Se acercan las fechas clave para ir pensando en la necesidad de proteger nuestra piel del sol. Como sabemos, el cambio climático ha provocado que la época de estío se amplíe, y que la incidencia del sol sobre nuestra piel sea mayor.

Como todo en este mundo, encontrar el equilibrio es la clave para obtener los beneficios y no sufrir las consecuencias del exceso. Una situación similar ocurre cuando nos exponemos al sol diariamente. Por ello, aunque en muchas ocasiones te advertimos de las temibles consecuencias de tomar el sol en exceso o tomar el sol sin protección, no es tampoco nada ventajoso dejar de tomarlo drásticamente.

¿Por qué debemos tomar el sol?

En primera instancia, se debe tener en cuenta que el sol es la principal fuente de vitamina D. Este activo será metabolizado en los riñones para transformarse en su forma activa y, de tal modo, contribuirá eficazmente en la absorción y depósito del calcio en los huesos. Por otra parte, la vitamina D es imprescindible a la hora de materializarse la mineralización de los huesos y de los dientes.

Además, tal y como explica la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), uno de los principales beneficios de tomar el sol es la mejora del tono muscular, así como el aumento de la resistencia de forma generalizada. Asimismo, encontramos beneficios también asociados al aparato respiratorio, especialmente en aquellas personas que son asmáticas.

Se ha demostrado también que el sol favorece la dilatación de los vasos sanguíneos superficiales, aumentando la circulación de la sangre en la piel. Como consecuencia se reducen los niveles de la presión arterial. Este factor también está estrechamente relacionada con la vitamina D que obtenemos del sol, la cual reduce los niveles de la hormona paratiroidea.

¿Tomar el sol sin protección? Rotundamente no

Para preparar la piel para la exposición al sol, siempre se puede recurrir a la nutricosmética. En Dosfarma se puede encontrar numerosos complementos alimenticios que completan la protección de las cremas solares, aportando un extra de cuidado antioxidante.

Como se puede comprobar, tomar el sol ofrece multitud de beneficios, siempre y cuando se haga con responsabilidad. ¿Has pensado en tomar el sol sin protección? Se deben tener presentes las complicadas quemaduras así como el enrojecimiento que se deriva de tomar el sol en exceso. Existe la concepción errónea de que aplicando after-sun la piel se regenerará sin problemas. O lo que es peor: que con las siguientes exposiciones solares, con las que la piel alcanza un tono tostado, estará acostumbrada a quemarse. También hay quien piensa que la piel siempre debe pasar por una quemadura total, en la que el enrojecimiento es especialmente desagradable. Nada más lejos de la realidad y de la correcta concepción de salud.

Al tomar el sol, la piel se expone a la radiación ultravioleta, especialmente las de tipo UVB y las de tipo UVA. Estas radiaciones pueden provocar en la piel una mutación en el material genético y evitar que estas puedan repararse, es decir, hablamos de la aparición de células cancerígenas o del proceso de la carcinogénesis. El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en el mundo, y las cifras continúan aumentando sin piedad. En nuestra propia mano está la opción de protegernos adecuadamente.

Sesderma te ayuda a quedarte con lo bueno del sol

Asimismo, además de las quemaduras, el daño a la piel o la aparición de enfermedades tan graves como el cáncer, el sol puede acelerar el envejecimiento de la piel de forma sorprendente. Los rayos UVA afectan a la capa subcutánea, alterando las estructuras de las fibras de colágeno y elastina. La piel se arruga, aumenta el grosor y su textura se vuelve mucho más ruda.

En líneas generales, socialmente se está adquiriendo más conciencia sobre los efectos del sol, pero existe la tendencia de no aplicar protector durante todo el año o de no visitar al dermatólogo para realizar un chequeo médico. Por ello, es esencial no dejar de protegerse nunca.

Para ello, la marca Sesderma ofrece multitud de productos, variados y específicos para diversas problemáticas cutáneas, al igual que recomienda encarecidamente reconocer el tipo de piel y sus necesidades. En función de las características de la dermis, se escogerá una u otra opción dentro de su gama. Aquí van algunas de las sugerencias de Sesderma:

  • Sesderma Azelac RU Fluido Luminoso SPF50 50ml: un protector solar facial con factor SPF50, que protegerá tu piel frente a rayos UVA y UVB. Está recomendado para todo tipo de piel, en adultos. Su textura es ligera, y su acabado es no graso.
  • Sesderma Fotoprotector Spray Corporal SPF50+ 200ml: en este caso, hablamos de un protector solar en spray con 200 ml, para la piel del cuerpo. Su aplicación es muy cómoda, y también cuenta con un factor SPF50+, para una completa protección.

2 Comentarios

Comments are closed.