¿Qué leche necesita mi bebé?

Es muy importante que el pequeño tenga un aporte adecuado de proteínas en su alimentación para que crezca sano. Elegir una leche adecuada es la base para cuidar el desarrollo del bebé.

Si hablamos de la mejor leche para el bebé, sin duda tenemos que decir que es la leche materna. Amamantar al bebé durante sus primeros meses de vida hasta que pueda ingerir otro tipo de alimentos es la mejor opción. No solo lo decimos nosotros, es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Bien es cierto, que por diferentes motivos cada vez es más común que las madres no puedan darle el pecho al bebé. Existen diferentes causas como la falta de leche, muchas veces la cantidad es insuficiente y no da para alimentar al niño. Otra causa habitual es la conciliación con el trabajo. Una vez que la mamá se incorpora es complicado realizar las tomas necesarias, aunque en este caso se puede extraer la leche y mantenerla bien conservada.

Pero no hay que preocuparse en exceso en caso de no poder darle el pecho a los más peques. En el mercado hay diferentes tipos de leche que se pueden adaptar a las necesidades de tu bebé. En la mayoría de casos están enriquecidas con ingredientes activos que favorecen el crecimiento del pequeño.

Mejores leches para bebés

Muchas mamás y papás no saben muy bien qué tipo de leche es la que mejor le vendrá a su hijo. Antes de intentar resolver esta incógnita debemos decir que no es recomendable que el bebé tome leche de vaca hasta que no tenga más de un año y medio o dos años de edad. La gran cantidad de ácidos grasos y proteínas que contiene esta leche y especialmente la falta de hierro pueden provocar problemas digestivos y anemia en el bebé.

Para elegir la mejor leche para tu hijo tienes que conocer sus necesidades. Es importante que sepas que cuando un bebé es amamantado recibe los nutrientes y aportes de energía necesarios para estimular sus defensas y desarrollar correctamente el sistema digestivo y cognitivo entre otros. Por esto necesita una leche que contenta los ingredientes necesarios para realizar este aporte de fibras prebióticas, ácidos grasos, nucleótidos, vitaminas y minerales.

Leches de farmacia como NutribénBlemil o Almirón están desarrolladas por expertos en nutrición infantil y por lo tanto con cualquiera de ellas puedes alimentar a tu pequeño de forma segura. Todas tienen fórmulas anticólicos. Dentro de estas tres marcas hay una gran variedad de productos para elegir el que más se adecue a las condiciones del niño.

De cero a seis meses hay tantos tipos de leches para bebés porque cada producto se adapta a las condiciones del pequeño. Son muchos los lactantes que sufren intolerancia a la lactosa o presenta algún tipo de alergia a esta sustancia. Para los recién nacidos con este problema se recomienda Nutribén 1 sin lactosa. Para aquellos que sufren estreñimiento, existe Blemil Plus 1 AE que ayuda a prevenirlo. Si el lactante padece regurgitaciones le vendrá muy bien la leche de Almirón 1AR Anti-regurgitaciones.

Luego están las leches de continuación para que pasado el periodo de lactancia el pequeño de la casa siga alimentándose correctamente. También hay de diferentes tipos en función a las necesidades de los niños

Todos los productos que hemos mencionado tienen los nutrientes necesarios que necesita el pequeño para crecer fuerte y sano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here