unión entre sus integrantes para acomodarse a él y al nuevo papel que cada uno desempeña. Sin embargo, para las mujeres todo se complica con el brusco descenso hormonal que experimenta su cuerpo tras el parto. Esto puede provocar ansiedad, tristeza, cansancio y nerviosismo en la madre, dificultando el vínculo materno –filial. Esta complicada situación se conoce con el nombre de depresión postparto, y son muchas las mujeres que se enfrentan a ella tras el nacimiento de su bebé.

En concreto, 1 de cada 9 madres que acaban de dar a luz tienen depresión postparto. Por tanto, la depresión postparto es un problema común que sufren las madres, por el que no deben sentirse culpables ni avergonzadas. Ni la depresión postparto es su responsabilidad, ni tampoco es un indicador de que no quieren a sus hijos. Es un problema de salud que se trata y se supera. En consecuencia, es importante acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado. De lo contrario, la depresión postparto podría durar meses o años. Además de afectar a la salud de la madre, puede interferir con su capacidad de relacionarse con el bebé y cuidar de él. La depresión postparto también puede causar problemas para dormir y alimentarse en el bebé, y de conducta a medida que crece.

¿Cómo detectar la depresión postparto?

Los expertos coinciden en señalar como síntomas más comunes de la depresión postparto los siguientes:

  • Tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Insomnio.
  • Pérdida de apetito.
  • Ansiedad.

La depresión postparto puede confundirse con la melancolía postparto, pero los signos y síntomas son más intensos y duran más tiempo. Por lo general, los síntomas se desarrollan dentro de las primeras semanas después del parto. Pero pueden comenzar antes, durante el embarazo o más tarde, hasta un año después del nacimiento.

Y, ¿cuáles serían las causas de la depresión postparto? En la aparición de esta patología pueden intervenir la mala experiencia de un parto traumático y la falta de sueño y agotamiento. La poca o nula ayuda del otro progenitor, así como la falta de comprensión, también pueden agravar la situación. Otros de los factores de mayor riesgo tienen que ver con ser madre primeriza, además de una mala regulación de la tiroides y/o padecer anemia.

¿Se puede prevenir el mal trago después del embarazo?

Los expertos coinciden en que entre un 10 y un 20% de las madres experimenta depresión, ansiedad, trastorno bipolar u otros síntomas en algún momento desde el embarazo hasta un año después del parto. Si bien es complicado prevenir la aparición de la depresión, sí que se pueden tomar una serie de medidas para aliviar sus síntomas y mejorar el bienestar de madre e hijo.

Entre las recomendaciones generales, se encuentra el contacto piel con piel entre la madre y el bebé durante las primeras horas después del parto. Además, se aconseja restringir las visitas para evitar el estrés, tanto de la madre como del bebé. Y, en caso de optar por la lactancia materna, se recomienda que sea a demanda del bebé.

Por otra parte, es conveniente que la recién estrenada mamá, que está inmersa en un complejo proceso de adaptación, intente sacar tiempo para ella. Es fundamental que se dedique al día unos minutos para realizar aquellas actividades que le ayudan a relajarse y sentirse bien. También es imprescindible contar con la ayuda profesional siempre que se necesite para superar este bache.

Los padres también pueden sufrir depresión postparto.

Menos frecuente o conocida, lo cierto es que también los hombres que fueron padres pueden experimentar depresión postparto. Éstos pueden sentirse tristes, cansados, abrumados, tener ansiedad o sufrir cambios en sus rutinas habituales de sueño y alimentación.

Este problema en los padres puede tener el mismo efecto negativo en las relaciones de pareja y en el desarrollo del niño, que la depresión postparto en las madres. Ante los síntomas de depresión ansiedad durante el embarazo de la pareja, o el primer año después del nacimiento del bebé, el hombre debe pedir consejo profesional al especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here