Manchas en la piel. ¿Un problema estético?

Las manchas que aparecen en la piel después de una exposición continua a los rayos del sol se llaman lentigos. Estos se pueden producir luego de quemaduras solares previas. Posiblemente durante la infancia o la adolescencia. También aparecen, tras una exposición reciente aparecen como “pecas grandes”. Con el paso del tiempo van aumentando su tamaño y cantidad hasta hacerse más oscuras.

Puesto que aparecen en el rostro, cuello, escote y manos tienden a no verse muy estéticas. Estas manchas se localizan en las capas más superficiales de la piel. Esto permite a los dermatólogos eliminarlas fácilmente con tratamientos profesionales o con tratamientos de usos caseros. Su pigmentación es de color marrón homogéneo, tienen bordes irregulares y son planas. En muchos casos, la aparición de estas manchas no solo constituye un problema estético, sino también de autoestima. Por ello, es imprescindible saber escoger un buen tratamiento.

¿Por qué aparecen estas manchas después del verano?

Las manchas cutáneas aparecen después de una exposición fuerte a los rayos del sol. En nuestro caso es después del verano, pues contamos con las cuatro estaciones. Las células que generan el pigmento de la piel, los melanocitos se activan como una reacción a la radiación ultravioleta. Entonces, comienzan a generar más melanina para proteger al cuerpo de los efectos nocivos de los rayos solares.  En consecuencia comienzan a salir manchas en la piel, tal como lo ha señalado el dermatólogo del Grupo de Dermatología Pedro Jaén, Adrián Alegre.

Las personas más afectadas son aquellas de piel blanca. Por esta razón, todos los dermatólogos recomiendan el uso diario de un protector solar de amplio espectro. Estas manchas son frecuentes en adultos mayores de 50 años. Sin embargo, debido a la gran exposición solar a la que muchas personas están sometidas, es posible que aparezcan en jóvenes.

¿Cómo eliminar las manchas producidas por la exposición a los rayos del sol?

Hay varios tratamientos que se pueden usar para eliminar las manchas de la piel. Están los profesionales que se deben hacer exclusivamente con dermatólogos o profesionales calificados, estos incluye: láseres,  crioterapia y peelings. Y los caseros que constan de una gran variedad de cremas y tratamientos de uso cosmético que pueden ser aplicados sin la supervisión de un dermatólogo.

Los tratamientos con láser si no se aplican de la manera correcta pueden generar quemaduras y a su vez manchar la piel.  La crioterapia también puede ocasionar lesiones puesto que se utiliza nitrógeno líquido para destruir las células y exfoliar la piel. De hecho, este tratamiento no se recomienda en personas con piel sensible. Y los peelings pueden producir cicatrices si no se realizan correctamente, tal como lo ha señalado el dermatólogo, Ramón Grimalt.

Por otro lado, Grimalt afirma que las cremas o los tratamientos de uso casero pueden generar buenos resultados, pues no son tan peligrosos y no se corre el riesgo de quemarse la piel. La recomendación es buscar cremas que bloqueen la producción de melanina y que promueven la renovación de las células. Las exfoliaciones cutáneas son muy recomendadas en estos casos y se pueden hacer desde casa. También se recomienda usar productos ricos en Vitamina C y Vitamina E, además de antioxidantes, pues estos tienen la capacidad de eliminar el daño producido por los rayos del sol.

En DosFarma te recomendamos Caudalie Vinoperfect Sérum Resplandor Antimanchas 30ml. Este producto combate las manchas y arrugas del rostro y a su vez, genera una barrera protectora contra los rayos solares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here