¿Sabes qué es y qué función desempeña el betacaroteno? ¿Es cierto que ayuda a lucir un bronceado radiante y duradero? ¿Para qué más sirve el betacaroteno? ¿Cuáles son sus principales beneficios? A continuación iremos despejando incógnitas para intentar resolver todas vuestras preguntas acerca de este carotenoide.

El betacaroteno es un flavonoide. Es decir, un pigmento vegetal que le proporciona un intenso color amarillo, rojizo o anaranjado a los alimentos que lo contienen. Posee la capacidad de convertirse en vitamina A en el organismo, y cuenta con interesantes propiedades para nuestra salud.

Acelera el bronceado

Desde hace años las farmacias y parafarmacias comercializan pastillas y cápsulas de betacaroteno, a las que se recurre para conseguir una piel morena y un bronceado natural cuando los rayos del sol anuncian la llegada del verano.

Tras una exhaustiva revisión de los estudios clínicos llevados a cabo que evalúan su efecto y eficacia, se ha comprobado que el consumo de complementos de betacaroteno contribuye a prevenir las quemaduras solares. Sin embargo, según los científicos, para proteger la piel del daño de los rayos ultravioletas y que el bronceado se perciba, habría que tomar este compuesto al menos 10 semanas antes de la exposición solar. En dosfarma.com puedes encontrar una amplia selección de complementos con esta vitamina para lucir una piel con un bronceado uniforme y saludable sin esfuerzo.

Conviene aclarar que dicha sustancia no está libre de contraindicaciones. De hecho, este tipo de suplementos no deberían ser suministrados a las personas fumadoras.

Beneficioso durante el embarazo

Los requerimientos de vitamina A de las embarazadas no superan a los de la población general. No obstante, es preciso asegurar un aporte adecuado de dicho nutriente durante todo el proceso de gestación. La vitamina A es de tipo liposoluble o soluble en grasa, por lo que se puede almacenar en el hígado y en el tejido graso.

La mejor forma de cubrir o garantizar las necesidades diarias de vitamina A de la embarazada y el futuro bebé es incorporar a la dieta alimentos que la contengan. Algunos de estos son: leche y derivados lácteos, yema de huevo e hígado de pescados.

El betacaroteno es precursor de la vitamina A. O lo que es lo mismo, permite sintetizar la vitamina A. Por lo tanto, consumir alimentos ricos en este flavonoide es una manera de asegurar el aporte de vitamina A.

Un aliado contra el cáncer

El interés que suscita este flavonoide radica en su actividad antioxidante contra los radicales libres. Parece que la inclusión en la dieta de alimentos con elevadas cantidades de carotenoides tiene un cierto efecto protector frente a determinadas enfermedades.

Diversas publicaciones recogen que la presencia en la dieta de alimentos ricos en dichos pigmentos colorantes es beneficiosa para prevenir algunos tipos de cáncer. Ahora bien, los resultados son contradictorios, puesto que en estudios en los que esta sustancia se ha empleado en altas dosis como suplemento muestran efectos adversos o perjudiciales.

Alimentos con betacaroteno

¿Cuáles son las fuentes alimenticias de este flavonoide? Se encuentra en:

  • Vegetales
  • Hortalizas
  • Frutas de color rojo, amarillo y naranja
  • Vegetales verdes, como: acelgas, berros, espinacas, borraja, coles de Bruselas, brócoli…

El betacaroteno abunda en: 

  • Zanahorias
  • Boniato
  • Calabaza
  • Mango
  • Papaya
  • Tomate
  • Pimientos
  • Mandarina
  • Albaricoques
  • Cerezas
  • Melocotón.

¿Qué puede provocar el exceso de este flavonoide?

El betacaroteno que se ingiere a través de los alimentos, incluso en cantidades elevadas, no se considera nocivo o perjudicial para la salud. Ahora bien, un aporte excesivo en forma de suplemento puede resultar tóxico. Por lo tanto, no se recomienda hacer uso de los mismos sin prescripción médica.

Algunas investigaciones señalan que, en altas dosis, los suplementos de antioxidantes  incrementan el riesgo de ciertos tipos de cáncer, así como la probabilidad de fallecimiento.