¿Qué es la menopausia y cuáles son sus síntomas?

La menopausia trae consigo un cambio generalizado en la calidad de vida de la mujer, aunque existen múltiples alternativas para adaptarse a esta nueva etapa y superar sus síntomas.

0
5401
menopausia síntomas cómo tratarla

Emociones descontroladas, cambios en hábitos de vida, variaciones físicas en el cuerpo… La menopausia o climaterio ha sido, históricamente, un tema tabú a nivel social. Pero cada vez son más aquellos que se centran en concienciar para tratar de mejorar la salud de mujeres de más de 40 años que se enfrentan, sin la información necesaria, a esta nueva etapa vital.

Con la colaboración del entrenador personal Nacho Ortuño, especializado en la salud de mujeres en etapas de menopausia y perimenopausia, esta entrada del blog de DosFarma pretende arrojar toda la información necesaria sobre esta temática.

¿Qué es la menopausia?

Conocida coloquialmente por ser la etapa en la vida de una mujer en la que la menstruación desaparece, la menopausia implica cambios mayores en el organismo de una fémina. No solo marca el final del ciclo menstrual, aunque su diagnóstico se establece después de un año en el que la mujer ha dejado de tener el periodo.

Biológicamente, esta etapa arranca con un frenazo, por parte de los ovarios, en la producción de estrógenos y progesterona. Pese a que no comienza a una edad determinada, la menopausia puede llegar en un periodo marcado entre los 40 y los 55 años.

La mayoría de mujeres sienten síntomas muy leves que, generalmente, encuentran una fácil solución realizando pequeños cambios en el estilo de vida. Sin embargo, otros de estos síntomas pueden llegar a ser más problemáticos y alterar en exceso la salud de la mujer.

¿Qué es la perimenopausia?

Como introducción, es importante partir de la base. Existe una etapa previa al climaterio, llamada perimenopausia, que es conocida como una etapa de transición hacia la propia menopausia. Algunos estudios determinar que la perimenopausia comienza unos cuatro años antes del inicio de esta, aunque varía según la mujer en cuestión.

Esta etapa puede durar tan solo unos meses, o incluso rozar la década. Durante este tiempo, los niveles hormonales de estrógeno varían y disminuyen, dando lugar a ciclos menstruales en los que no se libera ningún óvulo.

Además, es característico de la perimenopausia que se produzcan los primeros síntomas claros de este cambio vital que concluye con la llegada de la menopausia: sofocos, trastornos del sueño y sequedad vaginal.

¿A qué edad llega la menopausia?

Menopausia y edad son dos variables íntimamente relacionadas. Con el arranque de este proceso termina la etapa fértil de la mujer, siendo la irregularidad en los periodos menstruales y la disminución del flujo menstrual sus primeros síntomas.

Estos indicios son el preámbulo de un cambio físico y psicológico mayor. Según diversos estudios, en países desarrollados la edad media en la que se inicia la menopausia oscila entre los 51 y los 52 años.

No obstante, es esencial saber que el proceso de la menopausia es largo y suele estar repleto de cambios. Habitualmente, sus primeros síntomas comienzan a aparecer a partir de los 45 años. Debido a esa cantidad de alteraciones a nivel corporal y emocional, es importante que cada mujer sepa interpretar estos primeros signos para recurrir a terapias médicas o alternativas para la menopausia.

Menopausia precoz

Antes de llegar a los 40 años, hay mujeres que ya comienzan a experimentar los síntomas de la menopausia. En este caso se denomina menopausia precoz porque, en vez de aparecer en torno a los 45 años, se manifiesta antes de los 40.

No obstante, los cambios originados son los mismos: la mujer pierde su capacidad reproductiva y deja de producir una serie de hormonas (estrógenos y progesterona, principalmente), lo cual propicia una serie de síntomas muy característicos en el organismo.

La menopausia precoz, en su caso y a diferencia de la menopausia, que está totalmente vinculada a la edad, propicia su aparición a causa de factores genéticos y hereditarios. Sin embargo, otros condicionantes, como enfermedades o un estilo de vida poco saludable, pueden ser decisivos en estos casos. Por ejemplo, la extirpación del útero o tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia tienen como consecuencia directa este adelanto de la menopausia.

