Gripe en el embarazo: ¿Es peligrosa?

Las mujeres embarazadas son más propensas a contraer gripes contagiosas y agresivas, por lo que tomar diversas medidas es esencial para evitar sus riesgos

0
1493
Gripe en el embarazo riesgos y peligros

Dos mujeres de la misma edad: una embarazada, otra no. El sistema inmune de la primera presentará más dificultades que el de la segunda para combatir cualquier infección. Por ello, la gripe en el embarazo puede resultar peligrosa, y hay información importante que descubrir al respecto.

Sistema inmune y gestación

Estar embarazada no implica ser frágil y vulnerable. De hecho, durante esta etapa las defensas del sistema inmunológico aumentan y el flujo sanguíneo circula más rápido, lo que se ve reflejado de manera positiva en el metabolismo. Sin embargo, al referirse a la gripe en el embarazo o a un mero resfriado, la situación puede cambiar.

A pesar de que el sistema inmune de la mujer se refuerza de manera natural durante la gestación, sí suelen existir deficiencias en su alimentación. En esta etapa puede exponerse a cambios bruscos de temperatura, convirtiéndose en una presa fácil para ciertos virus. Estos mutan cada año, por lo que son difíciles de bloquear incluso con la vacuna antigripal.

Entre las complicaciones que pueden afectar a una de cada ocho mujeres embarazadas que contraen gripe, se encuentran:

  • Bronquitis.
  • Neumonía.
  • Asma.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe durante el embarazo?

Es indiferente estar o no embarazada, ya que los síntomas de la gripe en el embarazo fuera de él serán los mismos en cualquier caso. Los más habituales suelen ser:

  • Dolor de garganta.
  • Tos.
  • Secreción nasal y mucosidad.
  • Fiebre superior a 37,8 Cº.

Otros síntomas, aunque menos comunes, pueden ser los siguientes:

  • Dolor de cabeza.
  • Dolor corporal y muscular.
  • Vómitos y diarrea.

Ante cualquiera de estos síntomas, el diagnóstico de un especialista o médico de atención primaria resultará clave para establecer un tratamiento adecuado.

Riesgos de la gripe en el embarazo

Los riesgos de padecer gripe en el embarazo revisten gravedad, por lo que un tratamiento idóneo resultará fundamental para evitarlos. Principalmente, estos son dos:

  1. Las mujeres que experimentan fiebre alta, o incluso sufren neumonía, ven aumentado el riesgo de sufrir un parto prematuro.
  2. Las embarazadas muestran una predisposición mayor a sufrir cuadros de síntomas más graves que aquellas mujeres que no lo están. En todo caso, no existen evidencias de que el embarazo implique riesgos de sufrir estas infecciones graves.

La vacuna de la gripe en el embarazo

Los expertos coinciden en la necesidad de recibir la vacuna contra la gripe si la mujer está embarazada, o planea estarlo en próximos meses, ante los riesgos que puede implicar sufrir el virus durante la gestación.

Estos cuadros de síntomas graves pueden prevenirse tras inocularse la vacuna, y existen dos tipos de ésta:

  • Inyectable. Es la recomendada en mujeres embarazadas, ya que se inyectan células inactivas del virus.
  • Aerosol nasal. Su eficacia no está probada en embarazadas.

La vacuna de la gripe, ¿puede provocar daños en el feto?

Los centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sostienen que una embarazada puede inocularse la vacuna contra la gripe, pese a que ésta, normalmente, posee una pequeña cantidad de mercurio denominada tiomersal.

Este tipo de mercurio actúa como conservante de la vacuna, y algunos estudios han señalado que su inyección podría provocar autismo o hiperactividad en el feto. En todo caso, esos hechos no han sido clínicamente probados, aunque existen vacunas libres de conservantes.

Tratamiento para la gripe en el embarazo

Existen medidas de prevención de la gripe en el embarazo, para así evitar posibles complicaciones tanto en la madre como en su feto.

Es recomendable ingerir bebidas calientes en temporadas de invierno, así como estar siempre bien abrigada. Por otro lado, se debe evitar entrar en contacto con personas que presenten cuadros gripales. No se deben compartir vasos o cubiertos con otras personas, y la higiene de manos deberá ser exhaustiva, con jabón y agua tibia. También hay que evitar, en la medida de lo posible, tocar ojos, nariz y garganta.

En lo referente a los fármacos, los medicamentos para la gripe y el resfriado contienen más de un tipo de fármaco, y no está demostrada su total seguridad a la hora de administrarlos. Es mejor evitarlos en la medida de lo posible, especialmente durante los primeros 3 o 4 meses de la gestación.

Además, existen otras medidas complementarias a una adecuada alimentación, como la incorporación de complejos nutricionales que ayuden a mantener las defensas fuertes. Uno de estos productos es Lactoflora Cápsulas, que contiene las vitaminas más importantes a consumir durante el embarazo (B9, B6, B12, A y C). Además, ha sido formulado con probióticos y es apto para mujeres celiacas y diabéticas.

Otra de las opciones que ayudará a hacer frente a la gripe y que además podrá usarse cuando nazca el bebé es el Vicks Difusor eléctrico Aceites Esenciales Mentol, un dispositivo que ayuda a eliminar la congestión y secreción nasal. Funciona como un humidificador y usa pastillas formuladas con aceites esenciales conocidos por sus propiedades descongestionantes, como mentol, eucalipto, hojas de cedro y timol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here