Continuamente escuchamos numerosas afirmaciones en relación con la salud íntima. Esto nos lleva a crear una concepción de los cuidados íntimos, muchas veces equivocados. En este post contamos con la colaboración de Sofia Lorca Alfaro, especialista en Obstetricia y Ginecología, miembro del cuadro médico de Ginemed, para resolver algunos de los mitos y realidades sobre higiene íntima más escuchados.

La importancia de un correcto cuidado íntimo

La zona íntima es una de las más sensibles del cuerpo de la mujer. Es por ello que debes conocerla bien y mantener su balance para disminuir así el riesgo de infecciones.

Son muchas las situaciones que pueden alterar el equilibrio de nuestro ecosistema íntimo, y que va mas allá de una simple higiene íntima.

A diario escuchamos diferentes afirmaciones sobre su correcto cuidado. Esto, en la mayoría de las ocasiones, nos lleva a crear una rutina íntima inadecuada. Es en estos casos cuando debemos recurrir a la ayuda de un experto que nos ayude a conocer mejor esa zona y a descubrir cual es su mejor cuidado.

Mitos y realidades sobre higiene íntima

Actualmente, existen muchas dudas sobre la higiene íntima femenina y su correcto cuidado. Para ayudarnos a entender algunos de los mitos y realidades tan extendidos en la sociedad contamos con la ayuda de la doctora Sofia Lorca.

¿La depilación completa de la zona genital es la opción más higiénica?

En absoluto, la depilación es una opción personal. De hecho, el pelo es una barrera protectora. Se ha relacionado la depilación completa con una mayor probabilidad de contagio de algunas infecciones de transmisión sexual (ITS) por contacto, como condilomas, herpes. Sin embargo, no se ha demostrado que se asocie con más infecciones vaginales (cándida, vaginosis bacterianas, entre otros) ninguna de las dos opciones. Así que la respuesta es que sin duda no es más higiénico, sólo una opción personal.

¿Los lavados vaginales periódicos son necesarios?

No, no lo son. Sólo hay que lavarse externamente con un gel ginecológico 1 vez al día. Las duchas vaginales (introducir agua u otras mezclas preparadas en vagina) no está recomendado a no ser que tu médico te lo recomiende por un problema concreto.

¿Si te pica tu zona íntima es porque tienes hongos?

No tiene por qué. Muchas veces se trata de sequedad o incluso algo de inflamación. Es fundamental no autotratarse ante la sospecha de candidiasis sin previamente haber consultado con tu médico o ginecólogo.

¿La vagina no debe presentar olor?

Durante el ciclo se presentan diferentes tipos de flujo según el pico hormonal que estamos sufriendo. Normalmente ese flujo tiene un olor neutro, aunque en las fases de ciclo (como la ovulación) que más flujo producimos este puede acumularse o secarse en la braguita y sí oler un poco más. Lo que no es normal son los olores desagradables como a pescado podrido, suelen ser muy frecuentes y se deben a infecciones bacterianas de la vagina.

¿Durante la menstruación no puedes quedarte embarazada?

No es verdad. Hay mujeres que puede ovular antes de la mitad del ciclo y por lo tanto pueden quedar embarazas estando aún con la regla.

¿Es cierto que no puedes quedarte embarazada en tu primera vez?

Sí claro que puedes. No hay ningún factor protector de embarazo en ser o no la primera vez que mantienes relaciones.

¿Las duchas vaginales previenen el embarazo?

Tampoco. Para la fecundación los espermatozoides llegan a la Trompa de Falopio, por lo que no se quedan en la vagina y da igual que realices una ducha vaginal después.

¿La presencia de flujo es uno de los síntomas de infección vaginal?

El tipo, color, consistencia y olor del flujo puede orientarnos a distintos tipos de infecciones vaginales. Por ejemplo, el flujo blanco grumoso (como requesón) es característico de las candidiasis; el flujo maloliente como pescado podrido, típico de vaginosis bacterianas; y el flujo verde/amarillento espumoso, de tricomoniasis.

La higiene íntima es imprescindible para continuar con nuestra actividad diaria. Cuando algo falla en ella, todo se desmorona. Lo hemos comprobado, desafortunadamente, en más de una ocasión. Por ello, te invitamos a que acojas estos tips y deseches los mitos que hemos visto, para mantener una higiene íntima que acompañe tu ritmo de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here