Pie de atleta: tratamientos y remedios caseros

El pie de atleta es una afección producida por la propagación en los pies de un hongo conocido como dermatofito, y esta entrada de blog te cuenta cómo ponerle solución

0
1156
pie_atleta_tratamiento

Es uno de los problemas de salud más habituales entre la población, y por ello, es necesario saberlo todo sobre ellos. Concretamente el pie de atleta, uno de los tipos de hongos cuya aparición es más común, afectará a un 80 por ciento de la población en algún momento de su vida. Un dato, sin duda, que hace indispensable conocer las causas, síntomas y tratamiento de esta afección.

¿Qué es el pie de atleta y cuál es su causa?

El pie de atleta, también conocido como tiña de piel o tinea pedis, es uno de los hongos más comunes en lo referente a aparición. Provocado por un hongo llamado dermatofito, estos organismos se alojan entre los dedos de los pies y la planta de los mismos.

Tiene su origen de forma frecuente en espacios públicos como son las piscinas, duchas o saunas, instalaciones en las que, en muchas ocasiones, se hace uso de ellas sin sandalias o chanclas. Por tanto, un calzado adecuado evitará un posible contagio.

Por otra parte, el calor y la humedad en los pies favorecen el desarrollo de los hongos. Si los pies sudan o no se secan bien, y además se cierran con calcetín y calzado, las posibilidades de sufrirlo aumentan sobremanera.

Síntomas del pie de atleta

Los síntomas de este hongo pueden variar según el afectado, pero los que suelen aparecer suelen ser comunes. Esas manifestaciones serían las siguientes:

  • Erupción escamosa y enrojecida. Habitualmente se genera en los espacios que existen entre los dedos de los pies.
  • Picor. Es ciertamente soportable mientras se lleva el calzado puesto, pero cuando el pie se libera, respira y entra en contacto con el aire, este picor aumenta de forma considerable.
  • Sequedad y descamación. Suele afectar a la planta del pie, pudiendo extenderse hacia la superficie dorsal -parte superior- por zonas laterales. Es importante conocer la opinión de un especialista en este caso, ya que suele confundirse con un eccema o con un problema de piel seca.

¿Cómo curar el pie de atleta?

Es importante tratar esta afección a tiempo, antes de que los hongos continúen su propagación o, en el peor de los casos, evolucionen hacia úlceras y ampollas en los pies. Esta transmisión del hongo podría extenderse además hacia las uñas, convirtiéndose en otro problema a tratar. E incluso a las manos, especialmente si el afectado se rasca la zona infectada del pie.

Para tratar el pie de atleta eficazmente es imprescindible aplicar ciertas cremas, especialmente preparadas con principios activos para su eliminación. Si el aspecto y síntomas del pie de atleta no mejoran, resultará más indispensable aún acudir al médico o al podólogo para encontrar la solución más efectiva.

tratamiento_podolo_pie_atleta

Tratamiento para el pie de atleta

En DosFarma pueden encontrarse una amplia variedad de tratamientos para los hongos, entre los que se encuentra el pie de atleta. Estas serían dos de las recomendaciones en crema para el pie de atleta más efectivas:

  • Canespie Bifonazol 10 o 20 mg. Indicada en adultos y adolescentes a partir de 12 años, combate los principales síntomas del pie de atleta: picor, enrojecimiento, grietas entre los dedos y descamación, pudiendo llegar a inflamación o pústulas.
  • Scholmed crema 10 mg. Solución en pomada con la que podremos tratar la tinea pedis. Específica para adultos, también podrá utilizarse como tratamiento para infecciones dérmicas causadas por hongos y localizadas que aparecen entre los dedos de los pies.

Remedios caseros para el pie de atleta

Si bien el pie de atleta no suele revistar especial gravedad, especialmente si el problema se detecta a tiempo, su temprana aparición y posterior reconocimiento podría remediarse con tratamientos caseros que suelen ser efectivos. Algunos de los más comunes serían los siguientes:

Ajo

Las aplicaciones del ajo en terminología medicinal son interminables y, en muchos casos, incuestionables. En el caso del pie de atleta, la recomendación habitual pasa por realizar un baño de pies con agua tibia y diversos ajos frescos en su interior. Esta acción deberá realizarse dos veces al día, durante una semana, y cada remojo deberá durar aproximadamente media hora.

Bicarbonato

Las propiedades antifúngicas también están probadas en el caso del bicarbonato de sodio, un producto que puede encontrarse habitualmente en los hogares. Igual que con el ajo, se recomienda remojar los pies durante unos 15 minutos, dos veces al día, en una cubeta o bañera con agua tibia y media taza de bicarbonato.

Aceite de árbol de té

Gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas, diversos estudios demuestran que aquellas preparaciones que rondan el 40 por ciento de este aceite en su composición actúan de manera significativa sobre el picor y escozor provocado por el pie de atleta. Además, en muchos casos también ha sido demostrado que soluciona dicha infección por completo. No obstante, su uso debe estar supervisado por un médico, ya que en algunos casos puede provocar irritación en la zona.

Pie de atleta en niños

El pie de atleta surge en niños a partir de los 10 años de edad, aumentando la probabilidad de aparecer en la adolescencia. Esto cobra especial sentido, ya que, durante ese periodo, los niños realizan más actividades deportivas, frecuentando vestuarios de instalaciones públicas y espacios similares.

Los síntomas del pie de atleta en niños son prácticamente idénticos que en los adultos, en todo caso, algunos portales especializados especifican que también puede producirse mal olor en los pies. Del mismo modo, estas mismas fuentes señalan que si el niño tiene menos de 10 años, probablemente se trate de otra afección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here