La neumonía es un tipo de infección que cada vez afecta a más personas. Supone un grave problema de salud para las personas de edad avanzada y por ello es importante tomar una serie de precauciones para evitarla. Saber que es y cómo tratarla es clave, especialmente en la época de frio en la que los resfriados y las gripes están a la orden del día. Por eso vamos a conocer una serie de medidas preventivas para evitar la neumonía.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es una infección en uno o en los dos pulmones caracterizada por la multiplicación de microorganismos en el interior de los alvéolos, lo que provoca que aparezca una inflamación con daño pulmonar. Puede tener más de 30 causas diferentes y saber cuál es va a facilitar el tratamiento de después.

Los virus respiratorios son la causa más común de neumonía en niños y adultos jóvenes, mientras que el virus de la gripe es la causa más común de neumonía en adultos.

Puede tener de síntomas leves a severos. Comienza por tos, fiebre, escalofríos o dificultar para respirar. Pero puede acabar en dolor de pecho agudo, de cabeza, sudoración excesiva, perdida de apetito y confusión en personas mayores. Cualquier persona puede contraer neumonía, pero algunas personas tienen un riesgo más alto que los demás. Por eso se deben saber cuáles son las medidas preventivas para evitar la neumonía.

Medidas preventivas para evitar la neumonía

En la prevención está la clave. Conocer cómo evitar la neumonía nos va a ser de gran ayuda, sobre todo en ciertas épocas. Estos son algunos de las medidas preventivas para evitar la neumonía que debes seguir:

  • Dejar de fumar. Fumar incrementa por 4 el riesgo de padecer neumonía. Pasados 5 años el abandono del tabaco, este riesgo disminuye a la mitad.
  • Reducir el consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol está asociado con el mayor riesgo de que la neumonía sea más grave, debido a que afecta a componentes esenciales del sistema inmune.
  • Llevar una dieta adecuada y mantenerse hidratado. La mala nutrición y la deshidratación favorecen la presencia de esta enfermedad. Seguir una dieta rica en nutrientes y asegurar que la persona beba al menos dos litros de agua al día son buenas medidas para mantener el organismo fuerte frente al ataque de virus y bacterias.
  • Separar a las personas enfermas de las sanas. La neumonía se transmite rápidamente por contagio directo entre personas por lo que, una de las principales medidas de prevención es separar a las personas mayores sanas para frenar la posibilidad de contagio.
  • Mantener una buena higiene de los dientes y la boca para evitar que se forme placa en la boca y se dé la colonización de la boca por microorganismos.

El mejor tratamiento

El tratamiento para la neumonía implica la cura de la infección y la prevención de complicaciones. El tratamiento depende del tipo y la gravedad, pero ahora que ya sabes las medidas preventivas para evitar la neumonía estos productos te van a ayudar a que pase antes.

  • PharysolTos Monodosis 16 sticks x 10ml. Cuenta con una formulación a base de extractos de plantas y carbohidratos que calman y alivian la tos seca. A su vez ayuda a eliminar la mucosidad y fluidifica los conductos respiratorios, lo que favorece la hidratación de la mucosa.
  • Salus Alpenkraf Infusión Herbal 15 Filtros. Se trata de una solución en infusión preparada a base de plantas caracterizadas por sus propiedades mucolíticas y expectorantes, que ayudarán a reducir la irritación provocada por la tos.
  • Flulenza Garganta Spray 20 ml. Una cómoda solución en spray con el que podremos tratar prevenir la sequedad e irritación generada en los epitelios de la boca y de la garganta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here