Las infecciones urinarias son muy frecuentes en las mujeres, aunque también pueden afectar, en menor medida, a los hombres. Llegado el momento, nos suele surgir la duda de cómo actuar sobre ella y, sobre todo, de cómo tratarla. Desde DosFarma, en colaboración con Arkopharma y gracias a su gama de productos Cis-Control, brindamos toda la información que se necesita saber, así como unos consejos para detectar la llegada de la infección de orina y saber cómo actuar ante ella.

¿Qué es una infección de orina?

Es un tipo de infección que se produce en las vías urinarias. Las mujeres son más propensas a contraer este tipo de infección que los hombres, y suele ser bastante dolorosa y molesta. Además, puede ocasionar consecuencias graves si se llega a extender a los riñones.

Algunas personas suelen tener mayor riesgo de contraerlas. En el caso de las mujeres, ocurre porque la uretra es más corta y está mas cerca del recto, lo cual facilita el ingreso de bacterias en las vías urinarias.

¿Cuáles son sus síntomas?

Las infecciones urinarias no siempre causan síntomas, pero cuando lo hacen, suelen tener una serie de síntomas muy comunes:

  • Necesidad constante de orinar y sensación de ardor.
  • Orinar con frecuencia y en pequeñas cantidades.
  • Orina de color turbio.
  • Orina con una pequeña cantidad de sangre.
  • Presión en la parte inferior del abdomen.

Existen muchos microorganismos que pueden causar este tipo de infecciones, y que van variando según la edad y la persona.

Entre los 20 y los 50 años, son hasta 50 veces más frecuentes en mujeres que en hombres. En los años posteriores, tienen la misma frecuencia en ambos sexos, aunque en el caso de los ancianos suelen producirse con mayor asiduidad en los hombres.

Consejos para prevenir la cistitis

  • Beber abundante agua a lo largo del día, lo que impide el crecimiento de bacterias.
  • Utilizar el papel higiénico de delante hacia atrás, ya que de lo contrario las bacterias del ano pueden llegar a la vagina.
  • Ducharse en lugar de bañarse, para evitar el contacto con el agua sucia.
  • Limpiar cuidadosamente la zona genital después de mantener relaciones sexuales.

Los mitos más comunes sobre la infección de orina

Como ocurre prácticamente con cualquier afección o patología, los mitos existen y se expanden con pasmosa facilidad. En el caso de la infección de la orina, estos son los más habituales que podemos escuchar o leer:

1.- La cistitis se contagia mediante la práctica sexual en pareja. Debido a la proximidad de la uretra, el contagio de bacterias se hace mucho más posible cuando practicamos sexo. Esto se conoce como cistitis poscoital. Sin embargo, las relaciones íntimas no provocan sí o sí una infección de orina, siempre y cuando mantengamos las medidas de higiene convenientes.

2.- Una infección de orina es provocada por una mala higiene. Lo cierto es que aunque se mantenga una higiene correcta, la posibilidad de contraer una infección no desaparece. También es cierto que una mala limpieza puede favorecer la proliferación de la bacterias, así como también un exceso de higiene o no utilizar un gel con pH adecuado.

3.- Solo padecen cistitis las mujeres. Sí es cierto que son las mujeres quienes más padecen esta infección, pero los hombres no quedan exentos. Ellos la padecen mucho menos, porque las bacterias tienen que recorrer en su caso un mayor camino hasta poder afectar a la vejiga.

4.- No se debe hacer nunca pis en un baño público. Aguantar la orina es una de las posibles causas que provoca la infección de orina, por lo que este mito ha provocado todo lo contrario. Aunque algunos baños insalubres no son los adecuados y pueden favorecer la proliferación de bacterias, los baños públicos suelen encontrarse limpios y aptos para su uso.

5.- La infección de orina es una enfermedad de transmisión sexual. No se va a contagiar a la pareja por practicar sexo. Sin embargo, la infección de orina provoca molestias en las relaciones íntimas y podría empeorar los síntomas. Por ello, es recomendable acudir a un médico antes de mantener relaciones.

Cis-Control, la gama de complementos alimenticios de Arkopharma para prevenir la cistitis

Por la mayoría es sabido que una importante cantidad de elementos naturales pueden proporcionar una interesante capacidad preventiva ante las infecciones de orina. Se trata, por tanto, de una opción más que interesante (casi obligada) para aquellas personas que suelen tener cistitis de manera recurrente.

Es el caso de Laboratorios Arkopharma, que gracias a su gama de complementos alimenticios Cis-Control, ofrece diversas opciones para combatir la infección de orina, así como para prevenirla. Hasta cuatro productos distintos ofrece esta marca, todos ellos destinados a favorecer el correcto funcionamiento del sistema urinario gracias a sus componentes activos, de origen vegetal. De tal modo, estos complementos Cis-Control están específicamente diseñados para eliminar las ganas persistentes de orinar o las molestias que la micción puede generar. Estos varían, fundamentalmente, en algunos componentes de su formulación, ya que su finalidad es idéntica en todos los casos:

  • Arkopharma Cis-Control Cranberola: a base de arándano rojo americano y extracto de uva, aporta unos 150 mg de proantocianidinas al día, un compuesto que se adhiere a las células infecciosas, disminuyendo su efecto nocivo sobre el tracto urinario.
  • Cis-Control Cranberola Plus: formulado a partir de brezo, cranberry o arándano rojo y extracto de uva, contribuyendo así al funcionamiento normal de las vías urinarias.
  • Cis-Control Stop: cuantiosos aportes de arándano rojo, D-Manosa y extracto de brezo. Agradable sabor a frambuesa, idóneo para favorecer la eliminación o retención de líquidos.
  • Arkopharma Cis-Control Cranberola Flash: por último, la gama Flash ofrece una doble combinación reforzada y un periodo de acción de solo cinco días. Cuenta con cuatro aceites esenciales distintos para ello: niaouli, canela de ceylán, romero y ajedrea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here