Congestión nasal: remedios naturales para combatirla

Conoce algunos de las recetas de toda la vida para acabar con la congestión nasal producida por resfriados, rinitis, alergias u otras afecciones

0
7658
remedios para congestión nasal

Inhalar vapores de agua caliente con eucalipto durante unos minutos o dejar una cebolla partida en la mesita de noche, mientras se duerme. Aunque suene raro, son dos de los remedios naturales más conocidos para acabar con la congestión nasal.

Mejores remedios naturales para la congestión nasal

Por orden, estos son los remedios caseros de procedencia natural más utilizados y conocidos para aliviar la congestión nasal.

Vapores para la congestión nasal

Los vapores de eucalipto, o menta en su defecto, pueden ser un buen aliado para acabar con la congestión nasal, causada tanto por los resfriados como por las alergias.

Para ello, se deben poner unas hojas de eucalipto o menta en un cazo de agua hirviendo, a modo de infusión. Cuando deje de hervir, pero aún genere el suficiente vapor, se vuelca el contenido en un cuenco o similar. Con una toalla sobre la cabeza, se acercará la nariz hacia este vapor, intentando recoger bajo el hueco formado entre la cara, la toalla y el cuenco todo el vapor posible.

Habrá que respirar hondo para que las fosas nasales se abran y capten la mayor cantidad posible de vapor. Tan sólo serán necesarios unos 5 o 10 minutos de inhalación de vapores para notar el resultado. El vapor del eucalipto abrirá las vías respiratorias.

Cebolla

En dicho caso, habrá que coger una cebolla, la cual se debe partir en cuatro partes (mitad y mitad de las mitades) y colocarla sobre la mesita de noche, junto a la cama, dejándola toda la noche. Además, la cebolla es un antibiótico natural, por lo que tiene unos potentes efectos antiinflamatorios.

Menta

Es utilizada para la descongestión. Puede ingerirse en té o infusión. Tiene propiedades antisépticas y expectorantes, por lo que también aplacará la congestión de la garganta.

Infusión de hierbas

Otro remedio efectivo para la congestión nasal suele ser la preparación de una infusión de laurel, salvia y canela, aunque su olor no sea especialmente agradable. Es importante colar la infusión antes de beberla.

Vinagre y miel

Otra opción, aunque menos conocida, es mezclar vinagre de manzana (dos cucharadas) con miel (también dos cucharadas) en un vaso de agua. Tras dejarlo reposar durante 3 minutos, habrá que beberlo después.

Productos para la congestión nasal

Y si nada de esto funciona, o no convence, siempre pueden hacerse lavados con un nebulizador de agua de mar. Algunos de los sprays de agua de mar más vendidos son los de la marca Rhinomer. Los hay de diferentes fuerzas e indicados según la edad y la patología. Estos serían:

  • Rhinomer Baby: para bebés desde el primer día de vida.
  • Rhinomer 1: para niños a partir de 1 año y adultos. Es de fuerza suave.
  • Rhinomer 2: para niños a partir de 2 años y adultos. Es de fuerza media.
  • Rhinomer 3: para niños a partir de 6 años y adultos. Es de fuerza intensa.

Consejos para evitar la congestión nasal

Además, para aliviar los problemas generados por la congestión nasal, es recomendable dormir de lado; la utilización de humidificadores en la estancia; beber mucha agua, para ablandar la mucosidad y así expulsarla más fácilmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here