Si tienes un mejor amigo de pelo largo, lo más probable es que ya hayas pasado por ese desconcertante momento en el que su pelo se comienza a caer sin razón aparente.

Entonces, ¿Por qué ocurre esto? Lo más probable es que tu perro este haciendo su muda de pelo, un proceso comúnmente conocido como pelecha.

Es probable que te preguntes porque ocurre esta muda de pelo y si es un indicativo de algún problema de salud, pero la buena noticia es que no es ninguna mala señal. De hecho, es un proceso normal o natural que lleva a que nuestras mascotas se adecuen a los cambios de estaciones.

Este cambio de pelaje generalmente deja atrás el manto ligero de verano para adecuarse a las frías temperaturas del invierno. Este proceso dura de una manera natural de entre 2 a 3 semanas. Hasta ahora todo parece sencillo, pero el problema surge cuando nuestra casa empieza a parecer todo un hábitat de pelo.

¿Cómo hacer más llevadero este proceso?

Una de las mejores maneras para acelerar este proceso y controlarlo de una manera poco invasiva es simplemente implementar un horario de cepillado. Si tu perro es un Golden Retriver, por ejemplo, puedes establecer 2 cepillados intensos diarios, uno en la mañana y otro en la noche antes de dormir.

De esta forma, puedes barrer todo el pelo que vaya mudando. Sin embargo, debes tener muy en cuenta el tipo de pelo de tu mascota y la forma en que este mudando. En otros casos, puede que necesite más sesiones de cepillado al día.

Recordemos que un buen cepillado se hace de la siguiente manera:

  1. Cepillarlo suavemente: Primero en contra del crecimiento para facilitar que suelte el pelo muerto que está mudando y que aún esta adherido. Luego cepíllalo normalmente de unas 5 a 10 veces desde la cabeza hasta la cola, incluyendo sus patas. No es necesario que presione el cepillo con mucha fuerza pues solo podrías lastimarlo.
  2. Crea un ambiente positivo mientras lo cepillas: Mímalo, háblale suavemente, acarícialo en la panza y dale un premio una vez hayas terminado de cepillarlo. Esto creará un refuerzo positivo y querrá que lo cepilles todos los días.

Si tu perrito es muy inquieto intenta cepillarlo cuando regrese de pasear. En ese momento que este cansado, después de limpiar sus patas debes tener preparado el cepillo y hacerlo de manera natural, como si no fuera algo nuevo para que se acostumbre a la sensación y al horario.

También es buena idea que prestes atención a su alimentación. Durante este proceso sería bueno consultar con tu veterinario para ver si le recomienda tomar algún suplemento vitamínico que le ayude a evitar que pierda el pelo en exceso. Una buena opción para elegir un suplemento es comprar uno que contenga ácidos grasos con omega tal como el aceite de salmón.

Durante este proceso también es recomendable bañar a tu perro una vez a la semana durante lo que dure la muda. Esto lo ayuda refrescarlo y a soltar el pelo muerto que se queda enredado. Recuerda asearlo con un champú suave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here