¿Qué es Iberogast?

Iberogast es una solución líquida indicada para aliviar diferentes problemas que afectan al estómago y a sus derivados, tales como: flatulencias, cólicos, náuseas, ardor en el estómago, dispepsia, la gastritis o la hinchazón en el abdomen. Aparentemente, su líquido tiene un aspecto oscuro con un color ligeramente marrón, un olor y sabor amargos, concretamente a regaliz. Podemos encontrar Iberogast hasta en 3 formatos distintos en función del tamaño y contenido: Tenemos el frasco cuentagotas con un 20ml, la cual dará una duración de 18 meses, otro de 50ml y de 100ml que nos durará unos 24 meses.

En esencia, Iberogast está elaborado con 50% de extractos líquidos etanólicos, en concreto, con un 0,15ml de carraspique blanco. Contiene hasta un 30% de extractos líquidos etanólicos: un 0,2ml de flores de manzanilla; un 0,1ml de raíz de  angélica; un 0,1ml de alcaravea; un 0,1ml de  celidonia; un 0,1ml de raíz de  regaliz; un 0,1ml de hoja de  melisa; un 0,1ml de fruto de  cardo mariano y un 0,05ml  de hoja de menta. Los encontraremos en frasco de vidrio dotados de un cuentagotas con el que controlaremos la cantidad indicada en cada toma y un cierre de tapón con rosca.

¿Cómo tomar Iberogast?

Debemos agitar el frasquito antes de tomarlo, ya que así se mezclarán e integraran todas las propiedades que contiene. Iberogast debe ser ingerido por adultos y adolescentes, siempre que sean mayores de 12 años. Se debe tomar Iberogast un total de 3 veces a lo largo del día (previamente o después de comer), en cada toma debemos ingerir 20 gotas acompañadas de un poco de líquido, siempre vía oral.

Iberogast para el tratamiento de la Dispepsia funcional

En primer lugar, tenemos que aclarar de qué se trata la dispepsia funcional: se trata de la sensación de malestar en la zona superior del abdomen justo después de haber ingerido la comida. Las molestias que se dan están relacionadas con la hinchazón, el ardor, pesadez y en definitiva: dolor. Para aliviar esta afección, Iberogast reúne los ingredientes necesarios para aliviar tales síntomas y reducir entre otros el ácido que produce tanto malestar.

Existen hasta dos tipos de Dispepsia: la Dispepsia funcional, que aparece sin ser el resultado de alguna causa evidente; y la Dispepsia Orgánica, la cual sí se trata de la consecuencia de un problema orgánico. Como prevención de la Dispepsia, es importante descansar después de ingerir los alimentos, ya que de no hacerlo puede aparecer la consecuente indigestión y, por otra parte, es recomendable dar el tiempo suficiente a las comidas, y que éste sea el suficiente como para masticar adecuadamente los alimentos y no comer rápidamente.

Indicaciones acerca de Iberogast

El bote de Iberogast no se debe conservar en un ambiente de temperaturas inferiores a los 25ºC. Si los síntomas continúan o se agravan pasados 7 días, se debe acudir al médico para que decida si continuar o no con el tratamiento. Si te olvidas de tomar una dosis, no debes ingerir el doble de la dosis olvidada para compensarla. Consumir en las 8 semanas posteriores de abrir el producto.

1 Comentario

  1. Hola es un poco contradictorio que si dura 18 0 24 meses pero hay que desechar a las 8 semanas de abrirlo, mi pregunta es se puede consumir una vez pasa las 8 semanas de abierto?, un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here