¿Qué es el dolor de garganta?

El cambio de estación y de temperaturas es el principal enemigo del aparato respiratorio y, muchas veces, desencadena procesos virales que se hacen presentes por la congestión nasal o por el dolor de garganta. Este último se manifiesta a partir de distintos signos y síntomas como pueden ser, la sensación de picazón en la garganta, un dolor que se hace presente al tragar y dificulta la deglución, la inflamación y enrojecimiento de las amígdalas o el tener la voz ronca. Además, cuando sufrimos alguno de estos, es probable que venga acompañado de unas décimas de fiebre, tos productiva o seca, dolor de cabeza y congestión nasal.

Para prevenir el dolor de garganta producido por estas causas o por el padecimiento de una alergia, entre otras causas posibles que no conllevan virus, se deben realizar una serie de buenas prácticas que permitirán evitar la contracción del mismo o el contagio a otras personas, como son lavar las manos cuidadosamente y con frecuencia, tanto después de comer como de toser, para evitar el traspaso de virus y no compartir comida, vasos o cubiertos y el contacto con personas infectadas.

¿Qué remedios médicos hay para el dolor de garganta?

Entre los remedios para el dolor de garganta están los médicos, estos agrupan, en primer lugar, distintos principios activos que se nos recetan habitualmente, una vez ha sido diagnosticada la razón de la inflamación. Los más comunes para bajar la intensidad del dolor de garganta son, por un lado, el ibuprofeno, que funciona como un antiinflamatorio que inhibe la síntesis de las sustancias que producen la respuesta inflamatoria y además tiene una acción antitérmica, bajando la temperatura corporal y evitando la subida de la fiebre.

Por otro lado, el paracetamol actúa calmando el dolor y la inflamación local, pero no actúa directamente sobre esta última llegado a su raíz. Su ventaja sobre el anterior es que no precisa de la toma de un protector gástrico y  también es antitérmico, por lo que está recomendado en el caso de que el dolor sea una consecuencia de un proceso gripal.

Y, para los casos en los que este dolor de garganta forme parte de un proceso de amigdalitis vírica, se recomienda el principio activo de la Amoxicilina, un derivado de la penicilina, que funciona como antibiótico y frena el avance de los agentes patógenos que causan la infección, combinados según la gravedad y el estado de la infección con antiinflamatorios que no curan, pero alivian el dolor. Como complemento a estos se debe hidratar de manera abundante el cuerpo, para evitar que la garganta se seque y en los casos más graves, guardar reposo y tomar líquidos calientes.

¿Qué otros remedios hay para aliviar el dolor de garganta?

También es posible aliviar temporalmente el dolor de garganta con distintos tipos de remedios que están creados a partir de ingredientes naturales. El primero del que se puede hablar, son los caramelos como los que ofrecen marcas como Ricola o Juanola, disponibles en distintos sabores. Por ejemplo, entre los caramelos balsámicos de Juanola para suavizar el dolor de garganta están los de sabor fresa con hierbas mediterráneas, entre las que se cuentan la flor de manzanilla que tiene efectos suavizantes sobre el dolor, además de que contienen vitamina C que contribuye a reforzar el sistema inmunitario.

Otros remedios a los que se puede recurrir son los espráis o jarabes para la garganta, también creados a partir de extractos naturales y que deben contener al menos estos tres ingredientes para que sean efectivos: el propolis, un complejo que contiene polifenoles, flavonoides y diferentes vitaminas que actúan sobre la garganta para suavizarla, además de contribuir a la mejora de las defensas; la miel, cuya capacidad antiséptica es ideal para combatir las infecciones víricas que se asientan en las paredes de la garganta y, finalmente, el tomillo capaz de aliviar la tos y tratar síntomas del catarro como la congestión. Apivita o Arkopharma ofrecen este tipo de remedios que, muchas veces, resultan más agradables de tomar que los medicamentos y se pueden utilizar como medida preventiva en caso de que seamos proclives a contraer un catarro cada vez que llega el invierno o en combinación con estos ante los primeros síntomas.

Por ello, tanto para combatir como para aliviar el dolor de garganta, hay remedios médicos o naturales que nos evitarán un invierno de voz ronca y pañuelo en mano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here