Seas ya adulto, adolescente o un niño, el frío nos llega a absolutamente a todos y en consecuencia todos solemos recaer. Este año nos hemos propuesto caer en sus garras muchos menos que el anterior invierno. ¿Cómo? Vamos a prepararnos con los mejores complementos alimenticios que refuercen nuestro sistema inmunitario. Seguro que encuentras aquí el que más te conviene.

Complementos alimenticios para adultos

Nuestro sistema inmunitario está básicamente preparado para protegernos de las infecciones que intentan atentar contra la integridad de nuestra salud. La vitamina C es uno de los ingredientes esenciales durante los meses de invierno, con especial atención a la relación con el resfriado común. Redoxón Vitamina C es un complemento alimenticio de Redoxón con vitamina C que protege al sistema inmunitario de los procesos consecuentes del frío. La vitamina C protege las células frente al daño oxidativo. Además contribuye la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de la piel y favorece la absorción del hierro.

De la mano de Solgar contamos con otro complemento alimenticio, preparado sin gluten, sin trigo ni lactosa. Se trata de Solgar Aceite Orégano Silvestre 60 Cápsulas Blandas. favorece el funcionamiento de nuestro sistema inmunitario. El Aceite de Orégano posee toda una serie de propiedades antibacterianas, antiparasitarias y antifúngicas. Es decir, este aceite se emplea en el tratamiento de gripes, resfriados, asma y bronquitis por sus propiedades expectorantes, estimulantes de la sudoración y antitusivas. Además, este aceite también actúa como estimulante favoreciendo los procesos digestivos, aliviando las migrañas, especialmente las de origen nervioso.

Evita los resfriados en los más pequeños

Fortalecer el sistema de defensas de los más pequeños de la casa también es una apuesta segura de cara al invierno. En el caso de los niños la toma de complementos alimenticios puede volverse más ardúa, por ello siempre es conveniente utilizar productos que les gusten y con sabor que les agrede. Como por ejemplo, Propolbaby Sabor Fresa 80 Tabletas Masticables. Se trata de una serie de tabletas masticables de própolis y equinácea con forma de osito y con sabor a fresa, ayudan a las defensas de los niños. Está indicado para niños con más de 4 años. Los niños de entre 4 y 8 años, tomar entre 3 y 5 ositos diariamente. A partir de los 8 años podrá tomar más de 5 ositos al día.

Es posible que a los más pequeños les cueste o simplemente no les agrade la toma de comprimidos. Mientras se van adaptando a la toma de estas puedes optar por utilizar el complemento alimenticio en un cómodo formato de jarabe. Como el que nos presenta Aquilea Kids Própolis 150ml. Este jarabe está preparado con una rica base de Própolis, una sustancia elaborada naturalmente por las abejas, combinado con equinácea, tomillo, llantén para las vías respiratorias y vitamina C, que ayuda a mantener las defensas naturales para combatir las agresiones externas en épocas de frío.

Además, este complemento también va dirigido a los niños en épocas de falta de apetito y/o insuficiencias alimentarias provocadas por desequilibrios en las dietas. También se puede aportar como suplemento alimenticio en etapas de crecimiento o en periodo escolar. Está recomendado para niños con más de 3 años. Los niños de 3 a 5 años, tomarán 5ml (una cucharada de postre) al día. Se recomienda tomar junto al desayuno. Los niños mayores de 5 años tomarán 10ml (dos cucharadas de postre) al día. Se recomienda también tomarlo junto al desayuno.

Como has podido comprobar hay diversos tipos de complementos alimenticios elaborados con una poderosa selección de ingredientes dedicados a la protección y refuerzo de nuestro sistema de defensas. ¡Que este invierno no te afecte el frío!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here