Comúnmente caemos en el error de pensar que nuestros labios solo necesitan protección en invierno porque es cuando más se resecan y toman la apariencia de labios agrietados, pero ahora que se acerca  el verano y aumentan las horas de exposición al sol descubrirás que en esta temporada es cuando sufren un mayor deterioro por la cantidad de agentes externos con los que entran en contacto. El sol, el agua del mar y el calor hacen que sea más necesario protegerlos ante sus efectos nocivos. Los labios son la parte más delicada del rostro ya que no generan glándulas sebáceas propias. Por este motivo siempre necesitarán que los mantengamos humidificados a base de bálsamo labial o cualquier otro producto hidratante.

Con la llegada del verano nos volvemos locos ante el deseo de broncearnos lo antes posible. En el mejor de los casos solemos utilizar un protector solar facial para que nuestra piel no quede dañada y tengamos que sufrir sus consecuencias. El problema, es que dentro de esta rutina solemos olvidarnos de proteger nuestros labios del sol. Prestar atención a este cuidado, además de ayudarnos a prevenir los labios quemados, es ideal para que nuestra boca detone belleza y salud. Es muy importante que este protector actúe contra la radiación UVA/UBVB al mismo tiempo que prevenga la aparición de manchas y arrugas alrededor de la boca. Se puede tratar perfectamente de un hidratante de labios con SPF 15 como los de la marca Apivita que al mismo tiempo incluyen protección solar adaptada a tus necesidades. Al aplicarlo, procura no exponerte durante largas horas al sol y úsalo cada dos horas, sobre todo, después de las comidas y bebidas.

Dentro de la rutina de belleza de esta parte del rostro, antes del uso de bálsamo labial, te recomendamos que te deshagas de la piel muerta que se acumula en forma de capas de piel seca que a la larga hace que la apariencia de los labios pierda su encanto. Por esta razón es por la que debes de exfoliar los labios y promover la regeneración de nuevas células cutáneas, para eliminar la capa seca que la cubre y destapar una piel nueva suave y atractiva. Además, puedes crear tu propio exfoliante en casa mezclando 3 cucharaditas de azúcar moreno con dos gotas de aceite de oliva. Coloca la mezcla sobre tus labios y con la ayuda de tu dedo índice extiéndela en forma de pequeños círculos por poco tiempo, uno o dos minutos, y de manera muy suave para evitar que se irriten. Después, acláralos con agua templada y, por último, hidrátalos con un bálsamo labial. Te recomendamos alguno de la marca Blistex.

Otros de los trucos que puedes utilizar para cuidar de tus labios es procurar no humedecerlos con la lengua ya que la saliva destruye la fina capa de grasa que los protege. Igualmente, tampoco es recomendable que te arranques las pieles muertas a fuerza y sin delicadeza porque no harás más que darles un aspecto antiestético. Recuerda que si quieres aportarles una protección solar y una hidratación efectiva primero debes exfoliar tus labios. En la farmacia online DosFarma te ofrecemos todos los productos que necesitas para seguir completando tu cuidado labial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here