Uña rota: por qué se rompe y cómo arreglarla

La alimentación, la descalcificación u otras enfermedades pueden provocar la rotura de las uñas, una afección que sufre un volumen importante de la sociedad.

1
5382
solucion_tratamientos_uña_rota

Es realmente fácil que suceda, pero una uña rota puede ser indicativo de un problema de salud ciertamente importante. La rotura de las uñas es síntoma de que algo no funciona bien en el organismo, ya sea desde el déficit de determinados nutrientes a contratiempos más moderados, como la anemia o la mala circulación. Para poder tratar este problema, es conveniente conocer sus causas.

¿Por qué se rompen las uñas?

Generalmente, la causa de esta afección suele ser un dato desconocido para gran parte de la sociedad. Una uña rota puede provocar dolor y ser especialmente incómoda, tanto a nivel de exposición como estético, en aquellas personas que suelen mostrar sus manos.

Es importante descartar las posibles causas más severas de esta rotura de uñas. Este problema, unido a un crecimiento anómalo, suele asociarse a:

  • Mala alimentación. Como sucede con multitud de patologías, los buenos hábitos alimenticios marcan la diferencia entre aquellos que preservan una buena salud y quienes sufren diversos contratiempos. En el caso de las uñas, un déficit de vitaminas A y B podría estar detrás de su rotura o mal estado.
  • Enfermedades. Una mala circulación sanguínea o padecer anemia suelen acarrear rotura de las uñas.
  • Hidratación deficiente. Al igual que el consumo de líquidos es esencial para el organismo, la hidratación de manos y uñas por igual también es necesaria a través de cremas o productos hidratantes que preserven su buen estado.
  • Factores externos. Las bajas temperaturas también afectan a la salud de la uña, así como el uso de productos químicos o de limpieza y detergentes que pueden resultar abrasivos.

Onicosquicia: uña rota a capas

La uña rota por onicosquicia afecta, según datos recogidos en un estudio, a un 30 por ciento aproximadamente de la población sin distinción de edad. La onicosquicia se refiere concretamente a las uñas rotas en capas o estrías de las uñas, que si bien puede producirse a cualquier edad, es más común con el paso de los años debido al aumento de la fragilidad de la propia uña.

Por lo general, las causas de las uñas rotas en capas se achacan a una infección por un hongo; a la aparición de eccemas; o por alteraciones hepáticas. No obstante, y como se citaba anteriormente, cualquier problema de uñas rotas se puede asociar a un déficit de hierro.

¿Cómo arreglar una uña rota?

La rotura esporádica de una uña tiene fáciles soluciones cosméticas. Desde el uso de una lima, hasta técnicas y formatos más actuales que camuflan el problema: uñas de gel, acrílicas, de porcelana… las opciones son múltiples y variadas.

Sin embargo, es importante reconocer que no se trata de un accidente inusual. La uña crece aproximadamente 0,1 milímetros al día, por lo que tarda aproximadamente unos cuatro meses en volver a un estado completamente renovado. Por tanto, durante ese plazo de tiempo se deberá vigilar su correcto crecimiento.

En el caso de que la rotura se produzca en varias uñas, para mejorar el estado generalizado de estas será importante llevar a cabo una serie de buenas prácticas para que no solo se rompan más, sino para que crezcan sanas:

  • Aplicar productos que alivien la sequedad e hidraten la uña.
  • Utilizar guantes de cocina. Una interacción constante con el agua, probablemente, termine por reblandecer la uña, pudiendo llegar a quebrarla.
  • Evita los químicos. Los utensilios de limpieza, así como otros productos ciertamente agresivos como la acetona o los esmaltes, evitan que la uña respire.
  • Realiza cambios en tu alimentación. La fortaleza de la uña puede adquirirse a través de diversos nutrientes. Está demostrado que vitaminas como la A, B, C y D, además de otros componentes como el silicio o la l-cistina, benefician la salud de las uñas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here