Bultos en el pecho en la lactancia: qué son y cómo aliviarlos

Durante la lactancia se producen obstrucciones de leche materna acumulada en los conductos galactóforos, generando bultos en el pecho que deben ser tratados.

0
1629
bultos en el pecho en la lactancia qué son

Amamantar a un bebé es un proceso natural que se produce entre madre e hijo, aunque en ocasiones no se realiza de la manera adecuada. De hecho, existen ciertas alteraciones, como los bultos que aparecen en el pecho durante la lactancia, que pueden complicar dicho proceso. Desde DosFarma, ponemos información y solución a esta afección leve pero muy característica en las madres.

¿Qué son los bultos en el pecho durante la lactancia?

Si el proceso de amamantar no se realiza de la manera correcta, es posible que la leche se congestione en los ductos y provoque una congestión localizada de leche materna.

Este fenómeno genera bultos en el pecho durante el proceso de lactancia, y también puede aparecer si el proceso de vaciamiento no se hace por completo; o bien si el sujetador se encuentra muy apretado y no contribuye a la circulación en la zona de las mamas.

¿Se puede prevenir la aparición de estos bultos?

Para evitar la aparición de estos bultos, se recomienda aplicar frío en el pecho mientras el bebé no está lactando. Esto contribuye a que la zona se desinflame y mejore la circulación. No obstante, la práctica ideal pasa porque la mujer quede atenta a su posible formación, ya que, de esta forma, se podrá dirigir al pequeño hacia la zona afectada y que así ayude a vaciar la zona obstruida.

¿Qué síntomas causan los bultos en el pecho durante la lactancia?

Normalmente, los bultos que aparecen en el pecho durante la lactancia tienden a producir dolor y enrojecimiento. Si no se atienden rápidamente, pueden derivar en una posible mastitis, o incluso generar una infección.

Hay madres que presentan intensos dolores cuando aparecen dichos bultos. En ese caso, lo primordial será comunicarlo al especialista, quien proporcionará el tratamiento adecuado. Sin embargo, es importante aclarar que, si se procede al vaciado de leche materna, el dolor desaparecerá durante un espacio corto de tiempo -unas horas, aproximadamente-. Estas molestias pueden durar aproximadamente 3 días, y su intensidad se puede incrementar cuando el pecho vuelve a llenarse de leche materna.

Las zonas más propensas a acumular estos bultos son las que se encuentran cerca de las axilas. Es importante estimular y ‘educar’ al pequeño bebé, para que así vacíe toda la leche materna acumulada antes de cambiar de pecho. En caso de producir más leche de la que el pequeño necesita, puede drenarse de manera manual mediante masajes o con el uso de un sacaleche.

¿Cómo tratar estos bultos en el pecho?

Para proceder al vaciado de la mama, y evitar así los bultos generados en los conductos galactóforos, se suele prescribir la utilización de un sacaleches. En teoría, puede utilizarse cualquiera, ya sea manual o eléctrico. Estos son algunos ejemplos:

Mejores sacaleches eléctricos

Nuk Sacaleche Eléctrico Primera elección

Este es un modelo electrónico, indicado especialmente para acelerar el proceso de succión. Gracias a sus indicadores LED, se puede verificar la potencia y el ritmo de la extracción, con cuatro opciones diferentes en cada categoría que se adaptan a las necesidades de cada madre. Además, la almohadilla de silicona garantiza una mayor comodidad.

Medela Swing Maxi Flex Sacaleches Extractor Eléctrico

Cuenta con la tecnología 2-Phase Expression, la cual simula el comportamiento de la succión del bebé haciendo que el uso del sacaleches sea más cómodo para las madres. Este modelo permite succionar la leche de ambos senos al mismo tiempo. Además, incluye 2 biberones con tapa de 150 ml.

Mejor sacaleches manual

Chicco Sacaleche Manual

Se caracteriza por ser suave, práctico y eficaz. Su diseño permite prolongar la lactancia tanto como sea posible. Además, posee un mango con forma ergonómica que facilita la extracción sin esfuerzo. Este modelo tiene una copa de silicona que envuelve el pecho con delicadeza para facilitar la extracción: la madre puede controlar la velocidad, intensidad y duración de la succión, al igual que el tiempo de pausa.

Artículo anteriorElimina las marcas y cicatrices del acné: tratamientos para adolescentes y adultos
Artículo siguienteAcné hormonal: tratamiento y síntomas en adultos y adolescentes

Farmacéutica titulada Nº colegiada: 3422

Farmacéutica especialista en Nutrición Infantil y Ansiedad en Dosfarma

Experiencia laboral

Mientras cursaba el Grado en Farmacia, Amanda realizó prácticas laborales en las que adquirió habilidades en el campo de la atención farmacéutica, la atención hospitalaria, la concienciación sobre enfermedades (como la diabetes) o la consulta en dermocosmética. Durante esta formación, tomó responsabilidades en la gestión de personal, distribución de productos o formación de comerciales. Hoy ejerce como farmacéutica, llevando a cabo una atención farmacéutica tanto personal como digital, acorde con las necesidades y métodos actuales.

Formación

Amanda posee el Grado en Farmacia por la Universidad de Murcia, titulación que cursó entre los años 2012-2017. Tras ello, finalizó el Master 'Bioenterprise' de la Universidad de Granada, adquiriendo conocimientos en: gestión de empresas, detección de oportunidades de negocio o biología molecular. En su formación complementaria, ha superado algunos cursos, como los siguientes: Curso SEFAC 'Nutrición Infantil'; Curso 'Test de detección del coronavirus SARS-CoV-2'; Curso del COFRM sobre 'Diagnóstico y detección de COVID-19 mediante test de antígenos en la Farmacia'; o Curso de 'Atención Farmacéutica en Ansiedad', por el Colegio de Farmacéuticos de Granada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here