Movember ha llegado y nadie sabe cómo ha sido. Casi de un suspiro estamos en la recta final del año. Y aunque pudiera parecer que no hay nada más importante hasta entonces que vivir intensamente las fechas navideñas. Noviembre tiene un importante y claro mensaje respecto a la salud masculina que no nos debemos saltar. Chicos, hay que cuidarse.

Movember es una campaña anual que se desarrolla desde 2003 en diferentes países del mundo para concienciar sobre problemas de salud del hombre. Tales como el cáncer de próstata, cáncer testicular, depresión masculina e inactividad física. Para ello, durante el mes de noviembre los hombres suelen lucir sus bigotes para visibilizar sus carencias de salud. Asimismo, se organizan encuentros con la intención de dar su lugar a la salud masculina.

 

¿Pero, qué significa Movember?

Movember es la contracción de los términos del inglés Moustache, de ahí la proliferación de bigotes en los últimos años por estas fechas, y November. La intención de este movimiento global es visibilizar los problemas específicos de la salud masculina, que han estado silenciados tradicionalmente en nuestra sociedad. Y, por otra parte, este movimiento, pretende concienciar a los hombres sobre la importancia de realizar revisiones médicas periódicas. La finalidad es conseguir una detección precoz del cáncer de próstata y el cáncer de testículo. Y acabar así con el tabú que supone hablar de estos problemas.

Y, ¿qué sentido tiene el bigote? Este símbolo de masculinidad ejerce de enlace con los tipos de cáncer que afectan a los hombres, dado que es algo propio de este sexo. De esta manera, con una imagen típicamente masculina se pretende visibilizar, concienciar y, sobre todo, llamar a la acción de los varones sobre su cuidado personal y salud. En una sociedad estereotipada, en la que los hombres han sido llamados a ser los fuertes y valientes, los que nunca lloran y siempre están dispuestos para la lucha, sigue siendo un tabú la salud masculina. Por ello, esta campaña busca la empatía de toda la sociedad, para romper estereotipos y dejar paso a nuevas masculinidades, que apuestan por cuidarse y mimar su salud. Y que, sobre todo, hablan libremente de cualquier tema.

Cáncer de próstata.

El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más común en hombres de todo el mundo. Este tipo de cáncer se produce cuando algunas células de la próstata se reproducen mucho más rápido de lo habitual, dando lugar a un tumor. Uno de los aspectos más preocupantes de la enfermedad es que la mayoría de los cánceres de próstata se desarrollan sin que los hombres experimenten síntomas en las primeras etapas.

Aunque suele ser el médico quien detecta el cáncer de próstata durante una revisión rutinaria, hay hombres que sí experimentan cambios en la función urinaria o sexual. Los síntomas pueden incluir:

  • Necesidad de orinar con frecuencia.
  • Dificultar al iniciar la micción o al retener la orina.
  • Flujo de orina débil o interrumpido.
  • Micción con dolor o escozor.
  • Dificultad de tener una erección.
  • Dolor al eyacular.
  • Sangre en la orina o semen.

 

Factores de riesgo.

Los factores de riesgo en el cáncer de próstata, que debes tener en cuenta, son los siguientes:

  • Edad. Cuanto mayor es un hombre, más posibilidades tiene de padecer esta enfermedad.
  • Antecedentes familiares. Los hombres con historial familiar son dos veces más propensos a desarrollar la enfermedad.

 

Cáncer de testículos.

En los últimos 50 años, la tasa de hombres a los que les ha sido diagnosticado cáncer testicular se ha duplicado. Este tipo de cáncer se inicia a modo de crecimiento anormal o tumor que se desarrolla en uno o ambos testículos. Según las estadísticas, más del 90% de los cánceres de testículos se desarrollan en las células germinales. Éstas son las encargadas de producir esperma.

Asimismo, los estudios realizados hasta el momento revelan que los varones de entre 15 y 40 años son los que corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de testículos. Y aunque sus causas se desconocen, hay factores que pueden aumentar considerablemente el riesgo en los hombres. Estos serían, el historial familiar, haber padecido previamente la enfermedad y la criptorquidia de nacimiento, o el descenso incompleto de los testículos.

 Síntomas asociados al cáncer testicular.

Los varones aquejados por cáncer de testículos pueden experimentar pocos o ningún síntoma de la enfermedad. De ahí la importancia de las revisiones médicas. No obstante, existen importantes signos de alerta a los que es conveniente estar atento. Hablamos de:

  • Hinchazón o bulto en alguno de los testículos, que por lo general suele provocar dolor.
  • Sensación de pesadez en el escroto.
  • Cambio de tamaño o la forma de los testículos.
  • Dolor en la parte baja del abdomen o en las ingles.
  • Aumento súbito de fluido en el escroto.
  • Dolor o molestias en un testículo o en el escroto.

 

DosFarma se suma al movimiento Movember.

Como no podía ser de otra manera, la parafarmacia online, que se preocupa y ocupa por el bienestar general y la salud de los ciudadanos, se suma al movimiento Movember. Así, hasta el 24 de noviembre podrás disfrutar de un 60% de descuento en todos los productos de DosFarma.com para que te decidas a cuidarte.

En DosFarma encontrarás una amplia gama de productos que responden de manera eficaz a los problemas específicos de la salud masculina. Comprometida con la sociedad en la que se inserta, la parafarmacia online de referencia intenta concienciar con este gesto sobre la importancia de revisar la salud masculina.

Y recuerda, te dejes o no bigote, súmate a Movember y cuídate todo el año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here