Síntomas de la menopausia

Conocer los posibles cambios que puede experimentar el cuerpo ayuda a identificar el inicio del proceso de transición, así como a combatir los propios síntomas. Los síntomas más comunes que se experimentan son los siguientes:

  • Periodo menstrual irregular. El periodo se vuelve más corto o largo, viendo también alterada su intensidad.
  • Sofocos. Son sensaciones de calor repentinas que se extienden a la cara y a otras partes del cuerpo. Pueden llegar a ser muy molestos, aunque por norma general suelen durar solo unos minutos.
  • Cambios vaginales. La membrana vaginal puede volverse más delgada, seca o elástica. Esto puede llegar a provocar sequedad vaginal y molestias durante las relaciones sexuales.
  • Cambios de humor. Se puede llegar a padecer ansiedad, irritabilidad o cansancio.
  • Problemas para conciliar el sueño. Suele ser normal, a causa de los sudores nocturnos.
  • Migrañas.
  • Pérdida de apetito sexual.

Sexo en la menopausia

La menopausia transforma el cuerpo, un proceso que requiere tiempo para asumir dichos cambios. Sin embargo, en lo que refiere a salud sexual, esto no implica tener que renunciar a determinadas prácticas. En relación con menopausia y sexo, estos son algunos de los cambios que puede generar el descenso en la producción de estrógenos:

  • Pérdida del deseo sexual o reducción de la libido.
  • Menor lubricación vaginal.
  • Molestias durante el coito.
  • Menor intensidad en la excitación y el orgasmo.

Por tanto, con la llegada de la menopausia se requiere una inversión mayor de tiempo para mejorar la excitación y la lubricación vaginal. Por tanto, hay que disfrutar y valorar ese tiempo, quererse, aceptarse, y contar con la complicidad y empatía de la pareja.

La menopausia es, por tanto, una etapa idónea para redescubrir la sexualidad. Disfrutar de otra manera, desde una perspectiva diferente. Durante este proceso, el sexo puede, incluso, convertirse en una eficaz terapia con la que superar los sentimientos que afloran y se intensifican, como son la sensación de envejecimiento, la soledad y la transformación física y mental.

¿Cómo paliar los síntomas de la menopausia?

Con la llegada de la menopausia, el autocuidado cobra una especial relevancia que debe concentrar la totalidad del tiempo, optando por cambiar aquellos hábitos que, no obstante, son recomendables tener incorporados desde la juventud.

La práctica de ejercicio físico deberá ser moderada y realizarse con la mayor constancia posible. No será necesario un aumento de su intensidad, pero sí ser constante con el objetivo. En lo referente a la elección, siempre será especialmente recomendable la realización de actividades que impliquen la fuerza.

En lo referente a la alimentación, conviene aumentar el consumo de verduras y frutas, especialmente aquellas ricas en fibra. Por otra parte, se recomienda evitar consumir determinados alimentos que contienen carbohidratos refinados, sustituibles por versiones integrales. Las comidas picantes y el alcohol tampoco son recomendables durante la premenopausia.

Por último, debe tenerse en cuenta que los alimentos procesados, el consumo excesivo de cafeína o la falta de ejercicio físico son hábitos o actitudes que, no obstante, conviene evitar a cualquier edad. Mantener un estilo de vida saludable, sustentado por ejercicio físico y una alimentación correcta, será la clave para mantenerse en plena forma.

Tratamientos y complementos alimenticios alternativos

Si esas recomendaciones básicas no terminan paliando los síntomas de la menopausia, existen alternativas variadas en forma de complemento alimenticio idóneas para compensar ciertas carencias. Desde DosFarma, se recomiendan los siguientes:

  • Multicentrum Mujer 50+. Un complejo vitamínico especialmente indicado para cubrir las necesidades nutricionales de las mujeres mayores.
  • Flavia Plus. Alivia los síntomas de sofocos y ayuda a reforzar los huesos. Con soja, calcio, vitamina D, vitamina K.
  • Estromineral Plus Serena. Complemento alimenticio a base de isoflavonas de soja, fermentos lácticos, agnocasto, magnolia, vitamina D3, calcio y magnesio.
  • Ymea Menopausia Vientre Plano. Proporciona alivio y confort frente a los síntomas de la menopausia y contribuye al adelgazamiento abdominal gracias a su doble acción única.
  • Muvagyn Gel Vaginal. Este gel hidratante es útil para recuperar la salud de la mucosa vaginal cuando se siente incómoda y molesta.
  • Aquilea Menopausia Maca. Un complemento alimenticio pensado especialmente para el alivio de las molestias que normalmente se sufren durante el periodo de la menopausia en la mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here