Solución a unas uñas estropeadas

El motivo por el que se nos rompen las uñas suele ser desconocido por la mayoría de las personas que vivimos ante la incertidumbre de cuándo tendremos que sufrir una imperfección en las uñas. Vivimos el drama como podemos. Sacamos entonces nuestro arma más poderosa: la lima de uñas. Pero hay ocasiones en las que ni la lima sirve como solución. Esto se puede deber a una rotura mucho más larga de lo común. Provoca dolor y sensación de angustia. No solo angustia para ti por tener ese aguijón en tus dedos, sino también para aquellos pobres desprevenidos que han tenido la mala fortuna de acercar su piel a tu uña mal rota.

Si supiéramos los motivos por los que sucede todo este drama de uñas, podríamos ponerle un fin necesario. Veamos cómo solucionarlo. Nuestra uña crece aproximadamente 0.1mm diariamente. Echando cuentas al aire en unos 4 meses tendremos la uña completamente crecida y renovada. ¿Qué te parece si empezamos un plan de fortalecimiento de las uñas en este periodo de tiempo? ¿Te apuntas al reto?

¡Perfecto! Para conseguirlo los consejos que te vamos a proporcionar son bien simples y rápidos de llevar a cabo. La cuestión mayor es la de la constancia. El hecho de habituarnos a segur unos pasos, hará que se vuelvan prácticamente rutinarios y los hagamos de forma ya inconsciente. Vamos a conocerlos.

¿Por qué se rompen las uñas?

Está bien conocer las causas de los fenómenos para los que queremos encontrar una explicación. Pero no basta con saberlas. Debemos basarnos en el conocimiento para poder ponerle remedio. Por ello, hemos pensado en decirte las causas por las que finalmente se rompen las uñas y cómo podrías dejar de hacerlo para que no se vuelvan a romper. Al mismo tiempo que logramos estas metas, la uña no solo se romperá menos, sino que nacerá sana.

La primera causa que vamos a descartar es poseer una patología grave en las uñas. Es decir, ya no hablaremos en este caso de un problema de hábitos. Entre las enfermedades relacionadas con el mal crecimiento de las uñas podemos hablar sobre el Hipotiroidismo, la psoriasis, la anemia por deficiencia de hierro u otras carencias de vitaminas.

Si pasamos al plano de los factores externos que provoquen los daños a las uñas, podemos adentrarnos un poco más y darte una serie de pautas. El primero que vamos a comentar son los efectos de la sequedad. En épocas invernales donde las bajas temperaturas nos congelan hasta los huesos, las uñas no son menos. De hecho, se encuentran en contacto con todo. Al igual que hidratamos las manos, debemos aplicar en las uñas productos que la hidraten y alivien la sequedad. El mercado actual está repleto de productos dedicados al cuidado específico de la sequedad en las uñas. Nosotros te recomendamos Pilfood Aceite Hidratante Uñas 10ml. Este producto en concreto posee en su interior hasta 7 aceites y Vitamina A, F y E. Basta con que lo apliques todos los días con ayuda de un pequeño pincel. Verás la diferencia.

Ya hemos hablado en más de una ocasión de que los excesos nunca son buenos. Si pasas mucho tiempo manipulando agua es probable que finalmente la uña se blandee demasiado y llegue a quebrase. Para este problema hay fácil solución y no es otro que pasar por utilizar guantes. De esta forma no solo cuidarás las uñas sino que también la piel de las manos. No tienes por qué utilizar unos guantes de la edad media. Unos como los que te ofrece Interapothek te sirven. Podrás continuar tu trabajo con normalidad y no sentirás ni que los llevas.

Si ante tanta rotura de uñas has optado por hacerte la manicura bastante de seguido es probable que la uña se haya visto aún más resentida. Tranquila, no te culpamos. Pero es necesario que dejes más espacio entre las manicuras para que las uñas puedan respirar. Esto se debe a que les viene realmente mal el contacto con productos e ingredientes agresivos como son la acetona, los esmaltes o los pulidos que hacemos en cada ocasión. De la misma forma es conveniente que alejes las uñas de productos químicos como pueden ser los utensilios de limpieza.

Finalmente, hemos de hablar de un elemento clave para que nuestras uñas estén saludables. No se trata de otra cosa que la alimentación. Como casi todo lo que queremos cambiar del cuerpo, pasa por los alimentos que consumimos, e incluso la forma de cocinarlos. En esta ocasión tan solo vamos a decirte las vitaminas y minerales que debes incluir en tu dieta diaria para conseguir unas uñas fuertes. Estas son las vitaminas B,C,A,D. Además de estas, deberemos incluir Silicio, Sulfato de Zinc, L-Metionina y L-Cistina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here