Con la cantidad de horas que pasamos dentro de casa y sabiendo que la tentación vive con nosotros, debemos cuidar nuestra alimentación. Será la que nos ayude a mantener el equilibrio de nuestra salud mental y física. Además, ahora que tienes más tiempo, es cuando puedes empezar a planificar una buena rutina alimentaria.

Las claves de una buena dieta

Comer varias veces al día es necesario para evitar el cansancio, la fatiga y para proporcionarle al cuerpo las vitaminas y minerales que necesita para un óptimo funcionamiento. Sin embargo, muchas personas señalan que se les hace casi imposible preparar los alimentos que van a consumir durante el día. Mucho menos tienen tiempo para comer a la misma hora. Otro factor que se presenta es la ansiedad por la comida. Así, muchas personas alivian sus episodios de estrés con los alimentos.

Comer fuera de las horas puede generar un incremento significativo de la masa corporal, diabetes del tipo 2, altos índices de colesterol, problemas con la presión arterial y obesidad. Aunque la tarea parece casi imposible, comer cada día a la misma hora es sólo una cuestión de organización y hábito. Los resultados no sólo se verán reflejados en la salud sino también en el cuerpo.

 ¿Qué hacer para evitar la ansiedad por la comida?

La comida puede proporcionar un falso alivio temporal. Una vez que se termina de comer, el cerebro percibe que podemos sobrevivir por más tiempo. La sangre baja al estómago y se genera una sensación de calma. Las personas que están estresadas o se sienten emocionalmente inestables pueden encontrar en la comida una sensación de alivio reconfortante. Esto incrementa la ansiedad por comer continuamente, incluso cuando no se tiene hambre. A esto hay que añadirle que los alimentos más provocativos son ricos en azúcares y grasas.

La clave para disminuir la ansiedad está en cuidar los alimentos que se consumen. Es importante comer más proteínas y menos azúcar. Los alimentos ricos en fibra reducen el hambre y a su vez la ansiedad. Piensa siempre en pan, pasta y arroz integral, frutos secos e incluso complementos nutricionales ricos en fibra como: Arkodiet Chitosán Extra Forte.  Además es necesario comer con calma, ¿cuánto tiempo tienes para comer?. Si son de 15 a 20 minutos aprovéchalos al máximo. Hay alimentos muy saludables que se pueden comer fríos y que son muy fáciles de preparar. Por ejemplo las pastas frías, los sándwiches y las ensaladas. En cualquiera de estos casos intenta adobar con ingredientes naturales y evita las salsas. Recuerda que debes hidratarte continuamente para reducir los episodios de ansiedad.

¿Qué hábitos debo seguir para evitar comer a deshoras?

Organiza tus alimentos en tu día libre. Aprovecha esta oportunidad para planear que vas a comer en la semana. Recuerda que lo ideal es comer cinco veces al día, es decir desayuno, almuerzo y cena y con sus respectivas meriendas. Si hay comidas que son muy elaboradas puedes prepararlas de una vez y guardarlas en la nevera o en el congelador. Durante la semana desayuna inmediatamente después de despertar, puede ser muy pesado al principio pero los nutricionistas lo recomiendan para activar el metabolismo, 2 o 3 horas más tarde toma un almuerzo. Si se te dificulta reducir el apetito entre otras puedes usar Arkodiet Garcinia Cambogia 45 cápsulas. En la hora de la comida, con calma, procura disfrutar el alimento y beber suficiente agua. 2 o 3 horas más tarde toma la merienda. Para la cena recuerda que no debes comer tan tarde lo ideal comer algo ligero 3 horas antes de acostarte.

Para que no se te olvide comer puedes usar la alarma de tu teléfono. Los recordatorios son geniales y te ayudaran a mantenerte motivado especialmente si tienes como meta la operación bikini. Tener una jarra de agua a la mano te permitirá hidratarte constantemente, también hay unas aplicaciones que te recuerdan que debes beber agua. En las meriendas evita las grasas o el azúcar, las frutas te ayudaran a mantenerte activo por más tiempo.

Luego de algunos días tu cuerpo se va a ir acostumbrando y poco a poco las ganas de comer a deshoras se irán reduciendo. En cuanto te des cuenta comenzarás a bajar de peso. Mientras estás en este proceso puedes usar Lipograsil, también los complementos de alcachofa son muy beneficiosos, en estos casos te recomendamos Arkofluido Alcachofa Forte, Hinojo, mate y uva 20 ampollas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here