Son muchos los profesionales que han tenido que improvisar una oficina en casa para teletrabajar. Las horas de más por la carga de trabajo frente a las pantallas, en ocasiones sin la luz necesaria, y las rutinas poco definidas pueden provocar el malestar de la vista. En este post te damos algunas claves para cuidar los ojos cansados.

Más horas al día frente a las pantallas, más riesgo de sufrir problemas visuales.

El teletrabajo y el ocio digital aumenta las horas que pasamos al día frente a las pantallas del ordenador, tabletas y móviles. Esta forma de trabajar y entretenernos, inofensiva en apariencia, puede acarrear consecuencias negativas a la salud ocular en un futuro no muy lejano.

Pero, ¿dónde está el peligro? Según los oftalmólogos, los ojos se cansan al tener que mantener el mismo foco de visión durante un tiempo prolongado. En estos casos, se produce fatiga visual y síndrome del ojo seco.

Respecto a niños y adolescentes, que también reciben clases virtuales y juegan más horas de las normales con las deseadas pantallas, puede provocar miopes prematuros. Diferentes estudios señalan que más tiempo frente a las pantallas significa menos tiempo al aire libre o con la vista dirigida a espacios amplios, lo que favorece la miopía.

Causas y síntomas del ojo cansado.

Los expertos señalan como principales causas de la vista cansada los siguientes factores:

  • Mala iluminación. Puede ser insuficiente o muy intensa. También hay que tener cuidado con los reflejos directos en nuestros ojos.
  • Ambientes secos. El uso inadecuado del aire acondicionado o calefacción puede resecar los ojos. Conviene que la oficina provisional en casa esté adecuadamente ventilada, bien de forma natural o con la ayuda de un humidificador.
  • Estrés. Tan perjudicial puede ser una carga excesiva de trabajo como la falta de sueño. En esta época, el insomnio y la escasa calidad del sueño son muy frecuentes. Por ello, se recomienda recurrir a la ayuda extra de complementos alimenticios e infusiones que favorezcan la conciliación del sueño, así como su calidad y la relajación.
  • Tareas a corta distancia. Leer un libro o enhebrar una aguja requieren fijar la vista a corta distancia durante un tiempo prolongado.

Hoy día, los ojos cansados son una molestia muy común, que puede presentarse en forma de los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Visión borrosa.
  • Hinchazón de ojos.
  • Sequedad ocular o sensación de cuerpo extraño en el ojo.
  • Pinchazos en los ojos.
  • Ojeras o bolsas en los ojos.

La distancia aumenta la seguridad.

Ante la imposibilidad actual de reducir considerablemente el número de horas expuestos a las pantallas, los expertos aconsejan alejarnos del dispositivo físicamente.

Los móviles o las tabletas, a los que acudimos fundamentalmente para recibir y enviar correos de trabajo y contactar con compañeros. Aunque también empleamos para entretenernos en las redes sociales, deberían contar con una distancia de observación de 35 centímetros mínimo. De lo contrario, el usuario estará haciendo un esfuerzo excesivo en la convergencia y el enfoque de los ojos.

En el caso de las pantallas de ordenador, la distancia visual óptima debería de estar entre 40-50 centímetros para portátiles. Y para los ordenadores de sobremesa, la distancia ideal estaría entre 60 y 70 centímetros. En cualquier caso, trabajar demasiado cerca de la pantalla obliga a un esfuerzo excesivo, provocando tensiones visuales innecesarias.

La regla del 20-20 y otras técnicas efectivas.

Es un clásico del que seguro habrás escuchado hablar. Se trata de una técnica muy sencilla, según la cual tras cada 20 minutos de actividad visual en distancias cortas, se deben descansar y mirar fuera del escritorio durante 20 segundos. Hay que enfocar algo que se encuentre a unos 20 pies de distancia, es decir, a unos 6 metros. Si el espacio es pequeño, se aconseja mirar por la ventana.

Otras técnicas igualmente recomendadas por los oftalmólogos son:

  • Parpadear a menudo. Este sencillo gesto es fundamental para mantener la hidratación. Se considera que la frecuencia de parpadeo es de al menos 15 veces por minuto. Pero ante las pantallas baja a 5 veces.
  • Controlar la postura de trabajo. Sentados correctamente evitaremos dolores, lesiones y diferentes problemas de salud. En general, el dispositivo debe estar elevado, a la altura de los ojos, y la persona debe mantenerse a medio metro de distancia.
  • La importancia de la iluminación. Los reflejos en la pantalla del ordenador también pueden causar fatiga ocular. La oficina debe estar instalada de tal forma que las fuentes de luz no provoquen deslumbramiento directo ni reflejos en la pantalla. En este sentido, la pantalla debe situarse perpendicular a la entrada de luz por ventanas.

Una ayuda extra en la farmacia online.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here