Un día te despiertas y no sabes por qué, pero sientes que te arde la boca al hablar, comer, tragar y/o hacer cualquier movimiento. La curiosidad te puede, te acercas al espejo buscando la zona donde sientes el dolor y ¡voila! Encuentras una llaga (puede ser grande o pequeña, depende) que parece haber aparecido de la noche a la mañana y no sabes cómo hacer para tratarla. Amigo mío, tienes un afta y debes empezar a tratarla para que remita en el menor tiempo posible y vuelvas a disfrutar de tu día a día sin inconvenientes.

¿Qué son las aftas?

En este momento puede que estés en el punto de preguntarte qué es un afta y por qué te ha aparecido de pronto. No te preocupes, estas irritaciones en la zona bucal son las enfermedades bucodentales que se presentan con más frecuencia, incluso más que las caries. Por suerte para ti, se pueden tratar y eliminar, devolviendo la calma y un perfecto estado a nuestra boca. Normalmente, las aftas se caracterizan por ser pequeñas, unos 5mm de tamaño, tienen un color blanquecido y están rodeadas por un área roja. Pueden aparecer en el interior de la boca, en los labios, la lengua, el paladar o en la base de las encías. Debes saber que no son contagiosas, así que los demás no tienen que preocuparse, ni debes aislarte.

Aunque no nos demos cuenta y pueda parecer que estas llagas aparecen por arte de magia, son provocadas por diversas causas a las que no solemos estar atentos y pasamos desapercibidas. Entre estas causas tenemos:

  • Roce de la dentadura con la piel durante el masticado.
  • Posibles alergias alimenticias.
  • Productos químicos propios de artículos de higiene bucodental.
  • Alimentos a altas temperaturas.
  • Posible infección.
  • Trastornos hormonales.
  • Mayor frecuencia entre los fumadores.
  • Situaciones de alto estrés.

Ahora que ya sabes los motivos por los que este problema puede haber surgido, no viene mal tener en cuenta los síntomas que presentan. Destacan:

  • Heridas de color blanco.
  • Sensación de dolor constante.
  • Posible fiebre o malestar.

Aunque estos síntomas suelen darse cuando el afta ya está en nuestra boca, se pueden tener en cuenta a la hora de disminuir la profundidad y el tamaño. Esto, además, nos ayudará a reducir el tiempo de recuperación y nos mantendrá con las menores molestias y malestares posibles. Mantener un buen cuidado bucal siempre afectará, positivamente, a la hora de reducir riesgos.

Formas de tratar las aftas

Aunque estas llagas desaparecen con el tiempo, es importante seguir una serie de tareas para que se retiren lo antes posible y podamos volver a disfrutar de nuestro día a día sin dolores o molestias. Mantener una buena higiene bucal es un buen argumento para que estas irritaciones se retiren lo antes posible y ocasionen menos problemas.

Se recomienda utilizar colutorios y enjuagues bucales especiales o agua con sal para favorecer el proceso de recuperación. Es importante tener en cuenta que los productos con alcohol pueden producir irritaciones y ralentizar el proceso de recuperación. Otras formas de llevar un tratamiento de aftas de manera que mantengamos una buena higiene bucal y una correcta alimentación es aumentar el consumo de frutas y verduras, consumir alimentos ricos en Omega-3 y vitamina C, así como evitar la ingesta frecuente de alimentos excesivamente calientes. También puedes aplicarte, de forma espontánea, un bastoncillo de algodón con una mezcla de agua y agua oxigenada.

Mejores productos para combatir las aftas

Aunque pueden tratarse de manera natural, o incluso dejar que pase el tiempo hasta que sanen, es normal que una vez aparecen queramos eliminarlas. En DosFarma queremos proponerte una serie de artículos que te ayudarán a combatir las aftas y hacer que te encuentres mejor en el menor tiempo posible.

Con Urgo Aftas Spray podrás aliviar el dolor que estas llagas producen y acelerarás el proceso de sanación. Además es fácil y rápido de aplicar. Como hemos mencionado anteriormente, el uso de colutorios especiales es una buena elección a la hora de combatir estas infecciones y mantener una buena higiene bucodental. Te presentamos así Isdin Bexident Aftas.

Una vez que ya sabes cómo aparecen, las formas que hay para tratarlas y cuánto tiempo deberás esperar, no tienes que preocuparte la próxima  vez que tengas una llaga bucal ya que estarás totalmente preparado para combatirla y sanarla en el menor tiempo posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here